Archivos de la categoría ‘Venenos’


Además de una cuestión de supervivencia, el hombre siempre ha sentido una gran atracción por las plantas venenosas o tóxicas, no solo por lo que representan de prohibido sino porque, de su conocimiento, se podría extraer aquellos principios para beneficio propio. Según su finalidad, podemos considerar los siguientes tipos o clases de plantas venenosas:


Para matar a enemigos

Se han fabricado maderas de tejo con las que se producen heridas mortales.

Con la cicuta se elaboran tisanas mortales.

El jugo de semilla de ricino, una de las drogas más potentes del reino vegetal, se puede impregnar el extremo afilado de cualquier arma para propinar heridas mortales.


Para matar animales considerados perjudiciales

La estricnina o la nuez vómica se utilizan en la composición de muchos raticidas y forma parte del bocado letal que se usa para eliminar con ciertas piezas cinegéticas.

La mala costumbre de ingerir carne animal que se produce en casos de necesidad, puede producir el envenenamiento de una población al entrar en contacto el veneno con las cadenas tróficas.


Para alterar la mente

Un veneno no tiene porqué matar para ser considerado como tal. Hay ciertas drogas que alteran el estado de la conciencia. El hombre las ha venido utilizando habitualmente bien en busca de un mundo diferente al real, o bien para buscar sensaciones placenteras nuevas.

El opio produce adicciones o el estramonio que es el produce mas envenenamientos en todo el mundo, genera alucinaciones.


Para realizar conjuros o ceremonias mágicas

Se utilizan para crear una unión entre el usuario y la magia o la divinidad, como una manera de romper con la realidad y establecer una unión con otra realidad mística.

En la edad media la belladona proporcionaba el “viaje” hacia un mundo misterioso de espíritus y brujas.

En Sudamérica la mezcalina del peyote permite romper con la materia y la racionalidad para elevar la conciencia a un estado de unión con la divinidad.

Desde otro punto de vista, también se contempla como una manera de conseguir la curación de las enfermedades, como la medicina que puede reunir al hombre con el espíritu maligno que produjo la enfermedad.

 

Anuncios

Los Venenos

Publicado: diciembre 11, 2015 en Venenos
Etiquetas:,

(Del lat. venenum) Sustancia que, ingerida por un organismo o inoculada en él, le ocasiona la muerte o graves trastornos funcionales.


Como las enfermedades, los venenos dan un valor añadido a cualquier historía de fantasía. Algunos personajes los usaran con sus armas, mientras que otros los experimentarán después de ingerir un sabroso, pero envenenado trago de vino.

Los venenos se presentan de muy diversas formas y se dividen en seis categorías:

  • Circulatorios.
  • Leve: Hinchazón alrededor del punto de inyección, adormecimiento y visión borrosa.
  • Moderado: Lentitud en la coordinación de las piernas y brazos, euforia leve.
  • Grave: Decoloración cutánea y escalofríos, dolor de cabeza incapacitante, hasta caer inconsciente.
  • Mortal: Muerte debido a un fallo circulatorio es decir, falta de oxigeno y en consecuencia intoxicación por dióxido de carbono.
  • Transformadores.
  • Leve: Nauseas y estómago revuelto.
  • Moderado: Vómitos dolorosos.
  • Grave: Transformación parcial de la cubierta externa en otra forma.
  • Mortal: Transformación total de la cubierta externa en otra forma. Muerte si el área afectada es crítica para la supervivencia.
  • Musculares.
  • Leve: Ligero dolor de cabeza e hinchazón.
  • Moderado: Pérdida moderada de coordinación general.
  • Grave: Fiebre y sudores. Inconsciente durante varios días.
  • Mortal: Muerte debido a fallo general de la musculatura, generalmente paro cardiaco.
  • Nerviosos.
  • Leve: Leve pérdida de capacidad motriz y de razonamient0.
  • Moderado: Shock del sistema nervioso.
  • Grave: Apoplejía.
  • Mortal: Muerte debido a fallo general.
  • Reductores.
  • Leve: Gran dolor hasta perder la consciencia.
  • Moderado: Hemorrágia externa.
  • Grave: Incapacidad, después de unos minutos cae en coma.
  • Mortal: Muerte debido a la disolución de tejido vital y la destrucción de los organos asociados (Por ejemplo, higado reducido a pulpa).
  • Respiratorios.
  • Leve: Euforia leve.
  • Moderado: Euforia patente. Dolor punzante.
  • Grave: Ataque de tos incontrolable. Posibilidad de caer inconsciente y de caer en coma durante varios días.
  • Mortal: Muerte debido a fallo respiratorio y la consecuente falta de oxigeno.

BIBLIOGRAFÍA

Rolemaster

La terrible Cicuta

Publicado: febrero 4, 2015 en Herbolario, Venenos
Etiquetas:,

Planta de la familia de las umbelíferas de unos dos metros de altura, con tallo rollizo, estriado, hueco, manchado de color purpúreo en la base y muy ramoso en lo alto. Tiene hojas blandas, fétidas, verdinegras, triangulares y divididas en gajos elípticos, puntiagudos y dentados. Sus flores son blancas y pequeñas, y su semilla negruzca menuda. Su zumo es venenoso y se usa como medicina: Sócrates recurrió al zumo de la cicuta para envenenarse.

Cicuta

Aunque su aspecto recuerda al inocente perejil o al hinojo, la planta de la cicuta puede tener efectos letales. Por fortuna, su pestilencia, que recuerda a la orina, nos permite distinguirla de las dos citadas. Por lo demás, se parecen mucho.

Sus poderes sedantes hicieron de ella un buen remedio tanto en la medicina egipcia, como en la griega, donde se aplicaba pulverizada y mezclada con grasas animales para calmar heridas, efectuar intervenciones quirúrgicas… El problema, como suele suceder con este tipo de sustancias, es la dosis suministrada.

Efectivamente, la cicuta calma debido a la presencia en el vegetal de alcaloides, que embotan los sentidos, especialmente la coniina. Dicho alcaloide primero activa los receptores del sistema nervioso, lo cual produce una ligera excitación, y después seda rápidamente o causa la muerte.

Teóricamente, la cicuta produce una muerte dulce y plácida, sin violencia, al que que se supone que estaba reservado a personajes relevantes. Sin embargo, es importante un detalle: cuando el organismo ya está paralizado y respira con dificultad, la conciencia todavía está activa y no se pierde hasta el último momento. Seguramente, por ello los etíopes recurrían a dicha sustancia para administrársela a sus gobrenantes y reyes, que, llegados al final de sus días, eran ayudados a morir con el bebedizo de la cicuta, con el que podían dictar cualquier voluntad hasta el último momento.


BIBLIOGRAFÍA

Los misterios de los venenos. Pedro Palao Pons. Editorial De Vecchi

http://www.enciclonet.com

Hiedra: La planta de Osiris

Publicado: enero 2, 2015 en Herbolario, Venenos
Etiquetas:,

Del lat. hedera. Planta trepadora, de la familia de las araliáceas, con tronco sarmentoso del que brotan raíces adventicias que se agarran fuertemente a los cuerpos cercanos, hojas coriáceas verdinegras, flores amarillas en umbelas y fruto en bayas oscuras y pequeñas: si bien la hiedra no es una verdadera parásita, es frecuente que perjudique a los árboles por los que trepa.

hiedra

Este pequeño arbusto vivaz, altamente tóxico, puede causar la muerte porque contiene, entre otras sustancias, saponina, que llega a alterar el sistema digestivo e incluso romper la membrana de las células después de ser absorvidas por la corriente sanguínea. los griegos utilizaban los frutos o pequeñas bayas oscuras de la hiedra como veneno y quizás por ello la planta fue adoptada por los egipcios como símbolo de eternidad.

En egipto no crecía la hiedra- Diodoro de Sicilia dice “Cuando fue llevada a aquel país tuvo que ser consagrada a Osiris. dios de la resurección y la fertilidad, supremo gobernante de la vegetación y de la agricultura. Cuando ya se aclimató se usó como planta de la muerte“. Los médico egipcios, con cierta tendencia al uso de purgantes y pócimas purificadoras del cuerpo y del espíritu supieron por los griegos que “la hiedra libera la cabeza y es capaz de perturbar el espíritu, pero también de calmarlo“. esta debió ser la razón por la que importaron la planta, la cuidaron con mimo para que se aclimatase y acabaron utilizándola como símbolo de eternidad, ya que engalanaba muchos sarcófagos y vasos funerarios. Dado que la hiedra también podía matar, la vincularon con los espíritus de la muerte y del más allá, y también con la iconografía funeraria.


BIBLIOGRAFÍA

Los misterios de los venenos. Pedro Palao Pons. Editorial De Vecchi

http://www.enciclonet.com

Beleño: La hierba loca

Publicado: diciembre 2, 2014 en Herbolario, Venenos
Etiquetas:,

Planta solanácea de hasta un metro de alto, con hojas anchas, largas, hendidas y vellosas, flores amarillas y fruto capsular: el beleño es especialmente narcótico en su raíz.Beleño

Los médicos egipcios utilizaron, según explica el papiro de Ebers, el beleño una de las plantas brujas popularmente conocida por la hierba loca, y que en el país del Nilo, como también hacia Mesopotamia, Babilonia y Asiria, se empleaba para tener revelaciones y también como sedante, analgésico y abortivo.

El historiador y filósofo griego Jenofonte (431-354 A.C.) advierte que se trata de una planta muy peligrosa, y nos dice de ella que “no podemos estar dispuestos a afirmar que es un bien aquello que vuelve loco a quien lo come“. Aunque lo egipcios lo emplearon como planta abortiva, no dejaba de ser curioso que utilizaba aceite de beleño para mitigar el dolor de los partos. Según destaca el papiro de Ebers, “Cuando llegaba el momento de dar a luz, unguían con dicho aceite el sexo de las futuras madres“. Curiosamente, siglos después, las brujas medievales también lo utilizarían, pero no para ayudar a dar a luz, sino para aplicarlo en los mangos de las escobas que cabalgaban y las hacían volar.

Los médicos egipcios conocían los peligros del beleño, y no es de extrañar, teniendo en cuenta que posteriormente apareció citado  en prácticamente en todos los tratados de botánica como planta tóxica. Y es que contiene, entre otros alcaloides, hiosciamina, antropina y escopolamina, sustancias que a principios del siglo XX se administraban, junto con la morfina, como analgésicos para partos. Es un elemento que administrado en exceso puede bloquear los receptores del sistema nervioso central y paralizar el corazón.

Tanto es así que los médicos del siglo pasado abandonaron su uso al considerar dicha sustancia como “Causa de la excesiva mortalidad infantil“.

Si caía en malas manos, la escopolamina del beleño tuvo que ser peligrosísima en el antiguo Egipto. Se sabe que la planta se administraba como calmante, mediante vahos e infusiones, no obstante, también se prescribía cocinada menclada en crudo con la masa  de dulces típicos.


BIBLIOGRAFÍA

Los misterios de los venenos. Pedro Palao Pons. Editorial De Vecchi

http://www.enciclonet.com

 

 

Mandrágora: La raiz de los sueños

Publicado: noviembre 4, 2014 en Herbolario, Venenos
Etiquetas:,

Del lat. mandragora y éste del gr. mandragÕraj. Planta herbácea de hojas grandes en roseta, flores pedunculadas blancas y rojizas. fruto parecido a una manzana, olor fétido y raíces ricas en alcaloides que toman diversas formas y de las que se extraen sustancias narcóticas: la mandrágora crece en zonas mediterráneas.

Mandragora1 Mandragora2

Otra de las plantas más comunes del antiguo Egipto a la que llamaban didi que contiene atropina. Su uso moderado tenía efectos calmantes; sin embargo, en dosis elevadas producía el efecto justamente contrario y llegaba a estimular con tanta intensidad el organismo que podía desembocar en delirios, e incluso la muerte.

Los médicos egipcios machacaban las hojas frescas de la mandrágora y las mezclaban con leche para aplicarlas. Se aplicaban sobre úlceras y heridas abiertas aunque no se viera el hueso. Recurrían a la raiz fresca como purgante, que una vez mezclada con miel y leche, introducían por via anal. Como tiempo más tarde dijo Plinio, en el Siglo I D.C., también la combinan con alcohol ya fuera para producir sueños reveladores, ya “ante los ataques convulsos e incluso la melancolía“. En el papiro de Leiden, del siglo III A.C., se expone una fórmula respecto del uso de la mandrágora mezclada con vino para ser utilizada como un potente inductor de sueño.

Para los sacerdotes egipcios, al igual que para los médicos, la mandrágora contaba con un simbolo especial y es de suponer que, dados sus poderes alucinógenos y mortales, la valorasen especialmente en rituales funerarios. Quiza por ello formaba parte de los ornamentos y ajuares de las tumbas de las dinastías del imperio nuevo, que abarcó desde el 1550 al 1069 A.C.

La mandrágora está presente en el espacio anexo de la tumba de Tutankamon, donde se encontraron varios cestos con bayas de esta planta, no se sabe si para facilitarte un buen viaje al mas allá o como medicina en caso de que en el otro mundo se pusiera enfermo. Otra muestra de la presencia funeraria de la planta se halla en una jarra que, según la inscripción, contenía una poción curativa y mágica, uno de cuyos ingredientes era la mandrágora. Dicha jarra fue encontrada en la tumba de un alto oficial del ejército de la Dinastía XVIII.

En la antigua Mesopotamia, hace más de cuatro mil años que los sacerdotes babilónicos la utilizaron como narcótico; se encuentra en fórmulas utilizadas en los ritos iniciáticos. Un bajo relieve asirio representa a un sacerdote o persona distinguida que lleva cargando en su brazo izquierdo una cabra y en su diestra una planta en flor que debe corresponder a una mandrágora. La actitud del personaje es la de portar una ofrenda y su acompañante lleva una cápsula de adormidera (Papaver somniferum).

En el mundo medieval, mandrágora era sinónimo de prosperidad, por ello con su raíz se elaboraban talismanes para este fin; también se usaban amuletos de su raíz para arrojar a los demonios y protegerse del mal. Es sabido que fue utilizada como tratamiento de las enfermedades mentales, como la depresión, al igual que el eléboro negro; de hecho, siempre se utilizó al menos contra el insomnio.


BIBLIOGRAFÍA

Los misterios de los venenos. Pedro Palao Pons. Editorial De Vecchi

http://www.enciclonet.com

Adormidera: La planta del júbilo

Publicado: septiembre 26, 2014 en Herbolario, Venenos
Etiquetas:,

Del lat. addormire ‘adormecer o dormirse’, por su propiedad narcótica. Planta papaverácea de hermosas flores blancas o rojas que se usan como ornamento y fruto capsular del que se extrae el opio: la adormidera tiene flores de hasta 12 cm de diámetro. Natural de la región Mediterránea oriental y Suroeste de Asia. Existen numerosas variedades de cultivo con distintas coloraciones de la corola y con flores dobles y pétalos enteros o fimbriados. Del látex obtenido por incisiones en las cápsulas inmaduras se obtiene el opio. El opio puro contiene un 9,5 % de morfina, alcaloide utilizado con fines medicinales y una droga que crea dependencia.

Adormidera

Los médico-sacerdotes egipcios recurrieron con frecuencia al uso de sedantes, anestésicos y narcóticos, pero no para envenenar, sino para tratar dolencias. En el transcurso de la VIII dinastía, entre los años 2173 y 2160 A.C. alcaloides como la morfína, la codeína o la tebaína presentes en la plante del opio, eran cultivados en egipto. Habían aprendido su uso de los sumerios, quienes ademas del opio empleaban la adormidera, a la que llamaban Planta de Júbilo. Diodoro de sicilia, nos dice que ” Es una droga que proporciona el olvido de todos los males y sé que las mujeres de Tebas la emplean con frecuencia para curar el miedo y la tristeza“.

Una de las muchas pruebas del uso de la adormidera en Egipto, es el uso des varia necrópolis de restos de capsulas de esta planta. Los sacerdotes-médicos sabíanque la adormidera era una sustancia que, además de dar paz, procuraba al enfermo visiones reconfortantes. También utilizaban la adormideracuando creían que el proceso de la muerte era irreversible; sabían tambien que, si se excedían en la dosis, podían provocarla. Como asegura Herodoto, “Puede inducir al sueño, pero también hacer que nunca más se produzca el despertar“.


BIBLIOGRAFÍA

Los misterios de los venenos. Pedro Palao Pons. Editorial De Vecchi

http://www.enciclonet.com