Relatos de Mirdar: Los Señores de Ël-Zilbaranän

Publicado: agosto 25, 2017 en Mirdalirs, Relatos de Mirdar, Uncategorized
Etiquetas:, , ,

La Gran Guerra de los Hombres (LM I: El Ermitaño):

«La Gran Guerra de los Hombres enfrentó a los dos grandes reinos que por aquel entonces, antes de la fundación de Mirdar, dominaban toda la parte occidental del todo el Mundo Conocido. Fue una guerra muy cruenta por parte de los dos bandos, dejando unos rastros de miseria al oeste del Lasha-Beseres del que a los hombres les costó recuperarse. Fue la guerra más sangrienta que se recuerda y de la que se tiene noticias desde los primeros tiempos, y fue la única en la que no hubo un claro ganador. Después de todo eso surgieron pequeños feudos en los que los señores de la guerra, pequeños nobles u hombres que un pequeño ejercito formaron un mapa muy diferente al que había habido hasta entonces. Con el final de la guerra comenzó la Cuarta Era en la que se vivía, y de entre toda la miseria dejada por la guerra y las pequeñas disputas y alguna que otra escaramuza surgió Mirdar. La orden de los Mirdalirs fundó un reino alrededor de una fortaleza que se elevaba en las lejanas e inhóspitas Montañas Heladas o Nak-Karhus como ellos las llamaban».

La Historia de Mirdar leida por Dantian en unas tumbas dentro de Mirdar (Las tumbas de la Ciudad de Dagavan):

– «Mira allí, el signo de los Mirdalirs, es la primera vez que aparece en el texto. Y es de hace varios cientos de años. Después de la Gran Guerra de los Hombres. Pone que gracias a Asmar y su pueblo ganaron la guerra y así llegó a su fin trayendo por fin la paz tan ansiada a todo el Mundo Conocido. Su ejército entró triunfal en la Torre de Nedhelor rindiendo tributo a los señores de….No entiendo que es lo que pone, señores de Ël-Zilbanarän creo…Asmar se postró a su lado junto con su ejército formado por sus bravos y temibles guerreros, los “Perros Rojos”, como se les debía de llamar, y los “Mestizos”. Los Nazir-Atan lograron la victoria, los Mirdalirs evitaron la derrota.

– Continua. – Insistió Larum.

– No pone nada más Larum. – Contestó Dantian.

– ¿Losss Messstizosss lucharon en la Gran Guerra de los Hombres?, eso fue hace máss de mil añosss. No esss posible.

– Eso es lo que pone, no te miento. Los señores de Ël-Zilbanarän honraron su dedicación y su devoción hacia Asmar, a quien concedieron el titulo de rey de Ildor, pero de los Mirdalirs no pone nada más. Asmar y su linaje se convirtieron durante siglos en los reyes de todo el noroeste del Mundo Conocido, hasta el declive del reino. No hay nada más referente en esta parte a los Mirdalirs».

Onderalle relata como lucharon contra los Hombres de Agman en la Gran Guerra de los Hombres:

– «Uno de los ejércitos, el que cruzó hace unos días Zimre-Hevoras, portaba los estandartes de los Hombres de Agman. – Intervino el Corsario.

– ¿Estas seguro?. – Le preguntó la reina.

– Completamente, uno de los barcos logró hacerse con uno de los emblemas cuando intentaron destruir el puente. – Cirum depositó un gran estandarte sobre la mesa. – Nasai me confirmó que es el antiguo emblema de los Hombres de Agman.

Onderalle se levantó y recogió el estandarte que había dejado Cirum sobre la mesa, reconociendo el dibujo de la cruz maltesa blanca sobre fondo negro. El decano de los Mirdalirs rememoró durante unos instantes tiempos y penurias pasadas, originadas por aquel emblema, mientras todos guardaban silencio y lo observaban dejándolo meditar, nadie se atrevía a interrumpirle cuando intervenía de alguna manera, tanto dentro como fuera del Consejo.

– Durante mucho tiempo los combatimos en tiempos que casi ya no alcanza mi memoria. Mi pueblo, – Todos veian su tez oscura, los ojos rojos y el pelo gris terminado en una coleta que nacía en lo alto de la coronilla del mirdalir. El cuerpo delgado, fuerte y esbelto tan característico de la raza que un día dio el nombre a los señores que gobernaban aquellas tierras y veían en él, la historia viviente del mundo. – luchó contra su poder hasta que conseguimos derrotarlos junto con los señores de El-Zilbanarän. Aunque el precio fue tremendo para nosotros…».


Si quieres conocer la historia de los señores que pusieron fin a la «Gran Guerra de los Hombres» junto con los Mirdalirs y los Nazir-Atan o Perros Rojos, puedes enterarle leyendo el relato ubicado en el libro Ecos de los 12 Mundos:

eco_de_los_12_muertos.jpg

SINOPSIS: Ecos de los doce mundos te trae estas historias para hacerte soñar y disfrutar. El Pacto de Fuego te enseñará de primera mano las consecuencias de la avaricia, te reirás con Las locas e inverosímiles aventuras de Empino el Trovador, y El Legado de los Presagios te hará descubrir los secretos que encierra la antigua Torre Armenta. Serendipiate mostrará que hasta un feroz dragón puede sucumbir al amor y a través de las Memorias de Eléniak conocerás la trágica historia de toda una especie. Serás testigo del coraje de un rey y sus guerreros en Corazón Implacable, mientras que El Pozo del Tiempo te llevará por los sederos de una aventura llena de peligros y espíritus malignos. El destino de toda una civilización te mantendrá en vilo en La Luna Esmeralda y Un Trabajo Delicado te hará apreciar el calor de un hogar. El Hada de la Primavera te transportará con su magia a un mundo donde nada es lo que parece, la búsqueda de un tesoro te conducirá hasta la maldición de Los Señores de Ël-Zilbanarän, y, por último, te emocionarás con La Balada de Adriel de Melater.

 

PÁGINAS:  250

TAMAÑO: 15×21 cm

TAPA: Rústica con solapas

PRECIO: 15€

ISBN: 978-84-946651-5-8

¡CÓMPRALO AQUÍ!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s