Archivos para diciembre, 2014


Uno de los elementos que aportan mayor vistosidad a los escudos heráldicos es su destacado colorido. El termino heráldico correcto para denominar la gama cromática de los escudos es el de esmaltes.


 Los esmaltes

Se dividen en dos tipos:

  • Los metales, que son el oro y la plata, representados por amarillo y blanco.

metales

Y los colores: 

    • Gules (rojo): Viene del “Giul” o “Ghiul”, en turco rosa, o del nombre de una planta análoga al azafrán llamada por los árabes y los persas gules.
    • Azur (azul): Se denomina en árabe “Lazurd”, y este a su vez en persa “Lachuard”. La voz turca “Arurt” es sinónimo de azul.
    • Sinople (verde): Este nombre se debe a la tierra hallada en la ciudad de Sinope, que disuelta en agua producía un buen tinte de color verde.
    • Púrpura (morado): Viene de la “púrpura”, molusco gasterópodo marino, cuya concha, que es retorcida y áspera, tiene la boca ancha con una escotadura en la base. Con un líquido que segrega este molusco, en pequeñas cantidades se preparaba este tinte de color púrpura, resultando carísima su obtención.
    • Sable (negro): Viene del nombre de una especie de marta, de pequeño tamaño, del género Mustela L, llamada en alemán “Zobel”, marta sublime, y de ahí viene el nombre de la palabra sable.

Colores

 

Colores 2

 


 Los forros

Son representaciones textiles que en su origen medieval también podían entrar en la composición del escudo, forrando literalmente campos o piezas mediante el recorte o encolado.

 Se dividen en dos tipos:

  • Los armiños, que representan la piel del armiño, de color blanco con una breve pincelada negra en la punta de su cola. Si el fondo aparece negro con manchas blancas, se habla de contraarmiños.

Colas de armiño

Tipos de Armiños.

  • Los veros, representan un tipo de tela muy común en el medievo, resultado de coser en hileras unas figuras semejantes a campanas, alternando sus colores, se presenta habitualmente alternando azur y plata. Variantes en la alineación de las hileras dan lugar a los veros en punta, a los veros en onda y a los contraveros.

forros


Diferenciación entre Metales y Colores

La diferenciación entre metales y colores resulta capital, pues sirve para aplicar la primera norma de la heráldica: Nunca se debe poner color sobre color ni metal sobre metal. Esto es, se puede componer un escudo con campo de oro y figuras en azur. O campo de gules con piezas de plata. Pero será incorrecto colocar oro sobre plata o azur sobre gules. El púrpura, excepcionalmente, puede casar con metales y colo-res sin contravenir la norma. La alternancia de color y metal permite una mayor visibilidad de las armas a distancia, lo que en el primitivo origen de la heráldica resultaba vital en el campo de batalla.


Representación de Metales y Colores en blanco y negro

PIETRA


 Proporciones para dibujar los forros dentro del escudo

vero medidas

VEROS

armiños medida

 ARMIÑOS 


BIBLIOGRAFÍA

Taller de Heráldica, como diseñar y describir un escudoJuan Antonio Vivar de Riego.

Heráldica. Julio Olmedo Álvarez, Joaquín Díaz Vallés, Prof. García Bermejo. Editorial Perea, [1989-1999].

Heráldica española : el diseño heráldico. Luis F. Messía de la Cerda y Pita. Editorial Edimat, D.L. 1998


Es un libro diferente a cualquier otra novela épica, quizás en un primer momento te encuentras fuera de lugar, como en la presentación de los personajes que es un poco extraña, ya sea en la ciudad, como cuando apareces en el Bosque de las Bestias. En un lapso de tiempo muy corto te vas dando cuenta del porqué, ya que cada personaje tiene su historia particular, y poco a poco vas viendo como sus vidas se van entrelazando, llegando a sentirte identificado con más de uno. Una vez situado en la historia, como en la vida de los personajes, el libro te engancha de tal manera que sólo puedes llegar a intentar imaginar lo que sucederá en el siguiente capítulo, con lo que te llevas una sorpresa a cada página que pasas, finalizándolo y deseando que llegue pronto la siguiente publicación.


Cuenta la historia de un Medio Elfo, cuando regresa de un largo viaje a su hogar, y encuentra que nada es como era. Inicia una búsqueda vertiginosa de lo que ha llevado a su tierra a ese estado. Desencadenando una batalla para liberar a todo el Mundo Conocido del mal que le acecha. El inicio puede ser un poco lioso, ya que son descripciones de muchos personajes, y de muchos lugares, pero en el momento que te haces con estos personajes y lugares, el desarrollo de la historia hace que te sumerjas en una vorágine de acontecimiento que te hace seguir la lectura hasta el final, disfrutando de la fantástica narración que desprenden éstas páginas. Todas las batallas son reflejadas en el libro, sobre todo en su vertiente táctica, de forma genial. Los jugadores de juegos de miniaturas de estrategia por turnos disfrutarán enormemente este libro. Así mismo, desgrana la forma de vida de los diferentes habitantes de éste mundo imaginario de una forma muy amena y divertida. Los acostumbrados a la lectura de éste tipo de libros verán homenajes que les harán recordar a otras sagas y novelas de mayor difusión editorial, pero siempre, muy bien traídas a cuento. En mi opinión un libro recomendado no sólo para los entusiastas de las novelas épicas, sino para todo el mundo general, sobre todos aquellos que se quieran iniciar en este mundo de los elfos, enanos, orcos, trolls, etc.


partes-armadura

Herbolario (Preparación)

Publicado: diciembre 23, 2014 en Herbolario
Etiquetas:,

INFUSIONES: Es el procedimiento de preparación de tisanas. Se realiza mezclando la hierba triturada con una cantidad de agua (entre una a dos cucharadas soperas de hierba por litro de agua o una cucharadita tamaño té por taza de agua) , dejando en reposo durante 5 a 30 minutos. Se filtra.

COCIMIENTOS: Son cocimientos de las hierbas en agua a temperatura de ebullición durante un tiempo determinado.

TINTURAS MADRES: Se mezcla la hierba con el disolvente (alcohol al 60 o 70%) en frío y dejando la mezcla en contacto durante 10 días aproximadamente, agitando de vez en cuando. Se filtra. Proporción: una parte de planta en 3 de alcohol al 70%.

JARABES: Los jarabes son preparaciones en las que se preparan las hierbas maceradas o cocidas en un almíbar suave. Al contener azúcar puede ser inconveniente para algunos pacientes.

extractimg.cgi


DOSIFICACIÓN (Según el peso del paciente):

Niños de un año a año y medio: (peso aproximado a 10 kg.): 1/6 de la posología de adultos. Evitar o disminuir el alcohol.

Niños de 4 a 6 años (aproximadamente de 20 Kg. de peso): 1/3 de la posología de adulto.

Niños de 30 Kg. de peso (de unos 10 años): 1/2 de la de adulto.

Niños de 40 Kg. de peso más: 3/4 de la de adulto.

Adultos (Tinturas Madres): Entre 20 a 60 gotas por toma dependiendo de la hierba y la frecuencia.

Adultos (Tisanas y decocciones): Entre dos tazas a un litro por día, hay casos especiales de otras posologías.

herbolario--644x362


BIBLIOGRAFÍA

http://www.arcomedievo.es

 

El alfabeto Futhark y las Aettir

Publicado: diciembre 19, 2014 en Runa
Etiquetas:

Las veinticuatro runas del alfabeto Futhark son la forma más primitiva del alfabeto rúnico. Hubo variantes que lo redujeron a dieciséis signos, otras que lo aumentaron a treinte y tres, pero arqueológicamente la forma que podemos comprobar como secuencial, perfecta y correlativa a los número algebraicos es el alfabeto Furhark.

Lleva ese nombre por las primeras letras que lo componen y fue encontrado completo por primera vez en Gotland, suecia, por un granjero de nombre Kilver. La piedra de Kilver, como se la conoce, formaba parte de la tapa de un sarcófago y está en el museo de Estocolmo.

Por tratarse de un alfabeto mágico, entendemos que el ciclo de la vida es análogo al ciclo Futhark y que una vez completo es devuelto a la tierra. La costumbre de enterrar a los muertos es reciente en los pueblos del norte. Kilver Ston fue grabada en el sigloV de la era cirstiana y sólo así pudo haber escapado de la pira funerária. La serie Futhark está compuesta por veinticuatro runas divididas en tres Aettir (aet significa “Generación”) de ocho runas cada uno.

alfabetofuthark


Aettir de Feoh

Este Aettir está encabezado por la triada de Frigg, Frey y Frija, dioses de la fertilidad que auguran prosperidad, paz en el hogar y cosechas productivas. En él encontramos las primeras herramientas de la evolución humana: El fuego, la palabra y el trabajo. Aquí empieza la vida, la infancia y las luchas formativas, aleccionadoras, que preparan al espíritu para la larga jornada que le toca cumplir. La salud y el aprendizaje de las leyes vigentes son imprescindibles para la supervivencia. Por lo tanto, virtudes como el amor, el respeto y la idea de compartir nos enseñan a valorar a los que nos rodean y a elegirlos. El ciclo de Aettir se cierra con la gloria, cumbre de realización de tantas espectativas: el hombre ya puede caminar sólo. Ha traspuesto la adolescencia y llega a la esperada juventud.

1 Aett


Aettir de Haegl

Marca el ingreso en el mundo adulto. Al entrar en este Aettir aparecen las dificultades, la lucha por la supervivencia y la hostilidad que se encuentra en una sociedad competitiva y guerrera como la teutónica. A la vez aparece la fiesta de la cosecha, la unión familiar y la protección. Por ser un Aettir menos romántico que el primero, se encuentran runas antagónicas, más estratégicas, como si la vida fuera una eterna lucha entre fuerzas interiores, sin olvidar las guerras en las que todos nos empeñamos para alcanzar nuestros objetivos. Reconoce que en las posesiones materiales reside una gran parte de la tranquilidad que necesitamos para atender las causas espirituales. No niega el cuerpo, ni el sexo, ni tampoco el dinero. Porque de eso también se compone la vida de los que quieren evolucionar espiritualmente. Este Aettir nos marca la presencia de un elemento, el hielo, que se suma a los cuatro ya conocidos: tierra, agua, fuego y aire. En el mundo nórdico, por el clima que los determina, este nuevo elemento ocupa un lugar importante.

2 Aett


Aettir de Tyr

Cierra el ciclo del Furthark con la runa de Odin, el destino. Es la serie más antigua en el terreno espiritual.  Es la unidad, el futuro como instrumento de unión. La revindicación del anciano como resultante de la experiencia de la comunidad, la valoración del tiempo vivido y la energía utilizada en beneficio de todos son marcas fundamentales de este Aettir. Destino y estrella son sinónimos cuando hablamos del futuro del hombre. Según Tyr, todos podemos modificarlos para una existencia mas plácida y feliz.  No existe suerte que no pueda ser modificable. Tyr es esa fuerza, la capacidad adquirida en pos de la evolución del grupo. En el ciclo vital, es la edad adulta que camina hacia la vejez.

3 Aett


BIBLIOGRAFÍA

El Gran Libro de las Runas. Fabiana Daversa. Edición Aguilar (2012)

Las Gemas (Valor y Tallaje)

Publicado: diciembre 16, 2014 en Alquimia
Etiquetas:, ,

Valor

El valor de las gemas se basa en diversos factores y es difícil decir cual de ellos es el factor determinante al saber el valor de una gema. Sin embargo, la belleza sea el candidato mejor posicionado. Las gemas, ya se trate de un transparente diamante o un opaco azabache, añaden color y riqueza a las vidas de quienes las llevan encima. En la sociedades donde poseer colores distintos del castaño o del pardo es visto como un signo de riqueza, la posesión de cualquier cosa tan bonita como un zafiro elevará sin lugar a dudas su posición social.

gemas-india

El segundo componente del valor de una gema es su rareza. Las esmeraldas, por ejemplo, son muy escasas y eso (junto con su belleza) hace que exista una gran demanda de estas piedras. El crisolito, también llamado peridoto u olivino, aunque se parece a las esmeraldas, es mucho más común, y por esa razón y otras es mucho más barato.

Crisolito

El tercer factor es la calidad. Muchas gemas se presentan en una gran variedad de grados de brillo, transparencia y color. A veces las gemas que son muy comunes como depósitos de minerales producirán grandes cristales con la suficiente calidad como para ser tachados de gemas, incluso aunque en las formas más comunes no tengan casi valor. Ciertas combinaciones de las misma piedra (aunque con diferentes proporciones) serán más valiosas que otras, como el ópalo transparente de brillo rojizo (ópalo de fuego), que es mucho más valioso que su primo mate blanco y translúcido, la hidrófana.

opalo-de-fuego

El cuarto factor es la dureza de la piedra. Las piedras más duras suelen ser más valiosas que las blandas. El crisolito, por ejemplo, es una bonita piedra verde que a menudo se confunde con la esmeralda. Aunque es una bonita gema transparente y bastante rara, según las zonas, no es ni de lejos tan valiosa como la esmeralda debido a que es muy blanda, y se astilla y erosiona con facilidad. Consecuentemente, las joyas y gemas talladas a partir del risolito no retienen tan bien su valor como las joyas similares hechas de esmeraldas. Esto hace que la demanda baje, y también el precio.

Estos cuatro factores, y otros como las modas y costumbres de la sociedad, son los que manejan el precio de las gemas.


Tallaje

El pulidor es quien talla y pule las gemas. Las gemas en bruto suelen ser grandes y contener grietas o materias extrañas llamas incrustacionesPara eliminar estos materiales y producir una gema valiosa y bella, los pulidores eliminan material de las gemas en bruto.

Originalmente, la forma de hacerlo fue un procedimiento conocido como voltear. Las gemas en bruto eran colocadas en un barril o cilindro con agua, y era echado a rodar una y otra vez. Después de varios días las piedras eran enjuagadas, rellenando el cilindro con un compuesto pulidor y puesto a girar otra vez hasta que las piedras quedaran pulidas del todo. Incluso sin piedras tan valiosas como diamantes o zafiros eran tratadas de esta manera hasta los siglos XIII y  XIV.

Casi tan antiguo como el arte de voltear las piedras es el arte de la gliptografía (grabar en la gema). Las gemas blandas pulidas o sin pulir se han grabado con dibujos en tiempos prehistóricos. En el periodo clásico, las piedras duras como el ágata y el jaspe han sido convertidos en elaborados colgantes. Los diamantes grabados aparecieron por primera vez en el 1600 en la Tierra. Uno de los usos más comunes para estas piedras cinceladas eran los sellos lacrados.

Diapositiva7

El tallaje de las gemas fue un desarrollo muy posterior. El tallaje de las gemas se consigue eliminando el material, con precisos cortes, a lo largo de las líneas de fractura para producir caras llamadas facetas. Estas facetas suelen ser simétricas alrededor de la piedra pulida. Uno de los cortes más antiguos es el corte en rosa, que consiste en una base plana y una corona piramidal facetada. Los cortes esmeraldinos o cortes en mesa, con coronas rectangulares, fueron comunes en tiempos clásicos. Los estandares modernos, el corte brillantino (el uso en los diamantes), fueron desarollados en Francia en 1660. Un tallaje distinto puede hacer que una gema tenga un valor mayor que otra con un tallaje más común.tallas1


Peso

Los precios de las gemas se dan en quilates, que es una unidad de peso equivalente a 0,2 gramos. Esto significa que hay 5000 quilates en un kilo.

Carat Weight - Quilates


BIBLIOGRAFÍA

Rolemaster (Juego de rol)

 


El resultado del nacimiento de las primeras máquinas de torsión, supusieron una revolución tecnológica tan significativa como la propia aparición de la catapulta. Las nuevas máquinas tenían una mecánica totalmente diferente a las de “no torsión” y utilizaban la torsión de haces de tendones, crines o cabellos humanos alrededor de bastidores de madera.

Hoy en día es muy difícil saber qué clase de tendones y de qué animales eran los más fuertes y elásticos para su empleo, aunque se piensa que, en ningún momento, se utilizarían solos, sino mezclados con pelo animal o humano, de modo que se asegurara su cohesión. La zona de los tendones animales que mejor serviría para estos propósitos sería la correspondiente a los hombros de bueyes y a los tobillos de caballos.

El arco de las máquinas anteriores fue sustituido por dos armazones de madera, dentro de los cuales se hicieron sendos agujeros en su parte superior e inferior y se instaló un ovillo de cuerdas de tendón trenzadas. Los marcos se sujetaron de forma fija, añadiendo madera para dar rigidez al conjunto.

Un brazo de madera se insertó a través del paquete de tendones, dejando la parte más gruesa en el lado interior y cuyos extremos se unían por una cuerda de arco. Cada brazo se sujetaba por las cuerdas de su resorte, ya que la tensión se aplicaba con dos palancas. Pronto se consiguieron marcos más resistentes, gracias al ensanchado de los travesaños y a la colocación de agujeros en cada uno de ellos. Las palancas para torcer el tendón se colocaron sobre los agujeros y podía enroscarse la cuerda a través de estos “agujeros-portadores”. Sin embargo, uno de los problemas radicaba en que, tras ser disparada muchas veces la máquina, los resortes dejaban de estar en posición central y se clavaban en la madera, llegando a hacerlas inoperativas. Este problema se solucionó con la introducción de arandelas.

El núcleo de las catapultas de torsión era un bastidor de madera, de forma rectangular con dos largueros y cuatro postes. Junto a cada extremidad de los largueros se ubicaba un orificio (foramen), tanto en la parte inferior como en la superior, que servía para alojar los dos muelles de cuerda. En cada uno de esos orificios se situaba un modiolus (cojinete cilíndrico y hueco construido en bronce) con un epizygis (pequeña barrita de hierro), que lo atravesaba diagonalmente y que se encajaba en las muescas de su parte superior.Lithobolos

Así los ingenieros de Alejandro Magno diseñaron el Lithobolos o ballista de torsión para lanzar piedras. Se trataba de una máquina que, utilizando el sistema de torsión, lanzaba piedras de entre 3 y 58 kilos de peso, aunque Filon sugiere que las piedras ideales para esta máquina estarían en torno a los 4 kilos. La potencia de esta nueva máquina y su capacidad de fuego provocaban que, al lanzar proyectiles sobre un determinado punto, pudieran incluso dañar las murallas.

Un papel muy significativo dentro de los combates navales era el desempeñado por las piezas de artillería. Su principal función era sembrar el desconcierto entre las formaciones enemigas, tratando de dejar inutilizadas la mayor cantidad posible de embarcaciones, aunque no lograran hundirlas. En el caso de los lithobolos, se empleaban para desarbolar las velas y romper los mástiles de las naves. Incluso las piezas de artillería de grandes dimensiones, con un solo proyectil podrían dañar irremediablemente un barco, conduciendo a su hundimiento. Las máquinas de menor calibre funcionaban como arma antipersonal para abatir a los infantes de marina y remeros. La pérdida de éstos últimos incidiría notablemente en la capacidad de maniobra de la embarcación.


BIBLIOGRAFÍA

Artillería y Poliorcética en el Mundo Grecorromano. Rubén Sáez de Abad. Ediciones Polifemo.

La Hidra

Publicado: diciembre 9, 2014 en Dragones y Derivados
Etiquetas:,

Del gr. ádra ‘serpiente venenosa’ a través del lat, hydra. Monstruo mitológico en forma de serpiente venenosa con varias cabezas que resurgían cuando eran cercenadas y que fue eliminado por el héroe Hércules.


Mitología

Hija de Tifón y de Equidna, la hidra era un terrible dragón policéfalo que vivía en los pantanos de Lerna, capaz de matar con su ponzoñoso aliento todo aquello que estuviera alrededor. De las nueve cabezas que poseía, la del centro era inmortal, y si se le cortaba una de éstas, aparecían dos en su lugar. Aunque Heracles en su segundo trabajo dio muerte al monstruo mediante una estratagema, consistente en cauterizar cada herida del cuello para que las cabezas no pudiesen volver a rebrotar, la hidra sobrevivió en los bestiarios medievales, aunque perdió el nombre propio y quedó simplemente como un dragón policéfalo.

hidra


La Hidra en la Fantasía Épica

Son parientes cercanos de los dragones, carentes de alas, menos inteligentes, dotadas de multiples cabezas, criaturas que parecen haber salido de la más espantosa de las pesadillas. Están totalmente recubiertas de escamas, de calidad muy parecida a la de los Grandes Dragones. Se parecen a una gran serpiente muy gruesa, con cola y cuellos muy largos, dos patas muy fuertes y un par de brazos muy cortos. Casi todas tienen nueve cabezas aunque pueden tener menos hasta un mínimo de tres. Cada cabeza, y sus fauces, opera independientemente, y si son eliminadas, su cuello se dividirá y se regenerará como dos cabezas nuevas. Solamente una herida cauterizada podrá parar este terrible proceso. Existe una cabeza sin embargo que es la original (El Nucleo Inmortal). No se puede regenerar ni quedar aturdida; pero si es eliminada, la hidra perecerá. También es posible acabar con la hidra destruyendo su cuerpo. cada una de las cabezas de la hidra es capaz de hablar y de escupir fuego y algunas poseen cabezas que individualmente son capaces de usar aliento como arma.

hidra-lerna-jpg


BIBLIOGRAFÍA

http://www.enciclonet.com

ROLEMASTER. Juego de Rol

 

La Garra de Arquímedes

Publicado: diciembre 5, 2014 en Inventos
Etiquetas:,

Polibio narra que la intervención de Arquímedes en el ataque romano a Siracusa fue decisivo, hasta el punto de que desbarató la esperanza romana de tomar la ciudad por asalto, teniendo que modificar su estrategia y pasar al asedio de larga duración, situación que duró ocho meses, hasta la caída definitiva de la ciudad. Entre los ingenios de que se valió para tal hazaña (catapultas, escorpiones y grúas) se encuentra una que es de su invención: la llamada manus ferrea.

Garra Arquímedes

Los romanos acercaban todo lo que podían los barcos al muro para enganchar sus escaleras a las fortificaciones y poder acceder con sus tropas a las almenas. Entonces entraba en acción la garra, que consistía en un brazo semejante a una grúa del cual pendía un enorme gancho de metal. Cuando se dejaba caer la garra sobre un barco enemigo el brazo se balancearía en sentido ascendente, levantando la proa del barco fuera del agua y provocando un ingreso del agua por la popa. Esto inutilizaba los ingenios enemigos y causaba confusión, pero no era lo único que hacia: mediante un sistema de polea y cadenas, dejaba caer súbitamente el barco provocando una escoración que podía llevarlo al vuelco y al hundimiento.


BIBLIOGRAFÍA

Arquímedes. Baltasar Rodriguez-Salinas