El suplicio del agua

Publicado: octubre 3, 2014 en Tortura
Etiquetas:, ,

Entre los suplicios más atroces estaba, y está, el del agua. La victima es inclinada con los pies hacia abajo y obligada a engullir inmensas cantidades, generalmente por medio de un embudo en la boca mientras la nariz era tapada, lo cual fuerza a tragar todo el contenido del embudo antes de poder respirar una bocanada de aire. Sólo el terror de la asfixia repetida infinitas veces, es de por sí un tormento angustioso.

Torture of Brinvilliers, 17th Century

Cuando el estómago se distiende se hincha de manera grotesca, se inclina la victima con la cabeza hacia abajo, la presión contra el diafragma y el corazón ocasiona estados de sufrimientos inimaginables, sufrimientos que el verdugo aumenta golpeando el abdomen.

Este tratamiento se aplica ampliamente hoy en día porque es fácil de suministrar y no deja marcas delatoras.


BIBLIOGRAFÍA

Museo de la Tortura. Santillana del Mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s