Archivos de la categoría ‘Armas especiales’

El Puñal

Publicado: diciembre 23, 2016 en Armas, Armas especiales
Etiquetas:, , , , ,

(Del lat. pugnal); adj. de una sola terminación. Arma blanca, a modo de daga corta, que sólo hiere de punta.

La diferencia fundamental entre el puñal y el cuchillo estriba en que mientras que este ultimo se creo y se desarrollo como herramienta y arma blanca, el puñal siempre fue un arma y básicamente un arma utilizada por su punta. Además, el puñal esta provisto de arrial con dos secciones, ulterior diferencia con el cuchillo que solo presenta raramente esta particularidad; la empuñadura es coaxial al eje central de la hoja y no desviada hacia el dorso, como sucede con el cuchillo.

punal5En su concepción original, el puñal fue el corto bastón afilado que, con su puño estrecho, sirvió de garra o diente artificiales a nuestros progenitores en la caza y, eventualmente, en la guerra. Como objeto, sufrió las evoluciones propias de todas las armas de invención primitiva: primero de asta o de cuerno, trabajado en punta y terminado en un mango; después, en la época de la piedra tallada, las que lo formaron fueron las astillas de silex, de unos 30 cm de longitud, moldeadas en una única pieza con el mangopunal-1

El puñal como arma ofensiva ha sido utilizado por todos los pueblos y prácticamente en todas las épocas. Su aparición puede situarse en la Edad de Piedra, aunque se trataba más bien de pequeños cuchillos de piedra similares a las puntas de lanza. En algunos palafitos se encuentran puñales de sílice con mango de madera, cuya hoja tiene una longitud entre 15 y 25 cm. Los puñales escandinavos parecen ser los mejor trabajados; poseen un mango de sección cuadrangular y la hoja, triangular, tallada por ambas caras. En el inicio de la edad de bronce se extiende con rapidez por toda Europa, y se instauró como el arma por excelencia de los soldados.punal

Estos puñales estaban construidos en un inicio de cobre, y fueron sustituidos paulatinamente por los de bronce, mucho más duros y resistentes. Mediada la Edad del Bronce aparecen ya puñales con distintos tipos de ornamentación, según la zona geográfica en que se encuentren, y se introducen mejoras en ellos, como el acanalamiento de la hoja, que incrementan la resistencia. Con el puñal aparece también el uso de la vaina, que en un principio se hace de cuero y madera, y más tarde se sustituye por el bronce y posteriormente el hierro. Destaca sobre todos ellos el llamado puñal de antenas, que aparece por primera vez en el yacimiento arqueológico de Halstatt II (en el sur de Alemania). Recibe este nombre por dos prolongaciones en forma de antenas que sobresalen de su empuñadura, y su forma sería adoptada más tarde por griegos, cartagineses, celtíberos, galos y otros pueblos prerromanos.punal-2

Con el advenimiento de la Edad del Hierro, los puñales incrementan la longitud de su hoja, y paulatinamente se van convirtiendo en espadas. Durante las guerras púnicas los soldados romanos destacaron la dureza del temple de las falcatas, blandidas por los mercenarios celtíberos a sueldo de Cartago, y adoptaron esta arma, alargándola hasta formar el gladius. Era entonces frecuente ver cómo los oficiales portaban, a modo de distintivo de rango, un arma corta en el lado contrario del gladius llamada parazonium, costumbre que se mantuvo hasta el s. XVIII. Los varios ejemplares que se conservan presentan una hoja triangular de unos 20 cm de longitud, forjada en bronce, acanalada, y poseen una empuñadura con decoración de cabezas de animales.punal-4

Durante los dos primeros tercios de la edad media el puñal fue abandonado de entre las armas de uso por parte de los soldados, y permaneció en manos de los civiles como arma que se solía llevar oculta con fines delinquivos. Recibe el nombre de misericordia una especie de puñal con que se amenazaba a las víctimas colocándoselo en el cuello, muy extendido en Francia y Alemania en el s. XV. Una costumbre inglesa de la época era clavar el puñal en el suelo con objeto de sujetar las riendas del caballo. Con la llegada de las armas de fuego el uso del puñal desapareció casi por completo y fue sustituido en los ejércitos por la bayoneta

Los puñales estuvieron muy extendidos en los pueblos árabes. Se distinguen por poseer una hoja curva y por encontrarse finamente recamados y sus empuñaduras adamasquinadas. Los solían llevar los turcos envainados en la faja, a modo de distintivo social.punal-3


El puñal romano

El puñal romano recibe tres nombres: sica, pugio y parazonium. La primera de ellas (sica) carece de toda connotación militar, y podría traducirse como daga de uso civil o navaja. El segundo término, pugio, está cargado de fuertes connotaciones castrenses. Podemos traducirlo como «puñal» o «puñal militar». Etimológicamente la palabra hace alusión a la mano en posición cerrada o prensil (pugnus), del mismo modo que la palabra pugilatus, pues ambos términos pertenecen a la misma familia. El tercer término, parazonium, parece referirse a algún puñal de representación y prestigio más que a un arma práctica.punal7


Bibliografía

EL PUÑAL BIDISCOIDAL PENINSULAR: TIPOLOGÍA Y RELACIÓN CON EL PUÑAL MILITAR ROMANO (PUGIO) Eduardo Kavanagh de Prado. ISSN: 0436-029X

http://www.enciclonet.com


Su nombre proviene de la lengua Nahualt maitl –mano– y cuahuitl –madera o palo.

Era una macana de madera de más o menos 1 metro de largo, con empuñadura de sección rectangular de 10 centímetros y 5 de grueso, que tenía en los lados estrechos una decena de afiladísimas hojas de obsidiana insertadas. En realidad era un arma de origen antiguo: al parecer los Zapotecos (pueblo que fue sometido sucesivas veces por los Aztecas) fueron los primeros que, en torno al siglo III a.C., insertaron una hoja de obsidiana en un bastón; después los mayas aumentaron el número de hojas insertadas y, gracias a su multiplicación y a una fijación excelente, la utilizaron a dos manos para golpear con efecto fendiente. Dado que con este tipo de manejo no era posible protegerse con un escudo, el arma fue más tarde aligerada y era utilizada de punta, en especial por los Aztecas. En su versión más eficaz, empuñada como espada y como maza, era utilizada por todos los pueblos de mesoamérica. Los conquistadores recuerdan que un guerrero azteca logró decapitar a un caballo de un golpe de macuahuilt.Captura de pantalla 2016-06-02 a las 21.12.20

Algunos relatos de los conquistadores españoles sobre este arma dicen:

Así mismo, el macuahuitl tenía también algunos inconvenientes. Se necesita más tiempo para levantarlo y manejarlo por su peso que para apuñalar con una espada, se necesita más espacio, así que los guerreros avanzaban en formaciones sueltas.

Ellos tienen espadas de este tipo – de madera hecha como una espada de dos manos , pero con la empuñadura no tan larga, unos tres dedos de ancho. Los bordes tienen ranuras , y en las ranuras se insertan cuchillos de piedra , que cortan como una cuchilla de Toledo . Vi a un día, que un indio peleando con un hombre a caballo , y el indio dio el caballo de su antagonista tal golpe en el pecho que lo abrió a las entrañas , y cayó muerto en el acto. Y el mismo día vi a otro indio dar a otro caballo un golpe en el cuello, que lo extendió muerto en su hazaña.

Otro relato de Francisco Aguilar decía:

Ellos usan… garrotes y espadas y un gran número de arcos y flechas … Uno de las Indios en un solo golpe le abrió todo el cuello al caballo de Cristóbal de Olid, matando al caballo. El indio en el otro lado atacó al segundo jinete y el golpe corto a través de la cuartilla del caballo , con lo cual este caballo también cayó muerto. Tan pronto como el centinela dio la alarma , todos salieron corriendo con sus armas para enboscarnos, nos siguieron con gran furia , disparando flechas, lanzas y piedras , y nos hirieron con sus espadas. Aquí muchos españoles cayeron, algunos muertos y algunos heridos , y otros sin ningún tipo de lesión que se desmayaron del susto.

O José de Acosta comenta en su libro “Historia natural y moral de las Indias”:

Sus armas eran unas navajas agudas de pedernales puestas de una parte y de otra de un bastón, y era esta arma tan furiosa, que afirman, que de un golpe echaban con ella la cabeza de un caballo abajo, cortando toda la cerviz.561_07_2


Bibliografía

Atlas Ilustrado de Armas Blancas. Edición susaeta.

El macuahuitl, un arma del posclásico tardío en Mesoamérica. Marco Cervera Obregón

Guerreros Aztecas. Marco Cervera Obregón


El Tessen era un arma blanca japonesa que solía adoptar la forma de un abanico tradicional. Compuesto por varillas interconectadas y unidas por un extremo, se utilizaba en el combate para golpear y parar, pero también para transmitir órdenes. De hecho, el comandante levantaba o bajaba el abanico y lo apuntaba en varias direcciones para comunicarse con los soldados. Esos tipos de abanicos podían ser de madera, papel o tela. Otros eran de hierro y podían usarse como arma. El arte marcial dedicado al uso del abanico se llama tessenjutsu.

Tessen 1


Tipos de Abanicos de combate
  • Dansen Uchiwa: Grandes abanicos de hierro, o a veces de madera, utilizado por los oficiales de alto rango tanto para defensa contra las flechas, como para dar órdenes a las tropas.
  • Gunsen: Eran abanicos plegables usados por los guerreros promedio para ventilarse ellos mismos. Estaban hechas de bronce, latón, madera o un metal similar a los radios interiores, y de un uso frecuente de hierro fino u otros metales para los radios exteriores o la cobertura, haciéndolos ligeros pero fuertes. Los guerreros colgaban sus abanicos en una variedad de lugares, más típicamente en la correa o en el pectoral, aunque este último a menudo impidió el uso de una espada o un arco.Tessen 2
  • Tessen: Eran abanicos plegables con radios exteriores hechos de fuertes placas de hierro que fueron diseñados para parecerse a los abanicos plegables normales e inofensivos o sólidos garrotes con la forma y apariencia de un abanico cerrado. Los samuráis podían llevar estos a lugares donde las espadas u otras armas abiertamente no eran permitidas, y algunas escuelas de esgrima incluían el entrenamiento en el uso del tessen como arma. El tessen también se utilizó para defenderse de las flechas y dardos, como arma arrojadiza y como una ayuda en la natación.Tessen 3

Bibliografía

Miyamoto Musashi – El libro de loscinco anillos

Los Mattiobarbuli

Publicado: junio 5, 2015 en Armas especiales
Etiquetas:, , ,

Eran dardos (También llamados Plumbatae) que se lanzaban manualmente, formados por una pequeña asta de entre 10 y 20 cm con una arte de hierro apta para herir en toda su dimensión, y que tenía unas aletas para mantener la dirección y un peso de plomo que le hacía alcanzar los 100 o 200 gramos.

20150215_172501

Estos dardos, muy extendidos a finales del siglo III d.C., a los combatientes de a pie les resultaba muy fáciles de llevar (En el hueco del escudo cabían hasta 5 o 6), y podían utilizarlos también contra formaciones a caballo lanzándolos mientras permanecían en formación cerrada, yq ue tenían la misma función que los venablos. Además su coste de producción era bajo.

20150215_172510

El escritor Flavio Vegecio (Finales del siglo IV, mediados del siglo V d.C.) en su Epitoma Rei Militaris (1.17), nos recuerda como dos legiones fueron tan hábiles en el uso de esta arma que fueron elegidas para formar parte de la guardia personal de Dioceclano. La legión VI Herculina, que se ganó el apelativo de mattiobarbuli, probablemente estuvo relacionada con este acontecimiento.


BIBLIOGRAFÍA

Atlas ilustrado de Armas Blancas. Editorial Susaeta.

La sarissa

Publicado: abril 10, 2015 en Armas especiales
Etiquetas:,

20150215_172652

 


El historiador Diórodo Siculo (90 – 27 a.C.) atribuyó a los primeros meses del reinado de Filipo de Macedonia la renovación de la falange con la introducción de la sarissa, una pica de 5,5 metros de largo y un peso de entre 5, 5 y 6,5 kg, con una punta de hierro de 50 cm de largo y regatón metálico. Debido a su gran tamaño, generalmente la sarissa se deividía en dos o más partes que se ensamblan gracias a zunchos de metal cuando se creía necesario. Se empuñaba a dos manos y podía apoyarse contra el flanco, en horizontal al suelo. Puesto que la falange estaba dispuesta en más filas, probablemente se manejaba según la profundidad de las filas. Sujetas derechas con la punta hacia arriba, las sarissas se bajaban, las de las primeras 6 filas, todas de una sola vez en el momento de contacto con el adversario, que de esta manera se encontraba de frente con una barrera de hierro que avanzaba. La sarissa continuó empleándose en los ejércitos sucesorios de Alejandro Magno al menos hasta la batalla de Pidna (168 a.C.), que marcó el declive de la falange frente a la legión romana.


20150215_172701

Todas las puntas de la sarissa son de hoja con nervio central, tanto por el tamaño total como por el cuello y el collarín (siempre cilíndrico), y la tipología de la punta y las costillas. Tenía función de estoque con efecto perforador. La primera de la derecha está tomada de una punta encontrada en la tumba de Filipo II se Macedonia en Vergina —Macedonia Central— en 1977, y mide unos 51 cm.


 BIBLIOGRAFÍA

Atlas ilustrado de Armas Blancas. Editorial Susaeta.

Las Armas de Asta

Publicado: septiembre 9, 2014 en Armas especiales
Etiquetas:,

Un arma de asta, arma enastada o arma de fuste consiste básicamente en un palo o vástago, en cuyo extremo se fija una hoja metálica o cuchilla puntiaguda. Es un arma destinada al combate cuerpo a cuerpo y al combate cercano, cuya asta es por lo general de madera dura, a fin de ampliar lo máximo posible el radio de acción del que la blande, amplificar el momento angular para conseguir el máximo daño cuando la parte superior entra en contacto con el objetivo, e incrementa el tajo dado con el filo.


Hierros de Armas de Asta
Armas de Asta desarrolladas a partir de herramientas

Grandes Hachas
Asta1

Vouge Suiza
asta 2

Berdica

asta 3

Hocinoasta 4

Roncaasta 5

Ronconaasta6

Archa o Gujaasta 7

Cuchillo de Brechaasta8

Horcas de Guerraasta 9

Tridenteasta 10

Hacha de Petosasta11

Garfioasta12

Bisarnaasta 13

Martillo de Lucernaasta14


Armas de Asta nacidas como armas

Pica Largaasta 15

Espetón de Guerraasta 16

Espetón de Guerra sin Aletasasta 17


Armas de Asta Derivadas de Otras Armas

Partesana con Aletasasta 18

Partesanaasta 19

Guisarmeasta 20

Vouge Francésasta 21

Concescaasta 22

Venablo Italianoasta 23

La Evolución del Pilum Romano

Publicado: agosto 29, 2014 en Armas especiales
Etiquetas:,

El pilum era un tipo de jabalina pesada. Posiblemente inventado por los etruscos, ya que los ejemplos más antiguos aparecen el tumbas etruscas del siglo V antes de Cristo (1). El arma consiste en una vara de hierro terminada en punta unida a un mango de madera, bien mediante una cavidad en el hierro o mediante un remache característico (2. Ejemplo del siglo IV antes de Cristo). El pilum ganó protagonismo durante las invasiones celtas. Su peso le otorgaba una excelente capacidad de penetración y su larga vara de metal impedía que se cortara. César habla de cómo los pila se clavaban en los escudos celtas, lo que implica que atravesaban 13-25 mm de roble y piel. Anulado por un pilum, el escudo perdía su utilidad. César narra que los celtas tiraban los escudos atravesados, prefiriendo luchar sin ellos. Además, el fino metal se doblaba o se partía en el impacto, impidiendo así que se pudiera arrojar el arma de vuelta. La imagen 3 muestra los pila que utilizaban los romanos en el siglo III antes de Cristo. Cada vez confiaban más en ellos, destinándolos a equipar primero a los hastati, luego a los principes y, en la época de Cayo Mario, a todo el ejército. Pilums

Cada legionario portaba 2 pila, uno más fino y ligero que el otro. Los velites llevaban una jabalina más pequeña llamada verutum, normalmente sujeta a una correa (amentum). El pilum pesado sobrepasa los 2 metros, el verutum mide poco más de 1 metro. Con el paso del tiempo, el pilum pesado se hizo más pequeño y el ligero, más largo, hasta que en torno al siglo I llegaron a ser idénticos (4). Para el año 100, el pilum encogió más y se le añadió un peso de bronce con el fin de mantener su capacidad de atravesar armaduras (5). También se muestra una versión celta llamada gaesum utilizada por los auxiliares romanos de origen celta. Los celtas, por supuesto, adoptaron rápidamente el pilum. A finales del siglo III, los principales enemigos de los romanos eran sobre todo jinetes, y el pilum fue reemplazado por una lanza más apropiada para eludir la caballería. Vegecio se refiere también a una plumbata, aparentemente un dardo pesado, superior a cualquier otro proyectil arrojado a mano (6).