Archivos para octubre, 2016

Los Dos Puntos

Publicado: octubre 14, 2016 en Escritura, Uncategorized
Etiquetas:, ,

DOS PUNTOS: Signo de puntuación (:) que representa una pausa mayor que la de la coma y menor que la del punto. Detienen el discurso para llamar la atención sobre lo que sigue, que siempre está en estrecha relación con el texto precedente. Se escriben pegados a la palabra o el signo que los antecede, y separados por un espacio de la palabra o el signo que los sigue.


Usos lingüísticos

1.1. Preceden a una enumeración de carácter explicativo:

Ayer me compré dos libros: uno de Carlos Fuentes y otro de Cortázar.

1.2. Cuando, por interés, se anticipan los elementos de la enumeración, los dos puntos sirven para cerrarla y dar paso al concepto que los engloba:

Natural, sana y equilibrada: así debe ser una buena alimentación.

1.3. Preceden a la reproducción de citas o palabras textuales, que deben escribirse entre comillas e iniciarse con mayúscula:

Ya lo dijo Ortega y Gasset: «La claridad es la cortesía del filósofo».

1.4. Se emplean tras las fórmulas de saludo en el encabezamiento de cartas y documentos. En este caso, la palabra que sigue a los dos puntos, y que inicia el cuerpo de la carta, se escribe con inicial mayúscula y en renglón aparte:

Muy señor mío: / Le agradeceré que en el plazo más breve posible…

Es costumbre anglosajona, que debe evitarse en español, utilizar la coma en lugar de los dos puntos:

Querido amigo, / Te escribo esta carta para comunicarte…

1.5. Sirven para separar una ejemplificación del resto de la oración:

De vez en cuando tiene algunos comportamientos inexplicables: hoy ha venido a la oficina en zapatillas.

1.6. En textos jurídicos y administrativos, como decretos, sentencias, bandos, edictos, certificados o instancias, se colocan después del verbo que presenta el objetivo fundamental del documento y que va escrito con todas sus letras en mayúscula. La primera palabra que sigue a dicho verbo se escribe con inicial mayúscula y en párrafo aparte:

CERTIFICA: / Que D. José Álvarez García ha seguido con aprovechamiento el Curso…

Solamente en este caso los dos puntos son compatibles con la conjunción subordinante que.

1.7. Sirven para marcar una pausa enfática tras locuciones de carácter introductorio como a saber, ahora bien, pues bien, esto es, dicho de otro modo, en otras palabras, más aún…, y no precisan que la oración que los sigue se inicie con mayúscula:

Nunca me ha molestado colaborar. Dicho de otro modo: me gusta ayudar a los demás.

¿Recuerdas lo que te conté de Ramiro? Pues bien: ha vuelto a hacerlo.

En la mayoría de estos casos los dos puntos son sustituibles por la coma. La diferencia entre el uso de uno u otro signo está en que con la coma el énfasis desaparece y la expectación creada en el lector con respecto a lo que se va a decir es menor.

1.8. Se usan también para conectar oraciones relacionadas entre sí sin necesidad de emplear otro nexo. Son varias las relaciones que pueden expresar:

  • Causa-efectoSe ha quedado sin trabajo: no podrá ir de vacaciones este verano.
  • Conclusión, consecuencia o resumen de la oración anterior (En este caso se usa también el punto y coma)El arbitraje fue injusto y se cometieron demasiados errores: al final se perdió el partido.
  • Verificación o explicación de la oración anterior, que suele tener un sentido más general (En este caso se usa también el punto y coma)La paella es un plato muy completo y nutritivo: tiene la fécula del arroz, las proteínas de sus carnes y pescados, y la fibra de sus verduras.

1.9. En títulos y epígrafes es frecuente su uso para separar el concepto general del aspecto parcial del que va a tratarse:

La literatura medieval: estudio comparativo de los principales motivos recurrentes.

1.10. Separan los epígrafes internos de un libro del texto que los sigue, cuando este comienza en la misma línea:

La Revolución industrial: Su origen hay que situarlo en Gran Bretaña, alrededor de 1780, cuando…

Para ello se usa también la raya precedida de un punto.

1.11. Es incorrecto escribir dos puntos entre una preposición y el sustantivo o sustantivos que esta introduce:

En la reunión había representantes de: Bélgica, Holanda y Luxemburgo.

La obra estuvo coordinada por: Antonio Sánchez.


Usos NO Lingüísticos

2.1. Se emplean para separar las horas de los minutos en la expresión de la hora. No debe dejarse espacio de separación entre los dos puntos y las cifras colindantes:

15:30 h.

2.2. Indican división en expresiones matemáticas. En este caso, se escriben con espacio de separación respecto de las cifras colindantes:

8 : 2 = 4.


El sistema de escritura del japonés es al mismo tiempo ideográfico (con dibujos o símbolos que representan ideas) y arbitrario, pues también cuenta con dos silabarios fonéticos. Además, a diferencia de las lenguas europeas, el japonés se escribe en columnas verticales de derecha a izquierda, aunque en la actualidad se está empezando también a emplear el orden occidental de izquierda a derecha, especialmente en libros que enseñan el idioma a estudiantes extranjeros y en revistas para jóvenes nipones que tienden a copiar las modas occidentales.0504

Los primeros textos escritos en lengua japonesa, pero utilizando los ideogramas chinos, son el Kojiki (Historia del Japón antiguo) del año 712 y el Nihonshoki(Crónicas del Japón antiguo) del año 720. Aunque estos primeros documentos escritos datan del siglo VIII parece ser que la escritura china llegó a Japón alrededor del siglo I o II. En este período Japón realiza incursiones militares en Corea y con ello surgen los primeros contactos con los sutras (oraciones) del budismo; así llega a Japón la escritura china junto con la religión. Sin embargo, este sistema no fue definitivamente adoptado hasta el siglo V y se fue simplificando a lo largo del tiempo.kanji-union

A partir de los caracteres chinos, los japoneses han creado dos silabarios. Cada una de las sílabas procede de un ideograma chino, aunque esto no significa que se hayan perdido los ideogramas originales, llamados kanji. Por tanto, la historia de la escritura japonesa está enormemente vinculada a la china puesto que, como vemos, la primera forma de escritura nipona proviene de China, un pueblo que, en la época en la que se producen los primeros contactos con el imperio del Sol Naciente, estaba culturalmente más avanzado.okurigana

En un principio se emplearon los kanji como una especie de fonogramas que representaban de forma escrita las palabras japonesas. Es decir, aquellos ideogramas cuya pronunciación era similar a determinadas palabras japonesas eran empleados como representación de esos sonidos. Más tarde, comenzaron a emplearse los mismos signos para representar las mismas ideas que en la lengua china pero con una fonética diferente. Así, por ejemplo, la palabra “sol” tiene el mismo ideograma en las dos lenguas (derivado en un principio de un dibujo que representa la idea de sol) pero en cada idioma conserva su propia pronunciación.lecturas

Hasta finales del siglo VIII se emplea como forma de escritura los kanji, aunque adaptados a la fonología y el léxico japonés. Es a finales del siglo VIII cuando aparece otro sistema de escritura que, junto a los kanji, es el empleado actualmente. Se trata de las letras kana(‘signo que representa una sílaba’) que han dado lugar a dos silabarios: el katakana y el hiragana. Los kana eran empleados inicialmente por los monjes budistas en la traducción y adaptación de los textos chinos budistas al japonés, por lo que resultan una simplificación y abreviación de los kanji llevada a cabo por estos monjes. Esta escritura, que usa los sonidos iniciales de los ideogramas chinos para expresar todos los sonidos del idioma japonés, se conoce como man´yoogana.kanji

Los cuatro sistemas de escritura de la lengua japonesa empleados en la actualidad son los kanji, el hiragana, el katakana y el romaji.numeros


Kanji. Los ideogramas japoneses

Los kanji se emplean para representar la mayor parte de las palabras del idioma japonés que denotan conceptos o ideas, lo que en lingüística se denomina “palabras llenas o de contenido”, pero siempre que éstas sean de origen chino o japonés. En 1945 el gobierno japonés llevó a cabo una lista llamada Tooyoo kanjihyoo (o Toyo kanji) que incluía los 1850 ideogramas que debían emplearse en los libros de texto, periódicos y publicaciones gubernamentales. El Tooyoo kanjihyoo se mantuvo en vigor hasta los años setenta, cuando se discutió la posibilidad de incluir más ideogramas a una lista que parecía bastante escasa. La controversia sobre esta ampliación culminó en 1981, cuando se añadieron noventa y cinco ideogramas. Sin embargo, el número real de estos caracteres que se emplean en los periódicos y obras escritas en general (si tenemos en cuenta los nombres de personas y lugares que, habitualmente, se expresan en kanji) puede superar los cuarenta y cinco mil.kanji


Hiragana. Primer sistema fonético japonés

El hiragana, también denominado antiguamente onna de (‘mano de mujer’), consta de cuarenta y seis caracteres y fue inventado por un predicador budista llamado Kukai (734-835). El término procede de la voz hira, que designaba “lo redondeado”, es decir, lo que se simplificaba para un uso común y cotidiano. El distanciamiento político entre Japón y China durante el período Heian, cuando Japón dejó de enviar embajadas a la corte china Tang, favoreció el éxito del hiragana como lengua nativa. El kanji, considerado demasiado difícil para que pudieran aprenderlo las mujeres, se siguió utilizando en los tratados de filosofía escritos por hombres; sin embargo, las mujeres no tuvieron ningún reparo en utilizar este sistema considerado por los hombres como inferior, y cultivaron una literatura sobre temas cortesanos escrita en hiragana, más viva y fluida, caracterizada por reflejar paz y tranquilidad. En el siglo IX, durante el periodo Heian, el hiragana se convirtió en una auténtico vehículo de expresión literaria gracias al talento de autoras como Sei Shonagon(ca. 960-ca. 1030) o Murasaki Shikibu (ca. 978-ca. 1026), autora de la famosa obra Historia de Genji (en japonés Genji Monogatari), considerada una de las obras cumbre de la literatura universal.hiragana

El hiragana se utiliza básicamente para las palabras que se pueden llamar “gramaticales” como preposiciones, partículas y desinencias y terminaciones verbales, con más contenido gramatical que semántico. Además, este sistema se emplea también para expresar todas aquellas palabras de contenido (de origen japonés o chino) que, por alguna razón, no se representan con kanji. Hay que tener en cuenta, en cualquier caso que, al ser un silabario, es una forma de representación fonética y por tanto, aunque no sea la norma, cualquier palabra japonesa se puede escribir en hiragana; de hecho, el hiragana es lo primero que aprenden los niños en la escuela antes de sumergirse en el enrevesado mundo de los kanji que necesitan mayor tiempo de estudio. Cuando hay algún kanji poco habitual que la población general puede que no conozca, se transcribe con este silabario en hiraganas más pequeños que se sitúan encima del kanji; este sistema de transcripción se denomina furigana.


Katakana. Segundo sistema fonético japonés

El otro silabario, el katakana, consta también de cuarenta y seis caracteres y es el más angular de los silabarios fonéticos. Fue inventado por Kibi no Makibi (693-755) simplificando un elemento de un radical de cada uno de los kanji fonéticos. Se utiliza para transcribir nombres extranjeros y para todas aquellas palabras que son préstamos léxicos de otras lenguas y, en consecuencia, no tienen un kanji. El katakana se emplea también para las onomatopeyas, para numerosos nombres de insectos, animales y plantas, para los telegramas, y para resaltar determinadas palabras, tal y como usamos nosotros la cursiva o la negrita. Esto último es especialmente visible en el manga, donde abundan las palabras en katakana.katakana


Romaji

En realidad se trata de la transcripción a caracteres latinos de los kana. Además de como transcripción de las palabras japonesas, el romaji se emplea en Japón para escribir nombres de estaciones de metro, tren o en el aeropuerto (como ayuda a los visitantes extranjeros, o gaiyin -como llaman allí a los foráneos-, habitualmente perdidos al llegar al país del Sol Naciente en un complejo universo de símbolos extraños e ininteligibles para ellos). También se utiliza para escribir acrónimos de origen extranjero como NATO o USA.captura-de-pantalla-2016-10-02-a-las-9-24-10


Bibliografía

http://www.enciclonet.com

http://japonesca.com

http://www.kimisikita.org