Archivos de la categoría ‘Compendio’


Hoy he querido relatar la historia de un hombre desconocido para nosotros, al menos para todos aquellos que vivimos en la península ibérica y olvidamos nuestra propia historia, ahogada y ensombrecida por todos esos grandes personajes de antaño, de origen inglés, francés o de cualquier otra nacionalidad. Tanto es así, que si le preguntas al más instruido en temas de la historia de los siglos XV y XVI (un periodo que por otro lado parece que no ha tenido lugar), es probable que no le suene el nombre de Francisco de Cuellar. Y es que yo me lo encontré por casualidad en las redes sociales y me llamó la atención que fueran a hacer una película sobre está figura histórica. Pero ¿Quiénes van a rodar un film sobre él? Los irlandeses…

¿Sorprendente?, para nada… Los que más saben sobre la historia de aquí son los extranjeros: ingleses, irlandeses, americanos (Aquí englobo a todos los países del contienente…), etc.

El siguiente cartel es una muestra de ello, es el retrato de lo sucedido en aquellos días de 1588, pero tratado como si fuera una atracción histórica, algo impensable aquí a no ser que aparezca en alguna serie famosa como San Juan de Gaztelugatxe:

Señal-de-la-ruta-de-Cuéllar

Hoy los irlandeses, mucho más preocupados que nosotros por mantener viva la historia de aquellos marinos olvidados de la Armada Invencible, tienen habilitada y señalizada una ruta para recorrer en coche o en moto el camino que anduvo el Capitán Francisco de Cuéllar y que comienza en el pueblo de Grange (el pueblo que conmemora todos los años un homenaje a los náufragos de la Armada Invencible).

Mapa-de-la-ruta-de-Cuéllar

Mapa de la ruta de Francisco de Cuellar


Francisco de Cuéllar.

Nada se sabe de cuando nació el capitán Cuellar, aunque se cree que fue en torno 1563 ya que en una de sus narraciones afirma que sirvió desde que tuvo edad para ello. De su lugar de nacimiento hay varias hipótesis: por un lado, está la versión más extendida en la que Francisco de Cuellar nacería en la localidad riojana de Arnedo, cuya patrona es la Virgen de Hontanar, única con esta denominación y a la que el capitán prestaba especial devoción, mencionándola en muchos de sus escritos; otra creencia es la de su origen segoviano, ya que su apellido es el mismo de la localidad del mismo nombre.

 

Por otra parte, de acuerdo con las investigaciones de Rafael M.Girón Pascual (“El capitán Francisco de Cuéllar antes y después de la jornada de Inglaterra“), hubo un tal Francisco de Cuéllar, nacido en Valladolid y bautizado el doce de marzo de 1562 en la parroquia de San Miguel, que hipotéticamente podría ser el mismo Cuéllar autor del escrito. Incluso se le ha otorgado un origen leones o extremeño, pero no hay suficientes pruebas documentales que atestigüen su origen.


Su carrera militar fuera de la Armada Invencible.

De lo que si se tiene certeza es de su extensa carrera militar, pues, en la cédula que despachó en 1585 a Antonio de Eraso, secretario de Indias y de Guerra de Felipe II, dejó constancia de que «ha sido soldado de V. Mag. desde la edad y tiempo que lo pudo ser». Las primeras noticias de Francisco de Cuéllar de su servicio en el ejército, llegan del año 1581 en Portugal, participando en la unión del país a la corona española, después de la cual pensó embarcarse rumbo a Flandes.

No obstante, se le presentó la oportunidad de ascender en el escalafón y se unió a la expedición de Diego Flores de Valdés y Pedro Sarmiento de Gamboa a las aguas australes de sudamérica, hacia el cabo de Magallanes. Siendo capitán de infantería española en la fragata Santa Catalina. El Consejo de Indias le ofreció el mando de una compañía de infantería:

«lo cual aceptó aunque otros no lo quisieron por los manifiestos peligros y trabajos que en la dicha jornada se ofrecían».

El viaje duraría hasta el año 1584 y llevaría a Cuéllar hasta Fuerte de Paraiba en Brasil para desalojar a los colonos franceses que se  habían apoderado de la zona. Cuéllar fue uno de los afortunados que regresó de la expedición, aunque maltrecho y arruinado. Pronto entró al servicio de Álvaro de Bazán, marqués de Santa Cruz, y le fue entregado el mando del galeón San Pedro. A bordo viajaban 90 marineros y 184 soldados. Antes de participar en la empresa contra Inglaterra dentro de la escuadra Castilla, se interno en una expedición hacia las Azores y su buque lucho en las batallas más importantes contra la armada inglesa, como en Gravelinas. Según relata:

«El galeón San Pedro, en que yo venía, recibió mucho daño, con muchas balas muy gruesas que el enemigo metió en él por muchas partes, y aunque se remediaban luego lo mejor que podía ser, no dejó de quedar algún balazo encubierto, de suerte que por allí hacía mucha agua».

Unos días después del duro combate, el San Pedro rompió la formación sin órdenesde su capitán que reaccionó tarde. Cuéllar fue arrestado y llevado ante un consejo de guerra donde fue condenado a muerte en la horca:

«Por mis grandes pecados, estando yo reposando un poco, que había diez días que no dormía ni paraba por acudir a lo que me era necesario, un piloto mal hombre que yo tenía, sin decirme nada, dio velas y salió delante de la Capitana cosa de dos millas, como otros navíos lo habían hecho, para irse aderezando».

Siguiendo los trámites reglamentarios, Cuéllar fue enviado al galeón San Juan de Sicilia, para que el Auditor General Martín de Aranda ejecutase la sentencia. Sin embargo la sentencia no llegó a efectuarse y no pudo regresar a su buque porque se desató un fuerte temporal:

«Quédeme en su nao e«»n la cual fuimos pasando todos grandes peligros de muerte, porque con un temporal que sobrevino, se abrió de suerte que cada hora se anegaba con agua y no la podíamos agotar con las bombas. No teníamos remedio ni socorro ninguno, sino era el de Dios, porque el duque [Medina Sidonia] ya no parecía y toda el armada andaba desbaratada con el temporal».


Las aventuras irlandesas del capitán: The Cuellar´s Trail.

El 21 de septiembre de 1588 el barco donde iba embarcado el capitán Francisco de Cuellar, la Lavia, junto otros dos más. La Santa María del Visón y la juliana.

Según cuenta Cuéllar:

«el mar se alzó como para tocar el cielo y embistió a las tres naves contra la costa, de tal manera que el espacio de una hora los tres barcos quedaron despedazados, ahogándose más de mil hombres, entre ellos mucha gente principal, capitanes y caballeros».

Para los pocos marineros que sabían nadar, no siempre estar en un barco en alta mar implicaba nadar, fue lo que diferenció a los que sobrevivieron al naufragio y los que no. En la playa los irlandeses,desnudaban y robaban a los náufragos, mientras que las tropas inglesas que ocupaban Irlanda se dirigían a toda prisa a la costa a rematar a los supervivientes.

Cuéllar resultó herido en las piernas en el momento en el cual los navíos se hundieron y, a pesar de ello, logró alcanzar la orilla, para después esconderse y pasar la noche al raso. Al día siguiente, encontró refugio en un viejo convento abandonado.

Streedagh Beach | Sligo Walks

La pequeña abadía de Staad Abbey, se encontraba a poca distancia de la playa de Streedagh, lugar en donde se produjeron los hundimientos. El monasterio había sido abandonado por los monjes debido a las fechorías del ejército inglés; las imágenes de los santos habían sido quemadas y doce españoles colgaban ahorcados de su techo.

Sin comida y herido decidió intentar volver a la playa donde se topó con dos hombres ensangrentados y desnudos, Alonso y Baltasar, marineros de la Santa María del Visón. La playa se encontraba repleta de cadáveres, llegando a contar más de cuatrocientos, e incluso llegaron a dar sepultura a algunos de ellos. Al ver la estampa, varios irlandeses se apiadaron de ellos y les indicaron una ruta de escape, pero el capitán no pudo seguir el ritmo de sus compatriotas por causa de sus heridas y se quedó solo.

Desde una colina divisó unas chozas de paja, para las que debía de llegar atravesando el fondo de un valle boscoso. Se dirigió a ellas cuando cuatro personajes le abordaron:

«Un salvaje viejo de más de setenta años y otros dos hombres mozos con sus armas, el uno inglés y el otro francés, y una moza de edad de veinte años, hermosísima por todo extremo, que todos iban hacia la marina a robar».

Los soldados acuchillaron al capitán en la pierna derecha y lo desvalijaron, su cadena de oro y unas reliquias que portaba en un pequeño escapulario. Luego lo llevaron a una cabaña vecina, donde el anciano y la joven curaron sus heridas, le dieron de comer leche, manteca y pan de avena, y le aconsejaron que se dirigiese a las montañas del interior, donde se encontraba el castillo de Brian O’Rourke, uno de los nobles gaélicos más importantes de Irlanda, católico y en guerra contra los ingleses.

West Breifne - Wikiwand

Cuando emprendieron el viaje, se toparon con ciento cincuenta soldados ingleses que volvían de Streedagh cargados de botín, pero el mozo que guiaba a Cuéllar logró hacerles creer que el español era prisionero de un oficial inglés al que, supuestamente, servía.

El capitán Francisco de Cuéllar, a pesar de llamar “salvajes” a los irlandeses, siempre tuvo claro que su encuentro era mucho mejor que el encontrarse con los ingleses. Los salvajes irlandeses robaban, pero solían dejar a sus víctimas vivas y a su merced. Ahora bien, con este pobre bien se ensañaban, pues en la ruta que debía seguir para intentar ser ayudado fue de nuevo asaltado por otro grupo de irlandeses que lo molieron a palos y lo dejaron en cueros y helado de frío.

descarga (1)

Después de dos días de caminata renqueante, durmiendo en cuevas y vestido con helechos y paja divisó un lago, el lago Glencar y en su orilla unas cabañas abandonadas. Allí se encontró con tres españoles supervivientes de un grupo de once náufragos y una cena a base de bayas y frutos del bosque:

«Yo les dije que era el capitán Cuellar; no lo pudieron creer porque me tenían por ahogado, y llegáronse a mí y casi me acabaron de matar con abrazos».

Los cuatro españoles se dirigieron juntos hacia el territorio de O’Rourke, no sin antes recibir auxilio de unos irlandeses católicos que cuidaron y curaron a Cuéllar de sus heridas. Deprimido y agotado en extremo, Cuéllar se mantuvo casi inconsciente durante toda una semana cuidado por estas almas caritativas. Sus compañeros, temerosos de encontrarse con tropas inglesas, se adelantaron en el camino dejándolo al cuidado de esta familia irlandesa.

Briand O’Rourke tenía por entonces a más de setenta supervivientes de los naufragios de la Armada Invencible en Irlanda , la mayor parte de ellos heridos y apenas vestidos. Las noticias de que el galeón Girona iba a su rescate provocó la partida de algunos españoles hacia la costa. Cuéllar, a pesar de intentar llegar hasta él, no pudo hacerlo por su extrema debilidad. Sin embargo, el Girona fue azotado también por el temporal y después de recoger a varios náufragos, se hundió en las profundidades, arrastrando a mas de doscientas almas con él.12e62db8ea59efb9c949d81bea7db617

Después de entrarse de las trágicas noticias del Girona, Cuéllar se encontró con un católico irlandés que, siendo clérigo, le permitió entenderse con él en latín, lengua que Cuéllar dominaba. Le indicó como dirigirse de nuevo a territorio dominado por señores beligerantes de los ingleses y hacia allí partió. Pero la desgracia continuó cabándose con él, es apresado por una pareja que lo encadena con el propósito de hacerle esclavo en su herrería.

Permaneció allí esclavo casi dos semanas, hasta que el clérigo que le había ayudado pasó casualmente por la herrería y, recriminando su actitud al herrero mandó al día siguiente a un grupo de gente mandados por MacClancy (uno de los señores irlandeses que ayudaba a los naufragados). Entre los que acudieron en su socorro había también un español llamado Salcedo, que había naufragado en la costa de Donegal y que viendo como el herrero se disponía a martillear en la cabeza a Cuéllar para evitar su rescate, seccionó la yugular del maldito herrero mientras exclamaba un castizo: «Suelta el martillo, hideputa».494509679_2fb34041ea_b

Tras diversos avatares, acabó en el castillo de Rosclogher, que pertenecía a otro noble gaélico católico, MacClancy. Allí se encontró con otros ocho compatriotas rescatados por el señor del castillo. Cenaron carne de vaca, cabrito, manteca de cerdo, pescado asado, bayas, leche agria, pan de avena y «una bebida turbia y áspera, con sabor a hierbas amargas». La cerveza fue una de las alegrías de aquel viaje para el capitán. Allí decidió permanecer hasta que hallase el modo de salir de Irlanda. Así, cuenta que «me estuve tres meses hecho propio salvaje como ellos», y se convirtió en el pasatiempo predilecto de los habitantes del castillo. Según explica:

«La mujer de mi amo era muy hermosa por todo extremo y me hacía mucho bien, y un día estábamos sentados al sol ella y otras sus amigas y parientas; preguntábanme de las cosas de España y de otras partes, y al fin me vinieron a decir que les mirase las manos y les dijese su ventura; yo, dando gracias a Dios, pues ya no me faltaba más que ser gitano entre los salvajes, comencé a mirar la mano de cada una y a decirles cien mil disparates, con lo cual tomaban tan grande placer que no había mejor español que yo».

La presencia de los españoles entre los irlandeses rebeldes no pasó desapercibida a las autoridades inglesas. El gobernador de Connacht, Richard Bingham, envió mil setecientos soldados a asediar Rosclogher, ante lo cual MacClancy decidió huir a las montañas con su familia, su séquito y todo su ganado. Cuéllar y los demás españoles, no obstante, estaban hartos de huir:

«Apárteme con los ocho españoles que conmigo estaban, que eran buenos mozos, y díjeles que bien veían todos los trabajos pasados y el que nos venía, y que para no vernos en más era mejor acabar de una vez, honradamente, y pues teníamos buena ocasión no había que aguardar más ni andar huyendo por montañas y bosques desnudos, descalzos y con tan grandes fríos como hacía».

Los españoles eran solo nueve, armados con seis mosquetes, otros tantos arcabuces y armas blancas. Sin embargo, el castillo, a orillas del lago Melvin, estaba rodeado de agua por todos los lados salvo uno, de suelo pantanoso. Los ingleses ofrecieron paso franco hasta Escocia a Cuéllar y sus hombres. Estos lo declinaron, por lo cual los atacantes ahorcaron a dos prisioneros españoles para amedrentarlos. Tras diecisiete días de asedio, no obstante, el invierno se hizo sentir con una fuerte nevada que obligó a los ingleses a replegarse. 

MacClancy recuperó su castillo y llegó a ofrecerle a una de sus hermanas por esposa. Cuéllar, ya deseoso de volver a España declinó su matrimonio y una vida futura en tierras irlandesas y abandonó junto a cuatro de los españoles al clan McClancy, mientras que otros sus otros compañeros decidieron quedarse como guardas del señor irlandés y rehacer sus vidas en aquella comunidad.766px-invincible_armada

Era ya enero de 1589 cuando el capitán Francisco de Cuéllar y sus compañeros emprendieron camino a la región del Ulster, desde donde poder embarcar hacia Escocia, como primer paso de su ansiada vuelta a España. El 24 de enero de 1589 Cuéllar y sus compañeros llegaron hasta la Calzada de los Gigantes, los demásya habían decidido separarse de él para buscar un puerto.

Recibió cobijo en la comunidad del señor Ockan O’Cahan, en el pueblo de Castleroe, en las que unas mujeres se ocuparon de cuidarlo durante al menos un mes y medio. Después de recuperarse de sus heridas y de enterarse de que los ingleses continúan buscando a los españoles naugragados, Cuéllar decide huir hacia Escocia, llegando a realizar jornadas de treinta kilómetros.maxresdefault

Conocedor de que un obispo católico, Redmond O’Gallagher, estaba protegiendo a algunos compañeros de la Felicísima Armada, en la zona costera de la desembocadura del rio Foyle se dirigió hacia allí en busca de protección. Allí esperó durante seis días los preparativos de un barco que los debería de llevar a Escocia en una travesía de dos días.

Al fin un barco para comenzar el retorno. Embarcando en Magilligam en una tradicional barcaza irlandesa (un curragh), hecha con un bastidor de madera recubierta de cuero pero que al menos flotaba, el capitán Francisco de Cuéllar junto a diecisiete compañeros parten hacia Escocia. Era un día de principios de abril de 1589.


En Escocia

Escocia no les brindó la ayuda que ellos esperaban, los escoceses se mostraron indiferentes con ellos y no estaban dispuestos a darles ninguna ayuda. Tan sólo algunas familias nobles católicas se prestaron a ello.

Una vez que consiguieron contactar por correo con el Duque de Parma, un mercader escocés que residía en Flandes fue contratado para llevarlos a Flandes. Era septiembre de 1589, justo un año después del naufragio de su barco en la playa de Streedagh, cuando el capitán Francisco de Cuéllar embarca con destino a Flandes.Francisco-de-Cuellar7

El 22 de septiembre de 1589 los cuatro bajeles contratados por Parma para su regreso a Flandes fueron atacados por barcos enemigos holandeses. Dos de ellos fueron hundidos  cerca de Dunkerque y en el que viajaba Cuéllar naufragó en los bancos de arena de la costa. Una vez más, Cuéllar salva su vida agarrándose a un madero para llegar a la costa. Había naufragado dos veces en un año. De doscientos setenta hombres que habían sobrevivido a los naufragios de la Gran Armada perecieron en aquel momento. A su llegada a Flandes escribió una carta al rey Felipe II lo que nos ha permitido conocer todas sus peripecias. 


Sus últimos años. Un soldado.

Durante los siguientes diez años 1589-1598 luchó en Flandes, Francia y Saboya al servicio de Farnesio, Fuentes, Saboya y Mansfeld. Participando en el socorro de París  y en los sitios de Laon, Corbeil, La Capelle, Châtelet, Doullens, Cambrai, Calais, Ardres y Hulst… para  finalmente hacerlo  en Italia, en la guerra de Piamonte y Saboya.5acb9fa28cbda

Sus últimos cinco años como soldado no fueron menos ajetreados que los anteriores: en 1600, Tras la Paz de Vervins con Francia (1598), pasó a Nápoles al servicio del virrey de Lemos. En 1601, se convierte en capitán de infantería en un galeón que se dirigió hacia las islas de Barlovento (Actuales Antillas) y en 1602 se puso al mando de un galeón de la flota de don Luís Fernández de Cordoba. Entre 1603 y 1606 residió en Madrid con sueldo de oficial reformado. Su pista se pierde durante estos años y nada se sabe del lugar, ni la fecha de su muerte.


La película: «Armada 1588: Naufragio y supervivencia».

Como suele suceder con la historia de los siglos XV y XVI, la historia de España es más conocida y respetada fuera que en nuestro propio país. Al igual que sucede con la figura del capitán Francisco de Cuéllar, en irlanda su figura es mucho más conocida y su gesta ahora ha dado lugar a la película Armada 1588: Naufragio y supervivencia, dirigida por Al Butler, protagonizada por el actor Fernando Corral (Alicante, 41 años), financiada por el Departamento de Desarrollo de Comunidades Locales del Consejo del Condado de Sligo y promovida por la asociación Spanish Armada Ireland.

Todos los años la localidad irlandesa de Grange celebra a finales de septiembre un homenaje a los españoles e irlandeses caídos aquel trágico día de 1588. Los vecinos plantan 1.100 cruces en la playa de Streedaghen en su recuerdo. El municipio, incluso, ha abierto un museo de dedicado a la Gran Armada -se niegan a aceptar el humillante apodo de Invencible– que recibirá los beneficios económicos de este film.

Armada 1588: Naufragio y Supervivencia. (Duración 27 min). Disponible su descarga en SpanishArmadaIreland.com. 4,99 euros.


Bibliografía

http://www.miguelgarciavega.com/francisco-de-cuellar-de-erasmus-en-irlanda-2/

Revistahistoria.es

http://www.mitramiss.gob.es/cartaespana/es/noticias/Noticia_0133.htm

https://elretohistorico.com/capitan-cuellar-cronista-irlanda-armada-1588-inglaterra-tercios/

Revista Desperta-Ferro

https://www.armadainvencible.org/capitan-francisco-de-cuellar-ruta/

perezreverte.com

cervantesvirtual.com

Academia.edu

https://elpais.com/cultura/2020-05-22/los-irlandeses-nos-sacan-los-colores.html


Anexo

Carta de Francisco de Cuellar


OrichalcumOricalco u Orihalcon es el término con que se designa a un metal legendario mencionado en antiguos escritos griegos, siendo los más significativos los escritos de Platón sobre la Atlántida. Según estos escritos este metal sería el segundo metal más valioso después del oro y era muy abundante en el fabuloso reino de la Atlántida.

Según Platón:

«Gracias a su poder, eran importadas muchas cosas a la isla, si bien producía ésta las que son necesarias para la vida, y también metales, ya fueran sólidos o fusibles, y hasta aquel del cual sólo conocemos el nombre, pero que en la isla existía realmente, extrayéndose de mil parajes de la misma, el oricalcoque era entonces el más precioso de los metales después del oro.»

La palabra «oricalco» parece provenir de la conjunción de los vocablos «oro» y «calco», viniendo a significar algo así como «calco o copia de oro», aunque dicha conclusión es completamente falsa. El término «oricalco» proviene del término latino orichalcum, que a su vez deriva de los términos griegos óros, que significa montaña (la misma raíz que interviene en orografía) y chalkós que significa cobre. Así pues, un estudio etimológico serio nos dice que la palabra «oricalco» significa «cobre de montaña». descarga

Las propiedades maravillosas que se le atribuían eran que no se oxidaba, que era increíblemente maleable o que refulgía como el mismo sol, además de ser un metal con mucho valor en la religión, ya que se usaba para rendir culto a Poseidón.

En la mitología griega, el creador del maravilloso metal fue Cadmo, el rey de una tribu de Canaán, a quién se atribuye la introducción del alfabeto en Grecia, al igual que la del arado, la fundición de metales y la agricultura.oricalco-portada-1

Así se describe la Atlantida y se menciona el oricalco en la descripción platónica:

«Cerca del mar, pero a la altura del centro de la isla, había una llanura, la más bella según se dice de todas las llanuras y la más fértil. Cercana a la llanura, distante de su centro como unos cincuenta estadios, había una montaña que tenía en todas sus partes una altura mediana. Los atlantes habían realizado en ésta grandes trabajos. Sobre los brazos circulares de mar que rodeaban la ciudad, habían construido puentes y abrieron un camino hacia el exterior y hacia la morada real, que hicieron llegar hasta el brazo de mar más exterior de todos, con lo que dispusieron de una entrada a los navíos venidos de alta mar, como si fuera un puerto. También pusieron torres y y puertas sobre los puentes, en todos los lugares por donde pasaba el mar.

Los tres muros de piedra que rodeaban la Atlántida y las islas concéntricas interiores estaban revestidos de metal; el más exterior de ellos estaba revestido de cobre, mientras que el que rodeaba la Acrópolis estaba cubierto de oricalco, un metal (quizá una aleación) desconocido para nosotros, del que únicamente se sabe que “tenía reflejos de fuego“. La morada real estaba dentro de la acrópolis, y en medio de ésta se levantaba el templo consagrado a Clito y a Poseidón, suntuosamente exornado con marfil, oro y oricalco. El agua que procedía de las fuentes se conducía a los estanques y al bosque sagrado de Poseidón, que tenía árboles de todas las especies. El exceso de agua se hacía derivar por los canales hacia las fosas circulares que rodeaban el palacio. En el centro de la mayor de las islas anulares se había reservado un picadero para las carreras de caballos. Fuera de la ciudad había una muralla circular que comenzaba en el mar y distaba cincuenta estadios del recinto más extenso. Esta muralla acababa por cerrarse sobre sí misma en la garganta del canal que se abría por el lado del mar. Todo este espacio estaba cubierto por casas en gran número, apretadas unas contra las otras. El canal y el puerto principal rebosaban de barcos y mercaderes venidos de todas partes».


¿Cuál era su composición?

Según estudios de muchos especialistas en metales e historiadores de la minería, el oricalco u orichalcum no es más que una aleación de cobre, zinc y plomo, muy probablemente el conocido como latón dorado. Sin embargo, la referencia dada por Platón en Critias elimina la posibilidad de que sea una aleación de metales, ya que «se le extraía de la tierra en muchos lugares de la isla» (Critias, 114). A la vista de esta descripción algunos arqueólogos han pensado que el oricalco no era más que el ámbar: precisamente durante la Edad de Bronce final (s. XII-X a.C.) el ámbar era uno de los principales productos que, desde la Península de Jutlandia, los navíos de Tartessos exportaban a todo el Mediterráneo junto con el estaño, el bronce y la plata.oricalco gela sicilia lugar del hallazgo del naufragio -El barco griego estaba hundido a 300 metros de profundidad.

El investigador británico James Allen, quien propone la teoría de ubicar la Atlántida en el Altiplano andino, establece que el oricalco corresponde a la aleación natural de oro y cobre que existe en forma única y abundante en esa región (minas en Urukilia, muy cerca de Pampa Aullagas), de la cual hay hecha gran cantidad de artesanía rescatada por la arqueología.

Han sido varios los científicos los que han tratado de interpretar este material, considerando que su nombre griego alude a él como «uranio de montaña», y que posiblemente se trate de un tipo de combinación de plomo cobre y zinc, aleación conocida por los romanos como «latón dorado». La idea vendría considerada por el hallazgo a comienzos de 2015, de un barco del siglo VI a.C. hundido al sur de la isla de sicilia, portando en sus bodegas lingotes de una extraña aleación, que tras ser analizada arrojó una composición de cobre en torno al 75%, con zinc, niquel, hierro y plomo en menor cantidad.Oricalco metal atlante hallado en el Mar de Gela, Sicilia 2017

En este artículo del 2017 de la revista Historia National Geograpich, exponen el hallazgo de unos lingotes presumiblemente hechos de oricalco:

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/hallan-39-lingotes-oricalco-metal-legendario_8887/1


Bibliografía

https://lanzarotenonstopdivers.blogspot.com/2015/01/el-mitico-metal-oricalco-de-la.html

Ensayos: Materiales fantásticos

Ciencia de los materiales fantástico. Juan Manuel Montes Martos y Fátima Ternero Fernández. Ediciones Paraninfo.

http://www.enciclonet.com/


Anexos

Aquí os dejo la obra de platón: Critias para consultarla íntegramente.


Su nombre significa en lengua Acadia: «Assur es el creador de su heredero» y fue el último gran rey del imperio neoasírio. Fue un conquistador temible e implacable, que expandió los límites del imperio más que ningún otro dejando allí por donde pasaba un rastro imborrable en forma de ciudades destruidas y poblaciones enteras deportadas.

Era conocido con diversos nombres: en el Antiguo Testamento, es mencionado como Osnaper (libro de Esdras, 4:10), los griegos lo conocían como Sardanapal, y el historiador romano Marco Juniano Justino, como Sardanapalus. Este es el nombre que pasó a los textos medievales el cual en español se conoce como Sardanápalo.assurbanipal_1583922_m

Los acontecimientos del reinado y hechos personales de este importante personaje nos son conocidos por numerosas inscripciones de todo tipo (cartas, decretos, textos históricos, documentos jurídicos, etc.). Fue el tercero de los hijos del rey Assarhaddón, a quien sucedió en el trono, y de su esposa Eshar-hamat. Su ascenso estuvo de antemano garantizado por un juramento de fidelidad que su abuela, la reina Naqi’a, había impuesto a los demás hermanos de Assurbanipal y al resto de la nobleza asiria. El rey, que pudo seguir controlando el gran Imperio creado por sus antepasados y que iba desde Menfis a Persia, centró su política muy pronto en llevar a término la obra inacabada de su padre: la conquista de Egipto.


El Imperio Asirio.

Con la expresión mat d(ingir) Ashshur, que significa ‘País del dios Assur’, se conocía una extensa región del norte de la antigua Mesopotamia, en la que se asentaron los asirios. En las fuentes arameas Assur equivalía a la región comprendida entre el valle del río Tigris y su afluente el Zab inferior. Para los babilonios, Asiria estaba englobada en el País de Subartu. El griego Heródoto denominaría Assuria a un territorio de extensión variable, coincidente, a veces, con la totalidad de Mesopotamia.

Debido a las invasiones arameas, durante los siglos XI y X a.C., Asiria hubo de replegarse a su territorio primitivo, si bien pronto emprendió la reconquista de la Yazira mediante anuales campañas sangrientas contra los reinos arameos. Incluso pudo abrirse camino hasta alcanzar las costas del mar Mediterráneo. Sería con Tiglat-pileser III (744-727 a.C.), y sobre todo con Sargón II (722-705 a.C.) y sus sucesores, los Sargónidas, cuando Asiria conocería su máximo apogeo político y territorial, extendiéndose su control e influencia prácticamente desde el golfo Pérsico por el sur hasta los montes Zagros y el territorio de Urartu por el norte, y desde el Irán por el este al Mediterráneo al oeste.Assyrie_general

Incluso, Asiria llegó a ocupar durante un corto periodo de tiempo el norte de Egipto, tras haber hecho incursiones militares hasta la propia Tebas. Entre el 614 y el 610 a,.C. Asiria conoció su declive definitivo, al no poder hacer frente a una coalición de caldeos y medos. El reducto asirio de Kharrán fue testigo de la muerte del último rey asirio, de nombre Assur-Uballit II, en el año 609 a.C.


Un rey que sabía leer y escribir. La biblioteca de Ninive.

Las inscripciones y textos que dejó como rey, así como su labor como restaurador de los templos dedicados a los dioses asirios o el empeño que puso en mantener y ampliar la biblioteca de Ninive dejan entrever que recibió una educación esmerada y que conoció el arte de la escritura.Milkau_Assurbanipal_als_hoher_Priester_51-2

La magnífica biblioteca de Ninive, con mas de veinte mil tablillas de arcilla escritas en caracteres cuneiformes con una amplia variedad de textos épicos, religiosos, proféticos o astrológicos, además de documentos administrativos o diccionarios de sinónimos en distintas lenguas mesopotámicas que han sido de inestimable ayuda a los estudiosos a la hora de descibrar lenguas mesopotámicas como el sumerio o el acadio; mostraba el nivel cultural del monarca para la época.

Además en la biblioteca estaba todo organizado sistemáticamente y catalogado de forma conveniente por un cuerpo de funcionarios que tenían también instrucciones de recorrer el territorio del imperio en busca de nuevos textos, copiarlos e incorporarlos a los fondos regios.como-fue-ninive-390x260


Sardápalo, la vida como desenfreno.

Los griegos le dieron al rey el nombre de Sardápalo y además le concedieron la imagen de soberano solo atento al placer desenfrenado.

Según el historiador y médico griego Ctesías de Cnido:

«Sardápalo sobrepasó a todos sus predecesores en libertinaje y holgazanería, pues no sólo no se mostró jamás al mundo, sino que llevaba la vida de una mujer».

Su palacio de Ninive era el escenario de una orgía continua, lo que fue aprovechado por sus enemigos para ponerle cerco. En lugar de salir a conbatirlos, la respuesta de Sardápalo fue levantar una inmensa hoguera, reunir su oro y su plata, a sus concubinas y eunucos, y prenderle fuego a todo, él incluido.1920px-Delacroix_-_La_Mort_de_Sardanapale_(1827)

Esta fantasiosa historia hizo fortuna en Europa, como lo prueban las obras de arte inspiradas en ella: «Sardápalo», de Lord Byron y «La muerte de Sardápalo» de Eugéne Delacroix.


Las cacerías rituales de leones.

Parece que la tranquilidad de la vida palaciega no era demasiado atractiva para los soberanos asirios, que cuando no estaban dedicados a la guerra saciaban sus instintos bélicos en cacerías. Para ello se apresaban grupos de animales, como leones, antílopes o asnos salvajes, que después eran soltados en terrenos acordonados para que el rey pudiese cumplir el rito de la caza a pie o montado en su carro, convenientemente armado y acompañado por su guardia.Assurbanipal a la caza del leon-Pal Assurbanipal Ninive-British Museum 9

Una elocuente cacería de leones está recogida en los frisos del palacio de Nínive, donde aparece Assurbanipal montado sobre bigas y cuádrigas, acompañado de sus servidores, dando muerte a los leones con lanzas y flechas. Otros acompañantes acosan a los animales portando fustas a caballo o disparando con arcos, recogiendo un panorama en el que los leones huyen, se agitan, sufren, se revuelven al ser alcanzados por las flechas y agonizan rugiendo.Assurbanipal a la caza del leon-Pal Assurbanipal Ninive-British Museum 1

Las cacerías de leones tenían un fuerte componente ritual para los asirios. En una de las estelas, Assurbanipal derrama una libación sobre cuatro leones muertos rodeado de sus sirvientes. La inscripción de la estela reza:

«Soy Assurbanipal, rey de los ejércitos, rey de Asiria […] Tomé un leon del desierto por su cola y al mando de Enurta y Nergal, los dioses que son mis ayudantes, aplasté su craneo con mi havha».


Las historia del rey.

Los acontecimientos del reinado y hechos personales de este importante personaje nos son conocidos por numerosas inscripciones de todo tipo (cartas, decretos, textos históricos, documentos jurídicos, etc.). Fue el tercero de los hijos del rey Assarhaddón, a quien sucedió en el trono, y de su esposa Eshar-hamat. Su ascenso estuvo de antemano garantizado por un juramento de fidelidad que su abuela, la reina Naqi’a, había impuesto a los demás hermanos de Assurbanipal y al resto de la nobleza asiria.Assurbanipal matando un leon-Pal Assurbanipal Ninive-British Museum 11

El rey, que pudo seguir controlando el gran Imperio creado por sus antepasados y que iba desde Menfis a Persia, centró su política muy pronto en llevar a término la obra inacabada de su padre: la conquista de Egipto. Para ello, envió prontamente un gran contingente de tropas que lograron una victoria en Menfis y la huida del faraón Taharqa, que causaba constantes perturbaciones. Los asirios se dispusieron así a llevar a cabo una empresa de mayor envergadura: avanzar sobre Tebas. Sin embargo, la magnitud de la aventura y la conspiración de los propios egipcios hicieron que Assurbanipal optara por suspender tal empresa. La muerte de Taharqa motivó que su sucesor, Tanutamón, intentase la recuperación de todo Egipto, para lo cual llegó a Menfis en una rápida campaña militar, dio muerte a Nekao I y expulsó a Psammético I. Esta acción sirvió de reactivo a las tropas asirias que partieron para Egipto y, después de tomar Menfis, llegaron a Tebas, ciudad que fue devastada. De esta manera, Asiria, al tiempo que eliminaba el poderío etíope, se hizo dueña de todo Egipto.Assurbanipal_lion_hunt

En Babilonia, en el 652 a.C., el hermano de Assurbanipal, llamado Shamash-shum-ukin, aprovechó el descontento general y se alzó contra él con la ayuda de Egipto, algunos príncipes sirios, los elamitas e incluso los nómadas árabes (qidri, aribi, nabaiti). Asiria, mediante el envío de tropas y constantes intrigas políticas, cuya relación no puede aquí pormenorizarse, logró contener la situación y asestar un duro golpe a Babilonia, ciudad que fue tomada por asalto en el 648 a.C. Babilonia quedó entonces en manos de Assurbanipal, quien bajo el nombre de Kandalanu fue reconocido como rey.

Assurbanipal realizó otras operaciones de castigo que le reportaron enormes botines; derrotó por ejemplo a los árabes, que habían ayudado a Babilonia, y a los príncipes de Siria y Palestina, que habían colaborado en las sublevaciones. assurbanipal-3

También se preocupó también por la religión y la cultura. Enriqueció y protegió numerosos templos de Asiria y Babilonia y creó en Nínive una extraordinaria biblioteca en la que ordenó reunir todo tipo de textos escritos, fuesen original o copia. La esposa del rey se llamó Assur-sharrat y de sus hijos han llegado los nombres de Assur-etil-ilani-ukinni y Sin-shar-ishkun, que le sucedieron sucesivamente, si bien el primero fue cuestionado en su acceso al trono.


Bibliografía.

Colección Historia National Geographic

http://domuspucelae.blogspot.com/2013/07/visita-virtual-assurbanipal-y-la-caza.html

http://www.enciclonet.com

Assurbanipal. Un Rey Asirio Ilustrado. Fernando Fernández Palacios.

 

El Toro de Falaris

Publicado: marzo 30, 2018 en Tortura, Uncategorized
Etiquetas:, ,

Quemar a seres humanos dentro de una efigie de un toro de bronce es una invención atribuida a Falaris (Phalaris) tirano de Agrakas (actual Agrigento, en Sicilia) que murió en el año 554 a. C. Los alaridos y los gritos de las víctimas salían por la boca del toro y parecía que la figura mugía.toro-de-falaris

De todas formas no existen pruebas, al contrario, Falaris fue considerado por los escritores contemporáneos , un gobernante culto y justo. El «Toro de Falaris» estaba presente en numerosas salas de tortura del 1500-1700.1210952790_f


BIBLIOGRAFÍA

Museo de la Tortura. Santillana del Mar.


Tras la derrota de Cartago en la Primera Guerra Púnica, en el año 241 a.C., la República romana se lanzó al dominio naval del Mediterráneo. No obstante, su control de los mares distaba mucho de ser absoluto. Al este de Italia, el reino de los ilirios, gobernado por la tribu de los ardiaei, comenzaba a amenazar las rutas comerciales romanas sobre la totalidad del mar Adriático. Al frente de este reino se encontraba, desde 250 a.C., Agrón, rey de los ardiaei.1486834480925

Bajo su liderazgo, Iliria amplió su dominio terrestre a costa de sus vecinos, sobre todo del reino de Épiro, al sur, así como mediante la conquista y el saqueo de ciudades costeras estratégicas como Faros, Apolonia o bien Epidamno. Sus dominios llegarían a abarcar de esta forma el territorio de la actual Albania y parte de los estados modernos de Croacia, Bosnia y Montenegro. Dado que el terreno del reino creado por Agrón era pobre y rocoso, su pueblo se dedicó de forma mayoritaria al sector naval, y, más concretamente, a la piratería, hasta conformar la flota más temida de todo el Adriático.


Teuta, Reina de Iliria

Sin embargo, en 231 a.C., en la cima de su gloria, Agrón moriría de forma imprevista tras conseguir una aplastante victoria sobre los Etolios. Según el historiador griego Polibio (II, 4, 6):

«Después que regresó la armada, el rey Agrón escuchó de sus jefes la relación del combate, y alegre sobremanera de haber postrado a los etolios, gente la más feroz, se dio a la embriaguez y otras parecidas comilonas, de cuyas resultas le dio un dolor de costado, que en pocos días le llevó al sepulcro. Le sucedió en el reino su mujer Teuta, que descargó en parte el manejo de los negocios en la fe de sus confidentes. Utilizaba su talento según su sexo. Solamente atenta a la pasada victoria, y sin miramiento a las potencias extranjeras, dio licencia primero a sus corsarios para apresar cualquier buque que encontrasen, más tarde equipó una armada y envió un ejército en nada inferior al primero, permitiendo a sus jefes todo género de hostilidades».

Como el heredero de Agrón, Pinnes, hijo de su primera esposa Triteuta, era todavía un niño al morir su padre, el reino ilirio de los ardiaei pasó a ser gobernado por su segunda esposa, Teuta, en calidad de reina regente. Teuta continuaría la política expansionista de su esposo con igual e, incluso, mayor éxito, entendiendo sus territorios desde Dalmacia, al norte del Vjöse, hasta el sur, con Sködra como capital, si bien la armada iliria estableció su base de operaciones en Shkodër, en la costa de Sarandë.Portada-Reina-Illiria
No obstante, sus acciones, al contrario que con el rey Agrón, fueron descritas de forma negativa por Polibio, debido no tanto a su sexo, como a la falta de objetividad del historiador griego, favorable al expansionismo romano, con el que Teuta, y no Agrón, entró en conflicto. Según Polibio II, 4, 7-8:
«La reina “confió la dirección del gobierno, al menos en buena parte, a sus amigos”, poseía la “cortedad natural de miras de una mujer”, y añadió que “con cálculo muy propio de mujeres, no veía otra cosa que no fueran sus éxitos más recientes, así que no podía darse cuenta de lo que estaba ocurriendo a su alrededor, ni tuvo en cuenta para nada los intereses extranjeros».

La reina de los piratas Ilirios
Polibio, II, 4, 9, también menciona que Teuta apoyó la práctica iliria de la piratería, saqueando a sus vecinos sin criterio y ordenando a sus generales a tratar a toda ciudad conquistada o barco capturado como enemigos. Sus operaciones se extendieron rápidamente hacia el sur, entre el Mar Jónico y las costas occidentales italianas, hasta otorgar a la armada iliria el práctico control del mar Adriático. Al parecer, las ciudades del sur de Italia y Sicilia, por su riqueza, fueron sus principales puntos de mira, si bien el hito más destacado de su reinado fue la conquista y saqueo de Fenice, la capital de Caonia y considerada, hasta ese momento, la ciudad más fuerte e inaccesible de Epiro.
El evento infundiría «un terror y un pánico no pequeños a los habitantes de las costas griegas» (Polibio, II, 6, 7), que los propios epirotas, tras pagar un fuerte rescate por recuperar Fenice y tras acceder a que gran parte de sus habitantes fueran vendidos como esclavos por los ilirios, llegarían a enviar varias embajadas a la reina para establecer una alianza de colaboración con ella, en la que prometían ayudarla y socorrerla en todas las ocasiones que ella exigiera. Otros eventos destacables de su regencia serían los ataques y posterior conquista de Elea, Isa y Mesina, la expulsión de los comerciantes griegos de la costa de Iliria y el ataque constante a los navíos romanos que cruzaban el Adriático.
Serían estas incursiones piratas las que acabarían obligando a los romanos a declararle la guerra a la reina Teuta. En un principio, el Senado romano obviaría las quejas contra los navíos de Iliria que los comerciantes que navegaban por el Adriático le iban presentando. Sin embargo, como el número de quejas tan solo aumentaba, y el asalto a los comerciantes italianos se convertía en algo endémico, el Senado se vio forzado a intervenir.

El enfrentamiento con Roma – La vía diplomática
En un primer momento se intentó hacer uso de una vía diplomática, enviando como emisarios a dos hermanos, Cayo y Lucio Coruncanio. Llegados a Sködra, en la actual Albania, y de acuerdo con las instrucciones recibidas, exigieron a la reina compensaciones por las perdidas, y el cese inmediato de las expediciones. Teuta según Polibio, II, 8, 7:
«Les escuchó de modo desdeñoso y altanero».
En respuesta les indicó que:
«De nación a nación procuraría que los romanos no les sucediera nada injusto de parte de los ilirios, pero que, en lo que se refería a los ciudadanos particulares, no era legal que sus reyes impidieran a los ilirios sacar provecho del mar».
Según las leyes ilirias, la piratería era una actividad legal en su país y que, por lo tanto, no podía interferir en su práctica y, mucho menos aún, impedirla. La respuesta de Lucio sería a un mismo tiempo jactanciosa e imprudente (Polibio, II, 8, 10):
«Los romanos, oh Teuta, tienen la bella costumbre de castigar de forma pública los crímenes privados y de socorrer a víctimas de injusticia. De manera que, si un dios lo quiere, intentaremos rápida e inexorablemente obligarte a enderezar las normas relaes respecto a los ilirios».
Como es lógico, la amenaza no gustó a la regente iliria. Según Polibio, ordenó dar muerte a Lucio y embarcar de inmediato al otro emisario con el cadáver de su hermano de regreso a Roma. Casio Dio por su parte menciona que, en efecto, un emisario fue asesinado, pero el otro, lejos de regresar, sería encarcelado. Roma, que muy posiblemente buscaba desde hacia tiempo una excusa para declarar la guerra a Iliria, aprovechó el incidente para iniciar la llamada Primera Guerra Ilírica en año 229 a.C., declarando que Teuta había violado la inmunidad diplomática, y no se había mostrado razonable en las negociaciones.B5Y3D00Z

La primera guerra Iliria

Los romanos se tomaron muy a mal lo que les había pasado a sus diplomáticos, así que se prepararon para la guerra. Y hay que decir que lo hicieron con gran presteza. En el año 229 a.C. enviaría una flota de 200 barcos y 20.000 hombres a poner fin al desafío de Teuta. La dirección de las fuerzas se confió a los cónsules de aquel año, quedando uno (Lucio Postumio Albino) al mando de las tropas terrestres y el otro (Cneo Fulvio Centumalo) al mando de la flota. Esta impresionante fuerza se presentó de improviso ante Corcira, gobernada por el anteriormente nombrado Demetrio, quien era además gobernador de la isla de Faros, mientras las principales fuerzas ilirias estaban ocupadas continuando sus ataques contra las ciudades costeras griegas.illyriamap1

Demetrio no tardó en traicionar a su reina y rindió Corcira y Faros a los romanos, pasándose a ellos con armas y bagajes (aunque Dion Casio afirma que la rendición fue ordenada por la propia Teuta, a fin de conseguir una tregua temporal). La deserción de Demetrio hizo que muchos otros generales se rindieran también sin presentar batalla. Entre esos generales se encontraba el propio cuñado de Teuta (hermano del anterior rey Agrón) Escerdilaidas. Los romanos ocuparon fácilmente Epidamno, Isa y Apolonia, entre otros enclaves. Muchas otras ciudades enviaron delegaciones a los romanos aceptando su protectorado voluntariamente. Hay que decir que los ilirios, al ver aparecer a las tropas romanas, levantaban rápidamente el campamento y huían, lo que nos dice que sus tropas terrestres no estaban ni mucho menos a la altura de su flota. La victoria romana fue tan aplastante y con tan pocas bajas, que el cónsul Fulvio regresó a Roma con la mayoría de sus fuerzas y naves, dejando a Postumio sólo con 40 barcos y una legión, reclutada entre las ciudades conquistadas.

La reina, con las fuerzas bastante mermadas, y golpeada por la deslealtad de sus generales, se vio obligada a rendirse en 227 a.C. Según Polibio (II,12,3) la reina Teuta :

«Consistió en pagar cualquier tributo que la impusieran, ceder Iliria entera a excepción de muy pocos enclaves y, en lo que concernía a los griegos, se comprometió a no navegar más allá de Lissus -actual Alessio, en la desembocadura del río Drin- con más de dos naves desarmadas».


El fin de la reina de los piratas Ilirios

Solo una pequeña porción del antiguo reino ilirio de Agrón-en torno a la ciudad de Sködra-quedó en manos de su hijo Pinnes, si bien en calidad de protectorado romano, y bajo la regencia de Demetrio-quién recibía así el trono de Iliria en pago a su traición- mientras la mayor parte del mismo pasaba a convertirse en otro territorio de la República. Demetrio sin embargo no tardó en iniciar hostilidades contra Roma, y, tras nueve años de paz, dio inicio a la denominada Segunda Guerra Ilírica, en la que fue derrotado por Lucio Emilio Paulo. En cuanto a Teuta se desconoce su destino; las informaciones son bastante contradictorias: un retiro de algunas décadas, el matrimonio con el propio Demetrio, y el suicidio, desde una roca en Risan, en la bahía de Koto -la actual Montenegro-, son los finales que se le atribuyen a esta reina.Mbretëresha_Teuta_në_Muzeun_e_Shkodrës


Albania: Teuta, su héroe nacional

El misterio encierra los orígenes exactos de los actuales albaneses. La mayoría de historiadores de los Balcanes creen que el pueblo albanés es en gran parte descendiente de los antiguos ilirios, quienes, al igual que otros pueblos balcánicos, se subdividieron en tribus y clanes. El nombre de Albania se deriva del nombre de una tribu Iliria llamada Arber, o Arbereshë, y más tarde Albanoi, que vivía cerca de Durrës.

Cuando surgió el nacionalismo en Albania no dudaron en erigir varias estatuas en su honor. Incluso, hay en la actualidad un club de fútbol albanés que lleva su nombre.Teuta-minimizada


Bibliografía

http://www.enciclonet.com

http://losfuegosdevesta.blogspot.com.es/2016/03/la-reina-teuta-de-iliria-la-pirateria.html

http://elhistoricon.blogspot.com.es/2017/04/teuta-la-reina-pirata.html

https://www.imperivm.org/cont/textos/txt/polibio_hublrr_ti_lii.html

http://www.viatorimperi.com/lugares/europa/albania

http://cuadernosdehistoria.com/iliria-albania/

 


Un guiverno es una criatura legendaria con cabeza y alas de dragón y cuerpo, dos patas y una cola reptilianos. Su variante marina se llama guiverno marino y tiene una cola de pez en lugar de la cola de púas.

El guiverno, en sus distintas formas, es importante en la heráldica, apareciendo frecuentemente como mascota de escuelas y equipos atléticos, principalmente en los Estados Unidos y Reino Unido. Es una criatura popular en la literatura europea y británica, los videojuegos y la fantasía moderna. El guiverno suele, aunque no siempre, asociarse con el clima frío y el hielo, y poseerá en ocasiones una modedura venenosa y pocas veces la habilidad de escupir fuego.802dae7e7051692ef3dabea09f600a222d97593d_hq


Historia

El diseño del guiverno parece haber derivado de la figura del dragón encontrada por las legiones de Trajano en Dacia.

La palabra guiverno proviene del inglés “wyvern”, el cual según el Merriam-Webster Dictionary es una alteración del inglés medio “wyvere” que significa “víbora” (viper en inglés), término que proviene del anglo-francés “guivre”, siendo éste una variación del latín “vipera”. En la heráldica, el guiverno suele ser representado como un dragón de dos alas y dos patas –de ahí que también sea conocido como “dragón heráldico”–, el cual es muy distinto a la “vipera” de la que el término “wyvern” procede.wyvern_cab

Una de las primeras descripciones de la criatura conocida como “vipera” aparece en el libro Naturalis Historia de Plinio el Viejo publicado en el año 77, de acuerdo al cual se trata de un animal con cuerpo de serpiente y orejas parecidas a las de un conejo, cuyos extraños hábitos reproductivos suelen ser representados en varios bestiarios medievales (la hembra devoraba la cabeza del macho durante el apareamiento o antes de que las crías nazcan, y estas dan muerte a su madre al momento de nacer cuando atraviesan su vientre para salir al exterior), tal como se muestra en la siguiente ilustración proporcionada por el Bestiario de Aberdeen publicado en el siglo XII.790f475b97ea748b03b5b28fc99cf15b7eb55322_00

Tal vez el primer Guiverno “importante”, fue Gerión, que en la Divina Comedia, transportó sobre su dorso a Dante y Virgilio y les cruzó volando el abismo entre el círculo séptimo del infierno y el octavo, donde se castiga a los defraudadores (si fuera en la actualidad estaría a rebosar). En el canto XVII es donde Dante describe a Gerión como un Guiverno de bonitos colores.

El Guiverno fue adoptado como el símbolo del antiguo reino inglés de Wessex. Como los toros, los Guivernos se enfurecen al contemplar el color rojo. Según un mito galés, un cazador de dragones distrajo a un Guiverno particularmente malévolo arrojando un paño rojo a un río para, a continuación, arrojarle una flecha con su arco.

Aunque los dragones han sido descritos por personas de todo el planeta. Los Guivernos, en conreto, son fruto del folclore del norte de Europa, particularmente de Gran Bretaña, Francia, Alemania u Escandinavia.wyvern


En la heráldica

El guiverno es una figura de la heráldica inglesa, y también se puede encontrar ocasionalmente como soporte o cimera.

En la heráldica, no obstante, al momento de describir un escudo de armas sí se suele diferenciar al dragón del guiverno, aunque la única diferencia visual es que el guiverno tiene dos patas y un par de alas, mientras que el dragón suele ser representado con cuatro patas y alas, al menos en la heráldica moderna.DSC04300

Un guiverno blanco (de argén) formaba la cimera del Borough de Leicester según está registrado en la visita heráldica de Leicestershire de 1619:

A wyvern sans legs argent strewed with wounds gules, wings expanded ermine.

La expresión sans legs no significa forzosamente que no tuviera patas, sino que podrían no haber sido representadas al estar disimuladas o debajo del cuerpo. La compañía Midland Railway lo adoptó en 1845 cuando se convirtió en la cimera de su escudo no oficial.guiverno-heraldica

La compañía afirmaba que:

«el guiverno era el estandarte del Reino de Mercia»

y que era:

«una partición de las armas de la ciudad de Leicester».

En 1897, sin embargo, la Railway Magazine se dio cuenta de que parecía:

«no haber fundamento en que el guiverno se haya asociado con el Reino de Mercia»

Un Guiverno aparece como cimera de los yelmos de los reyes de Aragón, de la casa de Barcelona. El primer monarca en utilizar la cimera con Guiverno fue Pedro IV, el Ceremonioso, y de ahí su presencia en el escudo de la Comunidad Valenciana.parterre


El guiverno en los mundos de fantasía

Físicamente son reptiles con dientes afilados y de color pardo grisáceo. Tienen un tamaño de unos 6 metros de largo y unas alas de murciélago enormes. Su cola tiene un aguijón muy parecido al de un escorpión y sus ojos son de un rojo intenso.

Como cazadores son verdaderamente astutos. Cuando encuentran a una posible víctima la vigilan con sigilo, evitando que su sombra caiga sobre la presa. Finalmente se lanzan en picado, en completo silencio, de manera que su víctima no tenga ninguna posibilidad. Cuando hay poco alimento, los wyverns suelen formar pequeños grupos para cazar.dragon

Si se produce un enfrentamiento con enemigos considerables, el wyvern hace uso de su aguijón con bastante habilidad. Este aguijón inyecta un veneno al que pocas víctimas consiguen sobrevivir.

En general, los wyverns son seres solitarios y sólo viven con su pareja y sus crías. Forman sus guaridas en las montañas, desde donde dominan los bosques cercanos.


Bibliografía

http://lales-cosasmias.blogspot.com.es/2015/02/el-wyvern-o-guiverno.html

Dragones, guivernos, dracos, wyrms…

https://kaly36.wordpress.com/monstruos-de-leyenda/guiverno-o-dragon-heraldico/

http://es.mitologia.wikia.com/wiki/Guiverno

http://www.seresmitologicos.net

 


Ser imaginario, mítico o legendario, de estatura y fuerza descomunales, aspecto humano o monstruoso, y carácter normalmente maligno, que protagoniza mitos y creencias de numerosos pueblos de todo el mundo.

Son muchas las cosmogonías, especialmente de Oriente, cuya figura primigenia es un gigante que muere y de cuyo inmenso cuerpo se forman las distintas partes del universo o del mundo. En la base de esta arcaica creencia está la de un primitivo universo considerado como un ser viviente del que el hombre sería una especie de simbólica continuación o degradación. En las mitologías arcaicas de la India, Irán, China, Tibet, Rusia o Escandinavia desempeñaron estos gigantes, por lo general andróginos (de sexo masculino y femenino al mismo tiempo), un papel esencial. Los mitólogos y antropólogos han encontrado estrechos vínculos entre muchos de ellos, como el indio Purusa o Yama, el iranio Yima, y el nórdico Ymir, que fue muerto por Odín. De algunos de estos gigantes primordiales se han documentado derivaciones demoníacas, como la brahmánica Mara, que influyó a su vez sobre la figura homónima de la máxima diablesa del budismo.Untitled-1

Otra creencia relacionada con (y evolucionada a partir de) la de los gigantes cosmogónicos es la de los gigantes cosmóforos (como el Atlas de la mitología griega), que sostienen en sus espaldas no un planeta vivo, sino un planeta inanimado.


En la Antigua Grecia

En la tradición de la antigua Grecia, el término “gigante” no servía para designar a seres enormes terrenales, sino a un grupo específico de los semidioses. Los gigantes nacieron de las gotas de sangre del antiguo dios Uranos que cayeron en el seno de la la diosa Gea (la Tierra), tras haber sido mutilado por su hijo Cronos. Según la tradición, nacieron para vengar la suerte de los titanes, defensores a su vez de Cronos contra el nuevo usurpador Zeus. Según el pseudo-Apolodoro, eran “de una estatura extraordinaria, de una fuerza invencible…”. Intentaron llegar hasta el Olimpo colocando varias montañas una sobre otra, y los dioses hubieron de pedir ayuda a Prometeo y a Heracles para vencerlos, porque, según un oráculo, sólo la colaboración de algún mortal se podía impedir la victoria de los gigantes. Heracles fue el gran protagonista de esta gigantomaquia, ya que derribó las montañas que les servían de apoyo, y atravesó a varios de ellos con sus flechas, mientras Zeus los fulminaba con su rayo. Los que sobrevivieron fueron enterrados en el centro de la tierra. A partir del siglo IV a. C. se añadió a su mito el motivo de que tenían la parte inferior del cuerpo igual que el de las serpientes.gigantes-reales

Estos son los Gigantes de la primera generación:

  • Agrio. Las Moiras le golpearon con mazas de bronce hasta matarlo.
  • Alcioneo. Era inmortal mientras luchase en su tierra de origen. Fue muerto por Heracles, quien lo arrastró fuera de su lugar de nacimiento, tras dispararle una flecha.
  • Alpo. Muerto por Dioniso.
  • Clitio. Fue muerto por Hécate con antorchas.
  • Ctonio. Hera le convenció para luchar contra Dioniso, prometiéndole a cambio a Afrodita.
  • Damasén. Criado por Eris, mató una vez a un drakon que fue devuelto a la vida por otro drakon, su compañero, con la ayuda de una hierba curativa.
  • Efialtes. Se rebeló contra los dioses. Apolo le disparó en el ojo izquierdo y Heracles en el derecho.
  • Encélado. Moraba bajo el monte Etna, cuyos estruendos eran provocados por sus revolcones. Atenea le arrojó encima la isla de Sicilia. Según otros fue muerto por Sileno.
  • Éurito. Fue muerto por Dioniso con su tirso (bastón que está todo él forrado de vid o de hiedra y a veces de lazos. Está rematado por una piña de pino).
  • Gratión. Fue muerto por Artemisa.
  • Hipólito. Lo mató Hermes, que llevaba el casco de Hades.
  • Mimas. Fue muerto por Hefesto con proyectiles de metal al rojo vivo. Según otros fue muerto por Ares.
  • Palas. Lo mató Atenea, quien lo despellejó y usó su piel como escudo para su propio cuerpo.
  • Peloro. Hera le convenció para luchar contra Dioniso.
  • Polibotes. Fue muerto por Poseidón, que rompió un trozo de la isla de Cos y lo arrojó sobre él.
  • Porfirión. Se dice de él que rasgó las túnica de Hera con intención de violarla, y que ésta le había prometido a Hebe por esposa si luchaba contra Dioniso. Zeus le hirió con un rayo y Heracles le remató con una flecha.
  • Tifón. Hijo del primer Tifón, igual a él en todo, que luchó contra Dioniso.
  • Toante. Fue golpeado hasta la muerte por las Moiras con mazas de bronce.

gigante-678x381Los que aparecieron después, su apariencia no es ya necesariamente monstruosa, y sólo tienen en común con los más antiguos su enorme tamaño y fuerza. Estos gigantes fueron:

  • Agrio y Orio. Hijos de Polifonte y un oso, del que le hizo enamorarse Afrodita por desdeñarla en favor de Artemisa. Ambos eran gigantes poderosos que no honraban a los dioses y devoraban hombres. Fueron transformados en pájaros por Hermes.
  • Los Alóadas, dos hermanos gemelos llamados Oto y Efialtes, hijos de Poseidón e Ifimedea, que quisieron derribar el cielo con sus propias manos y derrocar a Zeus. Como eran inmortales y el Oráculo había profetizado que no morirían en manos de hombres ni dioses, se mataron entre ellos por accidente.
  • Anax, hijo de Urano y Gea, gobernó el país, que entonces era llamado Anactoria en su honor. Su hijo Asterio, le sucedió en el trono, pero el cretense Mileto, hijo de Apolo, conquistó el país y le cambió el nombre por el suyo.
  • Antífates, hijo de Poseidón y Gea, era el rey de la tribu de los Lestrigones, unos gigantes antropófagos que encontró Odiseo en sus viajes. Anfífates destruyó la flota de Odiseo.
  • Anteo, hijo de Poseidón y Gea. Desafiaba y asesinaba a todo el que se adentraba en sus dominios, pues había hecho voto de construirle un templo a su padre con cráneos humanos. Siempre vencía en sus peleas, ya que en cuanto caía a tierra o la tocaba, su madre le daba fuerzas de nuevo. Retó a Heracles, quien lo derribó tres veces, pero en vano. Heracles advirtió lo que pasaba y, levantándole en vilo para impedirle recibir el aliento de su madre, lo asfixió.
  • Argos Panoptes tenía cien ojos. Era un fiel sirviente de Hera. Su gran servicio al panteón olímpico fue matar al monstruo ctónico con cola de serpiente Equidna cuando ésta dormía en su cueva.
  • Caco, hijo de Hefesto, era un gigante mitad hombre y mitad sátiro que vomitaba torbellinos de llamas y humo. Robó algunos de los bueyes de Gerión a Heracles mientras dormía, por lo que éste le mató.
  • Crisaor, engendrado por Medusa cuando fue violada por Poseidón en un templo de Atenea, por lo que ésta la transformó en una Gorgona. Así, Crisaor no nació hasta que Perseo decapitó a su madre. Fue padre con Calírroe de Gerión.
  • Dámiso, el más rápido de los gigantes que murió en la guerra contra los dioses. Quirón exhumó su cuerpo y extrajo el astrágalo de su pie, implantándolo en el talón de Aquiles.
  • Eurimedonte, antiguo rey de los gigantes. Fue padre de Peribea.
  • Gerión, monstruoso gigante alado hijo de Crisaor y Calírroe, formado por tres cuerpos humanos completos unidos por la cintura. Era invencible en la batalla y dueño de una gran sabiduría. Tenía una cabaña de ganado guardado por un perro de dos cabezas, Ortro, y por un pastor, Euritión. Uno de los doce trabajos de Heracles fue robar dicho ganado, tras lo cual mató a Gerión cuando éste le buscaba para vengarse.
  • Hilo hijo de Gea, del que se creía que derivaba el nombre del río Hilo. Aparentemente los griegos le identificaban con Gerión.
  • Hopladamo, reclutado por Rea cuando estaba embarazada de Zeus, para protegerla de Crono.
  • Orión, un hermoso gigante que podía caminar sobre el agua. Le mató Gea enviándole un Escorpión por amenazar con acabar con todas las bestias de la tierra con su destreza en la caza o Apolo por atreverse a amar a Artemisa.
  • Talos, el gigante de bronce que patrullaba la isla de Creta para guardarla de los piratas. Le mató la bruja Medea cuando los argonautas intentaban desembarcar en la isla.
  • Ticio, un gigante lujurioso que intentó violar a Leto. Fue derrotado por Apolo y Artemisa y encadenado en el Tártaro, donde dos buitres comían eternamente su hígado.
  • Turios, un gigante que luchó con Heracles.

El hombre como degradación de los gigantes

La creencia de que el hombre es un derivado físico-moral decadente de la antigua raza de los gigantes está muy extendida en pueblos de todo el mundo. A medida que se cree que nos hemos ido alejando de la primordial armonía cósmica y de la edad de oro, inocencia y prosperidad en que vivieron los primeros seres, muchos pueblos creen que ha ido disminuyendo en la misma proporción la sabiduría, la bondad y hasta la estatura y fortaleza de los hombres.jack-el-caza-gigantes-imagenes-pelicula-11

En la Ilíada habla Homero de la edad en que los hombres eran mucho más fuertes. En el libro bíblico del Génesis se señala que, antes del diluvio, “había gigantes en la tierra”, y que todavía quedaban restos de aquella raza en Canaan cuando Abraham se estableció allí. Alguno sería, posteriormente, especialmente señalado, como Goliat, el gigante al que venció David.

Virgilio, en La Eneida, habla de Turno, el antiguo rey-gigante del pueblo itálico de los rutulos, que tenía la fuerza de cuatro hombres y fue muerto por Eneas. Según Plinio el Viejo, en su tiempo existía todavía una raza sobreviviente de gigantes etiópicos, llamados sirbotas, que, según Cratetes de Pérgamo, podían llegar a tener más de cuatro metros de alto. Dentro del ciclo leyendístico acerca de Brutus, el mítico fundador de Bretaña, destaca la de su victoria sobre dos gigantes de la región de Cornualles llamados Gog y Magog.

En la tradición del jainismo, religión india antibrahamánica nacida en el siglo IV a. C., se cree que los primeros hombres medían más de doce kilómetros de alto, que tenían 256 costillas y vivían muchos años; cuando comenzó su proceso de decadencia, habrían ido disminuyendo de mitad en mitad, hasta llegar a su apariencia actual.H-wayak

Los elxaitas, secta gnóstico-hebraica del siglo II d. C., creían que Cristo había sido un gigante de casi ciento cincuenta kilómetros de alto, y que el Espíritu Santo era su hermana y tenía la misma estatura.

Según la tradición islámica, Adán y Eva tenían 1.828 metros de altura, y su hijo Abel medía 14 metros de alto; según la misma tradición, cerca de la Meca hay dos colinas, distantes 300 metros entre sí, donde se dice que se advierten las huellas de las rodillas de Eva.

Un mito de los lotuko de Uganda habla de tiempos en que existían personas más altas y grandes. Sus estornudos tenían la potencia de terremotos, sus cabezas sobrepasaban la altura de los árboles, y su vida era extraordinariamente larga. Pero se extinguieron por su impiedad y sus continuas infracciones de las normas religiosas.

En Amberes (Bélgica), la figura rocosa, de 12 metros de alto, de Druon Antigonus, o la de 7 metros de Gayant en Francia, son ejemplos de este tipo de tradiciones.

En el siglo XX, el científico nazi Hans Horbiger intentó demostrar que en la antigüedad hubo una raza de gigantes, antepasados del hombre, que se habían desarrollado gracias al influjos de otras lunas distintas de la actual. Sus teorías tuvieron un cierto arraigo, y fueron perfeccionadas y defendidas, hasta los años cincuenta, por su discípulo Denis Saurat.mitologia-grega-gigantes


Colosos alrededor del mundo

Los Ispolini de la mitología Búlgara. Gigantes que fueron las segunda raza que pobló la Tierra, siendo la primera de ellas los enanos y la tercera y definitiva, los seres humanos. Los Ispolini fueron creados como oposición a los enanos o gente pequeña ya que eran demasiado pequeños como para poder sobrevivir en el medio. El segundo intento, los gigantes, resultaron ser demasiado grandes para el mismo fin por lo que dios los destruyó.

En el poema épico nacional estonio de título: ‘’Kalevipoeg’’ se narra la historia del héroe de mismo nombre, literalmente, ‘’hijo de Kalev’’. Este personaje, al igual que la mayoría de los gigantes, se caracterizaba por tener un temperamento muy irascible y violento y era conocida su tendencia a zanjar las discusiones mediante algún asesinato. Es interesante ver que también en el antiguo folklore estonio ya se menciona a un malvado gigante llamado Kalev. El protagonista de este poema parte hacia la vecina Finlandia, país que también cuenta con sus propias historias de gigantes o Jättilaiset, con la intención de liberar a su madre que había sido raptada. Durante su viaje compra una espada a un herrero pero, dejándose llevar por su descontrolado temperamento, mata al hijo del forjador en una disputa resultando que la espada queda maldita por el herrero. Más tarde el gigante pierde la espada, se convierte en rey y viaja a los límites de la Tierra. Finalmente muere a causa de la espada maldita que se hallaba aguardando en el lecho de un río a que el gigante fuera a cruzar dicho río en algún viaje, así le cercenó las piernas a su paso. Ya en el más allá, un grupo de dioses decidieron revivir al gigante y darle piernas de nuevo para convertirle en el guardián de las puertas del infierno.ymir-mitologia-nordica

El caso de los Jentilak del País Vasco. Unos seres de gran altura, fuerza y muy peludos a los que se tiene, en las leyendas, por los responsables de la construcción de los monumentos megalíticos de la zona. Se dice que convivían con el pueblo vasco sin necesidad de ocultar su presencia y que enseñaron algunas artes a los hombres. El relato del final de estos gigantes que seguramente fue impuesto por el cristianismo en su pretensión de dar fin a cualquier elemento pagano, nos dice que, en una ocasión, los Jentilak vieron una extraña luz en el cielo que no pudieron identificar por lo que acudieron al más anciano y sabio de su especie que reconoció a aquella luz como Cristo lo que vaticinó el final de sus días.

Otra figura muy parecida a la de los Jentilak que también aparece en este folklore es la de los Mairuak, otros gigantes constructores de dólmenes. El mito del gigante que sostiene los cielos para que no caigan sobre la Tierra aparece en diferentes culturas. Cómo ya vimos con anterioridad, un ejemplo de ello se encuentra en la mitología hurrita. En este caso, el nombre del gigante es Upelleru y sostiene la bóveda celeste de forma parecida a la de Atlas cumpliendo su castigo.

En el continente africano también existen leyendas sobre pueblos de gigantes. Por ejemplo, en Chad, se cuenta que existían los enormes Saos, que vivían en paz en sus propias comunidades hasta la llegada de los musulmanes que quisieron obligarles a convertirse a su fe provocando una guerra en la que acabaron con la mayoría.17cc2d0845e005f664a3ef6ba528ad9b

Igualmente, en Nigeria, se habla de un tiempo en el que vivían hombres tan altos que superaban en estatura a los árboles, unos gigantes que poseían gran sabiduría y que llegaron hasta allí desde todo el continente.

Una leyenda del pueblo japonés cuenta como sus ancestros llegaron hasta las islas desde el continente obligados por una gran catástrofe sucedida hace 3000 años. Al llegar, se encontraron con unos gigantes peludos y de largas piernas con los que batallaron largo tiempo hasta que finalmente acabaron con ellos. En la mitología de este mismo país se presentan unas criaturas humanoides llamadas Oni, algunas de las cuales son de tamaño gigantesco y de carácter maligno con interesantes características físicas como cuernos y garras.

En China encontramos un interesante relato cuyo protagonista es Kua Fu. El líder de una tribu de gigantes que habitaban los bosques en los tiempos antiguos. Hubo un año en el que el calor del sol fue tan intenso que las plantas murieron y los ríos se secaron, la gente experimentó un gran sufrimiento y no hallaban solución. Hasta que Kua Fu se propuso atrapar el Sol para tratar de revertir sus efectos y comenzó a perseguirlo como Ícaro tratando de alcanzarlo. Lamentablemente, falló en su propósito y murió de sed sin encontrar agua antes de deshidratarse. Sin embargo, en China se le recuerda como a un héroe que murió realizando un sacrifico por el pueblo chino.capa10

Los mitos Irlandeses nos hablan de los Fomorianos, las leyendas babilonias hablan de la existencia de gigantes en la antigüedad, en el folklore tibetano se dice que este país en otra época también estuvo poblado por una raza de gigantes.

Los aborígenes australianos mencionan una raza de gigantes de piel blanca y pelo rojizo y los esquimales a su vez, hablan de un tiempo en el que la Tierra estaba poblada por gigantes.


Los gigantes en los mundos de fantasía

El gigante es una criatura de aspecto humanoide que se caracteriza por poseer un tamaño y fuerza descomunales. Los gigantes son, generalmente, seres crueles, salvajes y primitivos.

El principal rasgo de un gigante, su tamaño, es verdaderamente variable. Se pueden encontrar ejemplares de unos 4 metros, los más comunes, y algunos más extraordinarios que pueden rozar el centenar de metros.

Son seres solitarios, pero se unen para las cacerías y los saqueos. Las leyendas cuentan que se alimentan de rocas, árboles, animales y personas, sobre todo de niños.

Prefieren las luchas cuerpo a cuerpo y confían en su fuerza para aplastar, barrer y arrollar, de ahí que su arma preferida sea el garrote o sus propios brazos. Sin embargo, su habilidad para lanzar y atrapar rocas los convierte en criaturas muy peligrosas en la distancia.564

Dar muerte a un gigante es una tarea realmente complicada. Se dice que la única forma de acabar con ellos es cortándoles la cabeza pero, si bien este método es infalible, no es el único. Un buen golpe certero como el que lanzó David a Goliat puede ser de lo más efectivo, aunque muy difícil de conseguir. Lo más efectivo es debilitar primero la gruesa piel del gigante con ácido o fuego e infligir entonces una herida mortal.


Bibliografía

http://www.enciclonet.com

https://www.elpensante.com/los-gigantes-en-la-mitologia-griega/

http://www.ufopolis.com

http://www.seresmitologicos.net


Caballo alado de la mitología grecorromana. Es famoso por nacer de Medusa al cortarle Perseo a ésta la cabeza, por ayudar a Belerofonte a llevar a cabo las tareas encomendadas por Yóbates y por impedir que el Helicón alcanzara el cielo cuando las Piérides se enfrentaron a las musas. Finalmente, el caballo fue convertido en constelación.pegaso


Nacimiento y origen

El dios Poseidón se había unido a la gorgona Medusa. Cuando ésta se encontraba encinta, Perseo le cortó la cabeza y, de su cuello, salió el fruto de la unión con el dios del mar: el caballo Pegaso y el gigante Crisaor. Según otra versión, el caballo nació de la Tierra (Gea) al ser ésta fecundada por la sangre de Medusa. Nada más venir al mundo el caballo alado voló hasta el Olimpo y se puso a disposición de Zeus, que le asignó la tarea de portar su rayo.18648fba165c46d2c412cedf4673ba3d_400x400


Belerofonte

Engañado Preto por su mujer Estenebea, mandó a Yóbates, rey de Licia, que matara a Belerofonte, mas al haber albergado el rey a éste, no podía darle muerte directamente, por lo que le encomendó una serie de tareas imposibles de las que el héroe no pudiera salir vivo. Primero le mandó acabar con la Quimera, monstruo que devoraba sus ganados, a la que asesinó con la ayuda de Pegaso. Hay distintas versiones sobre el encuentro de Belerofonte y el caballo alado. En unas, es la diosa Atenea la que se lo proporciona al héroe; en otras, es Poseidón quien se lo cede; finalmente, se cuenta que el propio Belerofonte lo halla un día en la fuente de Pirene. Sea como fuere, montó a Pegaso y se lanzó sobre Quimera, a la que asestó un golpe mortal. Tras esta prueba, Yóbates le ordenó combatir a los sólimos, vecinos muy belicosos y feroces, y a las Amazonas, misión que llevó a cabo también sin dificultad con la ayuda del caballo alado. Tras estos trabajos, Yóbates reconoció el origen divino de su huésped y le instó a que permaneciera a su lado. Cuando el héroe murió, Pegaso regresó al Olimpo.maxresdefault-3


Reto de las Piérides y las Musas

Las Piérides eran las nueve hijas de Píero. Su habilidad en el canto las llevó a retar a las Musas, a las que propusieron una competición. Las Piérides fueron vencidas y las Musas, para castigarlas, las transformaron en aves. El Helicón, montaña en la que habitaban las Musas, complacido por el resultado, comenzó a hincharse amenazando con llegar al cielo, por lo que Poseidón ordenó a Pegaso que le golpease para que volviera a sus dimensiones normales. En efecto, Pegaso asestó tal coz a la montaña que ésta se avino a recuperar su volumen normal y, en el lugar donde el caballo clavó sus cascos, brotó una fuente llamada Hipocrene o Fuente del Caballo. También en Trecén había una fuente a la que se le daba el mismo origen.


Pegaso en los mundos de fantasía

Un pegaso es un corcel alado de naturaleza mágica, inteligente, bondadoso y salvaje.

Se trata de una criatura muy tímida que sólo puede ser domada por jinetes de buen corazón. Los pegasos detectan el mal innatamente y no servirán a quien intente domarlos con fines malvados.

Tienen la forma y el tamaño de un caballo árabe y unas enormes alas emplumadas. Suelen ser blancos, aunque también se conocen pegasos marrones y hay rumores de pegasos negros. Independientemente de su color, todos los pegasos son seres afables y nobles.atenea-minerva-pegaso-mitologia

Los grifos son los enemigos naturales de los pegasos. Cuando se enfrenta a un grifo, el pegaso aprovecha su mayor velocidad en el vuelo para cansarle y distraerle. Si se enfrenta a un dragón, intenta atraerlo a lugares de difícil acceso para que el dragón no pueda seguirle fácilmente y, así, aprovechar este tiempo para atacar en picado con los cascos y con los dientes.


Bibliografía

http://www.enciclonet.com

El Gran Libro de la Mitología Griega. Robin Hard.

Historia National Geograpich

http://www.seresmitologicos.net

 

 


Necao II era hijo de Psamético I y de Mehetenusejet. Su esposa fue Jedebarbenet, madre de Psamético II.210px-Necao_II

Apoyó a los asirios contra Babilonia. Como consecuencia de una expedición, mandada personalmente por Necao en 608 a. C., Josías, el rey de Judá, fue derrotado y muerto en Megido. En su lugar fue designado rey su hijo Joacaz, pero solo duraría tres meses pues Necao lo sustituyó por el primogénito Joaquim, restaurando así la supremacía egipcia sobre Palestina.

Después de ser derrotado por el ejército babilonio en la célebre batalla de Karkemish, en 605 a. C., el ejército de Necao se retiró a Egipto y solo la repentina muerte de Nabopolasar, el padre de Nabucodonosor II, salvó Egipto de su ataque. En 601 a. C. Necao repelió el ataque babilonio y según Heródoto, capturó Gaza al perseguir al enemigo. Esto aseguró a Egipto la posesión de las provincias fenicias del imperio neo-asirio, incluyendo parte de Palestina.

Necao II muere en 595 a. C., sucediéndole en el trono su hijo, Psamético II.Babel Tower 2


Necao II y la circunvalación de África

Fenicios y cartagineses rivalizaron en los viajes por el golfo Arábigo, pero según el padre de la Historia la primera circunnavegación africana se debe a Necao II. Este rey había iniciado y después suspendido las obras del colosal proyecto de construcción del primer Canal de Suez, que fue terminado por el rey persa Ciro. Necao ordenó que saliese de Egipto una expedición de fenicios cuyas naves habían sido puestas a su servicio por el golfo Arábigo y mar de Eritrea y que rodeando Africa por el mediodía retornaran al punto de partida.

El capítulo 42 del libro cuarto de la obra de Heródoto fue objeto de burlas y críticas en su tiempo. Transcribe el testimonio de que en el cabo de Buena Esperanza se veía el sol de mediodía en el norte, o como dice el texto “a la derecha”. El navegante que da la vuelta al cabo de este a oeste tiene el sol de mediodía a la derecha. Sólo podría imaginárselo alguien familiarizado con el mapa planetario de Copérnico (siglo XVI).thumbnail_IMG_20171226_172631

La leyenda, con escaso rigor histórico sitúa a esta expedición avanzando por mares desconocidos, realizando detenidas escalas, sembrando y recogiendo sementeras, en cuyo viaje invirtieron tanto tiempo que al tercer año consiguieron alcanzar el estrecho de las columnas de Hércules y penetrar en el Mediterráneo. Heródoto no creía que el relato de esta hazaña fenicia fuera cierto. Los fenicios estaban habituados desde tiempos muy remotos a la navegación por el mar Rojo y sus expediciones llegaron a las costas de Somalia de donde importaban productos de perfumería y animales exóticos a cambio de manufacturas egipcias.

Según Polibio:

«Ninguno hasta nuestros días puede asegurar con certeza si la Etiopía en donde el Asia y Africa se unen, es continente por la parte que se extiende sin intermisión hacia el mediodía o está rodeada por mar».

Para él no se había atravesado la línea equinoccial ni tal vez ni tan siquiera se había llegado a ella. Sin cruzar esa línea se pudo haber navegado por Ceilán, por el estrecho de Malaca, todo el mar de la China y el del Japón, pero traspasada dicha línea se avanzaba más allá de los límites del mundo conocido.


La historia contada por Heródoto:

«En este sentido, es evidente que Libia esta rodeada de agua por todas partes, salvo por el lado que confina con Asia; que nosotros sepamos, el rey de Egipto Neco fue el primero que lo demostró, ya que, tras interrumpir la excavación del canal que, desde el Nilo, se dirigía al golfo arábigo, envío en unos navíos a ciertos fenicios, con la orden de que, a su regreso, atravesaran las Columnas de Heracles hasta alcanzar el mar del norte y llegar de esta manera a Egipto. Los fenicios partieron del mar Eritreo y navegaron por el mar del sur. Y cuando llegaba el final del otoño, atracaban en el lugar de Libia en que, en el curso de su travesía, a la sazón se encontraran, sembraban la tierra y aguardaban hasta la siega. Y, una vez recogida la cosecha, reemprendían la navegación, de manera que cuando habían transcurrido dos años, en el tercer año de travesía, doblaron las Columnas de Heracles y arribaron a Egipto. Y contaban, cosa que a mi juicio no es digna de crédito, aunque puede que lo sea para cualquier otra persona, que, al contornear Libia, habían tenido el sol a mano derecha».


Bibliografía

Historia National Geograpich Vol 3 – El Fin del Antiguo Egipto.

Heródoto, Historia, IV 42, 2 – 43, 1, traducción de C. Schrader, Biblioteca Clásica de Gredos, Madrid, 1979.


Baxajaun

Es un genio que habita en lo más profundo de los bosques o en cuevas situadas en lugares prominentes. Tiene un cuerpo alto de forma humana y cubierto de pelo. Su larga cabellera le cae por delante hasta las rodillas cubriendo el rostro el pecho y el vientre. Es el genio protector de los rebaños. Da gritos en las montañas cuando se acerca alguna tempestad para que los pastores retiren el ganado.Hallándose en el aprisco o en su vecindad no hay peligro de que el lobo se acerque. Su presencia es anunciada por las ovejas, con un simultánea sacudida y sonido de los cencerros. Entonces los pastores pueden echarse a dormir tranquilos, pues saben que durante la noche o el día el lobo, gran enemigo de los rebaños, no va venir a molestarlos.basajaun1

El baxajaun es representado a veces como un ser terrorífico, de carácter maligno, dotado de fuerzas colosales y agilidad extraordinaria.Otras veces se describe como el primer agricultor de quien aprendieron los hombres el cultivo de los cereales y como el primer herrero y el primer molinero, a quien robó el hombre el secreto de, la fabricación de la sierra, del eje del molino y del modo de soldar los metales.

Cuentan en Oiartzun la leyenda sobre un hombre valiente llamado San Martinico que sonsacó al genio el secreto de la fabricación de la sierra. Basajaun fabricaba sierras en su taller, y San Martinico deseando conocer el secreto maquinó un plan: envió a su criado al pueblo anunciando que su señor había fabricado la sierra. Al oír esto Basajaun, le preguntó al criado: ¿Es que tu amo ha visto la hoja del castaño? El criado contestó: No la ha visto pero la verá. Se lo contó inmediatamente a su señor, y éste fabricó una lámina de hierro dentada al estilo de la hoja del castaño. Por la noche Basajaun fue al taller de San Martinico para comprobar si había fabricado alguna sierra, y al encontrar allí una, le torció alternativamente los dientes queriendo inutilizarla. Pero en vez de inutilizarla mejoró la sierra, y de este modo se propagó por el mundo la sierra de dientes triscados.

basajaunlarrymacdougall

Otra leyenda cuenta:

En otro tiempo había en Esterenzubi, en la frontera con España, cuatro vaqueros, uno de los cuales era un muchacho. Cuando dormían en su cabaña, solía venir a calentarse al fuego Antxo, el señor salvaje (Basajauna). Y tras calentarse, comía de la comida de los vaqueros. Estos recibirán diariamente un pan y otras viandas, y todas las noches dejaban un pedazo, la parte de Ancho.

Una noche, viendo que no habían guardado la parte, el muchacho preguntó: -” ¿Dónde está la parte de Antxo?”. -“Déjale tú la tuya si quieres!”- le respondieron los otros. El muchacho dejó su parte sobre la repisa habitual. El señor salvaje llegó como de costumbre. Después de calentarse, comió la parte del muchacho. Calentado y alimentado, partió llevándose consigo las ropas de los vaqueros, salvo las del muchacho. Esa noche nevó copiosamente. A la mañana siguiente, los vaqueros, no pudiendo encontrar sus ropas, dijeron al muchacho: – “Ve a buscar nuestras ropas”. -“Yo?, No!”. – “Ve, por favor!” – “¿Qué recompensa me daréis?”. Tenían una mala novilla, y se la prometieron.

El muchacho partió, y llegando a la cisterna donde se encontraba el señor salvaje le gritó: -“Antxo, dame las ropas de mis compañeros.” -“No te las daré” -“Dámelas, te lo ruego; me han enviado a buscarlas” -“¿Qué te dan por la molestia?” -“Una mala novilla” -“Tómalas pues, y toma también esta varita de avellano. Marca tu novilla y dale con ella ciento un golpes, el último más fuerte que los anteriores.”

El muchacho hizo lo que Antxo le había dicho. Dio a su novilla los ciento un golpes, y tras un corto lapso de tiempo, la novilla le proporcionó un rebaño de ciento un hermosos animales.

En aquellos días los señores salvajes conversaban con los cristianos.

52.1


Tártalo

Tártalo es un cíclope, es decir, que tiene un solo ojo en medio de la frente. Es un gigante de fuerzas hercúleas que vive en una cueva en la que guarda sus hermosos rebaños para pasar la noche. Además es aficionado a comer cristianos en cuanto tiene ocasión. Estas son las características comunes a todas las versiones. Hay otros rasgos que varían según las distintas narraciones: a veces es un ser solitario, a veces tiene esposa, aunque no parece que vive en comunidad con otros cíclopes. Sin embargo también nos encontramos con alguna versión que cuenta la historia del cíclope atribuyéndosela a un gentil. Por otra parte Barandiarán nos dice que, según algunos, es considerado el primer pastor.220px-Tartaloren_irudikapena

También llamado Torto, Anxo o Alabari. De él se habla en los relatos más aterradores de los hogares de Goiherri sobre todo, si bien es conocido igualmente en otras varias comarcas del país. Secuestra a jóvenes que se ponen a su alcance y los devora. En la región de Cegama por ejemplo, Secuestra a algún joven o hace cautivo a quien, obligado por la tempestad, se refugia en su morada, para después descuartizarlo, asarlo y comérselo. Hay casos en los que el cautivo logra destruir el ojo del cíclope o se las apaña para engañar a este y huir de su dominio. Un leyenda de origen griego y cuyo variante proviene del mítico cíclope heleno Polifemo, hijo de Poseidón y la ninfa Toosa.tartalo

Además, el mito de Torto se halla localizado en varios lugares de Euskal Herria. En Ataun, por ejemplo, se señala la cueva de Muskia, como escenario de las crueldades del cíclope. Otro de los lugares que se citan como morada de Torto o Tártalo es Tartaloetxeeta planicie del alto de la montaña Saadar, donde se halla la supuesta casa del cíclope o Tartaloetxe, que es un dolmen. A él hace referencia una versión de Ursuaran. En algunos relatos aparece localizado en Tartaloetxeeta el tema popular de los tres trabajos exigidos al héroe como condición para el logro del éxito en su empresa. En Domaikia (Zuia) hablan de un genio, con un ojo en la frente, que habita en una cueva de la región. Habiendo secuestrado a un muchacho, lo metió entre cadáveres. La puerta de la cueva se abría cuando el genio le decía: “ábrete, Charranca”, fórmula que en Cuartango es “ábrete, Checla”.

Un día un muchacho se internó en el bosque y se encontró con un Tártaro, que lo llevó a su casa. El Tártaro solía comer alguna persona cada día y la hora del muchacho se acercaba. Una noche, el Tártaro, cansado, se recostó junto al fuego. Entonces, qué hizo el muchacho?. Coge un asador y se lo clava en el único ojo de su frente. Luego se esconde entre los carneros del Tártaro. No podía abrir la puerta y no sabía qué hacer para escapar. Coge el mayor de los carneros y lo degüella. Luego se cubre con su piel y se ata el cencerro al cuello.

Al día siguiente el Tártaro se dispone a enviar a pastar a sus carneros y se coloca en el costado de la puerta para que no escape el muchacho. Éste permanece entre los últimos del rebaño silenciosamente. Pero el Tártaro palpaba cada animal al salir. Al tocar al muchacho en seguida reconoce el engaño y agarra la lana, pero aquél huye dejando al Tártaro con la piel en la mano. El Tártaro sale corriendo tras él pero no podía guiarse. Le lanza un hermoso anillo para que lo recoja. El muchacho lo hace y se lo pone en el meñique. Pero el anillo gritaba: “Aquí estoy, aquí estoy!” y entonces el Tártaro comenzó a acercarse cada vez más al muchacho y estaba a punto de darle alcance. Este quería abrir el anillo pero no podía. Qué hace entonces? Se corta el dedo y lo arroja con su anillo a un agua profunda que había allí. El anillo seguía gritando “Aquí estoy, aquí estoy!” . El Tártaro se abalanzó y allí mismo se ahogó.

ee000765


Jentil

Gigantes que habitaron la Tierra antes que la Humanidad. Poseedores de fuerza inmensa, realizaban sin esfuerzo trabajos enormes, y se divertían lanzándose piedras gigantescas de un monte a otro. Se dice que eran mejores cristianos que los cristianos, dado su carácter solidario y caritativo. En un momento determinado, murieron todos súbitamente debido a la aparición de una nubecilla y quedaron sepultados en los dólmenes.

…el que colaboró eficazmente gracias a sus grandes fuerzas, en la construcción de las primitivas iglesias cristianas (Muxica, Ondarroa, Marquina, Elgueta, Antigua de Zumarraga, Oñate, Opacua, Zurbano, Urdiain, Ataun, Oyarzun,…); el constructor de “cromlechs” llamados por esto “jentilbaratz” en Arano; el constructor de dólmenes, como los llamados Jentiletxe “casa de gentiles” de la montaña de Ataun-Burunda y los Jentilarri “sepultura de gentiles” de Aralar; el constructor de ciertas casas como las de Ojarbi, Animasagasti, y Maubi de Idiazabal, etc.

Muchas más iglesias que las citadas son consideradas obra de los gentiles. De hecho lo son casi todas las iglesias del País Vasco, ya que toda construcción que a los ojos del narrador se halle más allá de las capacidades de la gente de su entorno se considera obra de gentiles. Cualquier construcción de tamaño considerable se supone obra de gentiles, sea ésta una iglesia, un dolmen o una calzada de grandes losas de piedra.jentil

Los gentiles, gracias a su inmensa fuerza, no sólo realizan trabajos colosales, sino que además los culminan sin gran esfuerzo. Ni siquiera necesitan descansar:

Cuentan que el gentil de Arrola, de Zeráin, se fue a Alava a buscar trigo. Volvía cargado de un pellejo de buey, lleno de trigo, cuando tropezó con su hija, en Bostaitzeta, en los confines de Zerain y Zegama.

-“Descansa hasta beber agua”, le dijo la hija.” -“Si hubiese sabido lo que era descansar, hubiera traído otro tanto de trigo.”

Ofrecióle la hija el agua de la herrada que llevaba sobre su cabeza, y el padre tragó, juntamente con el agua, la tapa de la herrada.

-“Dónde está la tapa?”, preguntó la hija. -“Me ha parecido que he tragado una mota.

Gracias a esta inmensa facilidad para realizar sus trabajos, tampoco les falta tiempo para divertirse:

Ciertos pelotaris jugaban a la pelota en Murumendi. Y se les acercó un gentil y les preguntó:

-¿Qué hacéis aquí?. -Jugar a la pelota-, le contestaron. -¿Para qué tenéis esa piedra? -Para piedra de saque. -Tampoco ella es mala para lanzarla como la pelota.

Y cogió con sus manos la piedra de saque y la lanzó hacia Aralar con extraordinaria energía. Y según corre esa piedra con tal velocidad en el aire, se hace dos pedazos y cayeron, uno al pie de la peña de Gaztelu y el otro a Alotza. La piedra de Alotza está allá, atravesada en una senda (y) no es una piedra de bromas (es grande). Los pastores la llaman Saltarri.

Lo mismo que esta peña de Saltarri, los juegos de los gentiles, al igual que sus construcciones, dejan huellas bien visibles en el paisaje:

En el barranco de Urdiola (Arrankudiaga), situado entre el monte de ese nombre y el del Castillo de Arakaldo(donde se ven ruinas de un antiguo castillo que el vulgo dice que perteneció a los moros), existen dos o tres piedras redondas, a modo de bolas muy grandes. Cuentan los habitantes de Arrankudiaga que antiguamente jugaban a bolos los gentiles de uno a otro monte; pero habiendo chocado las bolas, cayeron al barranco, donde se han conservado hasta ahora.

Cuentan en Orozko que los gentiles jugaban a la pelota con piedras redondas de cuatro o cinco arrobas, colocándose unos en el monte Untzeta y otros en el de Santa Marina.(…).

Amil es el nombre de otro término de Motriko, situado a la orilla del mar. En él se ve un peñasco al cual rodea el agua en mareas altas. Dícese que los gentiles, que se divertían jugando con él a la pelota, lo lanzaron desde el monte Arno.

Jentil-2

Además de trabajadores infatigables y aficionados a los juegos, los gentiles son unos seres éticamente notables. Los primeros a la hora de demostrar las costumbres de buena vecindad. Por ejemplo cuando algún vecino yace en su lecho próximo a morir, acuden a visitarlo y no van con las manos vacías. Una pena que algunos cristianos sean tan indignos y desagradecidos:

Dicen que antiguamente solían vivir los gentiles en Jentilbaratza. Que muchas veces acostumbraban bajar de noche a Agerre, y que allí se dedicaban al juego hasta que cantase el gallo en la madrugada.

Que una vez enfermó el señor de Agerre y que iba a recibir el Viático. Al saber esto, los gentiles, aunque no eran cristianos, bajaron a Agerre una sobrecama de oro, y con ella cubrieron la cama del enfermo, antes que llegara el Viático.

Que sin duda codiciaban los de Agerre la sobrecama de los gentiles, y que así, la clavaron a la cama, y poco después hicieron cantar al gallo. Que al oír los gentiles el canto del gallo, agarraron su sobrecama y echaron a correr precipitadamente; mas una parte de la sobrecama quedó clavada a la esquina de la cama. Que entonces los gentiles gritaron que mientras Agerre fuera Agerre, no faltaría en aquella casa algún manco o paralítico. Y dicen que desde entonces ha habido siempre en Agerre algún manco o paralítico.

Cuando son ellos quienes reciben la asistencia de algún vecino, muestran una conducta bien diferente, y no dejan marchar con las manos vacías a quien ha venido a ayudarles:

Antiguamente vivían los gentiles en la cueva de Santimamiñe y una mujer (de los gentiles) se hallaba encinta, y llamaron a la señora de Lezika para auxiliarle en el parto. Y cuando se libró la mujer dieron de comer a ella (a la señora de Lezika), y al ver pan blanco, guardó un trozo a fin de mostrarlo en (su) casa, y cuando empezó a levantarse para volver a su casa, no pudo levantarse y los gentiles le dijeron: “señora, Ud. tiene alguna cosa de aquí”. Y la señora (decía) que no, y los otros (decían) que sí. Y después la señora les dijo que sí, que había tomado un trozo de pan con el fin de mostrarlo en casa. Y entonces los gentiles le dijeron que dejara allí mismo el trozo de pan que allí había tomado, y le dieron un pan entero para (su) casa.

dolmen-de-jentilarri-Jentilak-2

De este modo vivieron los gentiles durante muchos años, repartiendo su tiempo entre la realización de grandes trabajos que culminaban sin apenas esfuerzo, y sus juegos y diversiones, y mostrándose siempre ejemplares en sus relaciones de buena vecindad. Sin embargo, un buen día sucedió algo inesperado, un suceso que vamos a escuchar de labios del propio Barandiaran, que se lo oyó referir numerosas veces a su propia madre:

Según una de sus versiones procedentes de Ataun, donde la oí muchas veces durante mi infancia, los gentiles se divertían un día en el collado de Argaintxabaleta, en la sierra de Aralar, cuando vieron que del lado de Oriente avanzaba hacia ellos una nube luminosa. Asustados por el fenómeno, llamaron a un sabio anciano y le condujeron a aquel lugar para que contemplase la misteriosa nube y les declarara lo que ésta significaba. El anciano les dijo: “ha nacido Kixmi y ha llegado el fin de nuestra raza; echadme por el vecino precipicio”. Y los suyos le echaron peñas abajo y, seguidos de la nube luminosa -huyendo de la misma-, corrieron hacia Occidente, y al llegar al vallecito de Arraztaran, se metieron precipitadamente debajo de una gran losa que desde entonces se llama Jentillarri “sepultura de los gentiles” o “piedra de los gentiles”: es el dolmen de este nombre, tumba de doble cámara que años más tarde exploré en compañía de los Dres. Aranzadi y Eguren. Así tuvo fin la gentilidad, según la leyenda.


Bibliografía

Enciclopedia Auñamendi

Mitología Vasca. José Miguel de Barandiarán.

Enciclonet