Archivos de la categoría ‘Alfabetos’


La lengua cherokee pertenece a la familia iroquesa. Hacia 1838 cuando fueron desterrados en el episodio conocido como “La senda de las lágrimas”, la lengua se fragmentó. Hay dos dialectos principales del cherokee moderno, el “giduwa” (oriental) y el “otali” hablado en Oklahoma.

La lengua es polisintética, es decir que las palabras están compuestas por morfemas, fragmentos mínimos capaces de expresar significado. La cherokee los combinan obteniendo distintos significados. La palabra “di-ti-yo-hi-hi”, por ejemplo, contiene morfemas que traducidos individualmente dirían: “el que afirma reiteradamente, en fin, y con un propósito”, pero unidos “abogado”.

El orden de la frase es sujeto, objeto y verbo, o sujeto, verbo y objeto.

Los nombres se dividen en animados e inanimados. La distinción es evidente solo en el plural. Por ejemplo “a-tsu-tsa” (“muchacho”), donde “a” es un prefijo singular, cambia para el plural en “a-ni”: “a-ni-tsu-tsa” (“muchachos”). Para los inanimados un plural típico se hace sustituyendo el prefijo “a” por “di” o “te”, ejemplo “a-la-su-lo”: “zapato”, “di-la-su-lo”, “zapatos”.

Los pronombres son dos en su forma libre: yo: “a-ya”, tú, usted: “ni-hi”. El pronombre demostrativo es “hi-a”: él o esto refiriéndose a un objeto, o “go-hi”: esto con referencia a tiempo. Los interrogativos son “ka-ga”: ¿quién? y “ga-do”: ¿qué?.


Numeración
Numeración
1 sa-quu-i 6 su-da-li 20 ta-li-s-go-hi 70 ga-li-qua s-go-hi
2 ta-li 7 ga-li-quo-gi 30 tso so-go 80 ne-la s-go-hi
3 tso-i 8 tsa-ne-la 40 nu-gi so-go-hi-ne 90 so-ne-la s-go-hi
4 nv-gi 9 so-ne 50 hi-s-gi so-go-hi 100 a-go-hi-tsu-qui
5 hi-s-gi 10 s-go-hi 60 su-da-li s-go-hi mil sa-quo I-ya-ga-yv-li
11 al 19 millón i-tsu-qua-di-nv-da
formas análogas finalizando
con la sílaba “du”

Escritura

Creado por Sequoyah hacia 1820, es un sistema silábico, su sentido es de izquierda a derecha. Se escribe mediante un silabario de 85 símbolos, algunos similares a los del alfabeto latino, aunque su sonido es diferente, Sequoyah copió los caracteres desconociendo su pronunciación. El nombrar los símbolos, uno por uno, significa leer la palabra, como si en español se leyera beca: “b-k”.

Para el año 1830 el 90% de los cherokee sabían leer y escribir en su propia lengua. Libros, textos religiosos, almanaques y periódicos (en 1828 se editó el “Cherokee Phoenix”) se publicaron usando el silabario.


Silabario Cherokee

En las columnas se consignan las seis vocales cherokee, la v es similar a la u pero nasalizada. En las filas las consonantes. De las intersecciones de las mismas resultan las 85 sílabas.

cherokee


Ejemplo de texto Cherokee

cherokee_texto

Transcripción:

Nigada aniyvwi nigeguda’lvna ale unihloyi unadehna duyukdv gesv’i. Gejinela unadanvtehdi ale unohlisdi ale sagwu gesv junilvwisdanedi anahldinvdlv adanvdo gvhdi.

Traducción:

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos a los otros en un espíritu de hermandad.
(Artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos)


Sequoyah

También conocido como George Guess o Gist, nació alrededor del año 1776 en Tuskeegee. Su padre era Nathaniel Gist, un comerciante de pieles de Virgnia. Su madre WuT-teh era hija de un jefe Cherokee.

Litografía de Sequoyah  con su silabarioCriado en las costumbres tribales, se convirtió en cazador y comerciante de pieles, en algún momento anterior a 1809, se trasladó a Wills Valley, en Alabama, donde comenzó su oficio de platero.

Junto a su pueblo se alistó a las tropas de Estados Unidos al mando del General Andrew Jackson para luchar contra las tropas británicas y los indios Creek en la guerra de 1812.

Nunca aprendió a hablar, escribir o leer inglés, sin embargo, al ver a los soldados blancos escribir cartas, leer las órdenes militares, o registrar los hechos, quedó fascinado con esa capacidad de comunicarse haciendo marcas distintivas en el papel, con las “hojas que hablan” y empezó a pensar en crear un sistema de escritura para su pueblo.

Al regreso de la guerra, notó que con 85 sílabas podía representar los sonidos de su idioma. Para simbolizarlas tomó algunas letras e inventó otras, como no sabía el sonido de las letras del alfabeto inglés las asignó arbitrariamente para su silabario.

Enseño a su hija Ayoka de diez años a leer y escribir con su sistema, y se presentó ante los líderes tribales para llevar a cabo una demostración. Sequoyah se retiró a distancia mientras que su hija escribía lo que recelosos quisieron dictarle. Cuando Sequoyah regresó y leyó lo escrito, todos se quedaron pasmados. En pocos meses miles de cherokees se alfabetizaron.

En 1825 gran parte de la Biblia y varias canciones se habían traducido. En 1828 fue publicado el “Cherokee Phoenix”, primer periódico norteamericano bilingüe, junto con folletos religiosos, materiales educativos y documentos legales.

En reconocimiento a sus contribuciones, la Nación Cherokee, le concedió una medalla de plata y una pensión de por vida. Él continuó desempeñándose como estadista y diplomático hasta su muerte en 1843.


Bibliografía

http://pueblosoriginarios.com

Anuncios

El sistema de escritura del japonés es al mismo tiempo ideográfico (con dibujos o símbolos que representan ideas) y arbitrario, pues también cuenta con dos silabarios fonéticos. Además, a diferencia de las lenguas europeas, el japonés se escribe en columnas verticales de derecha a izquierda, aunque en la actualidad se está empezando también a emplear el orden occidental de izquierda a derecha, especialmente en libros que enseñan el idioma a estudiantes extranjeros y en revistas para jóvenes nipones que tienden a copiar las modas occidentales.0504

Los primeros textos escritos en lengua japonesa, pero utilizando los ideogramas chinos, son el Kojiki (Historia del Japón antiguo) del año 712 y el Nihonshoki(Crónicas del Japón antiguo) del año 720. Aunque estos primeros documentos escritos datan del siglo VIII parece ser que la escritura china llegó a Japón alrededor del siglo I o II. En este período Japón realiza incursiones militares en Corea y con ello surgen los primeros contactos con los sutras (oraciones) del budismo; así llega a Japón la escritura china junto con la religión. Sin embargo, este sistema no fue definitivamente adoptado hasta el siglo V y se fue simplificando a lo largo del tiempo.kanji-union

A partir de los caracteres chinos, los japoneses han creado dos silabarios. Cada una de las sílabas procede de un ideograma chino, aunque esto no significa que se hayan perdido los ideogramas originales, llamados kanji. Por tanto, la historia de la escritura japonesa está enormemente vinculada a la china puesto que, como vemos, la primera forma de escritura nipona proviene de China, un pueblo que, en la época en la que se producen los primeros contactos con el imperio del Sol Naciente, estaba culturalmente más avanzado.okurigana

En un principio se emplearon los kanji como una especie de fonogramas que representaban de forma escrita las palabras japonesas. Es decir, aquellos ideogramas cuya pronunciación era similar a determinadas palabras japonesas eran empleados como representación de esos sonidos. Más tarde, comenzaron a emplearse los mismos signos para representar las mismas ideas que en la lengua china pero con una fonética diferente. Así, por ejemplo, la palabra “sol” tiene el mismo ideograma en las dos lenguas (derivado en un principio de un dibujo que representa la idea de sol) pero en cada idioma conserva su propia pronunciación.lecturas

Hasta finales del siglo VIII se emplea como forma de escritura los kanji, aunque adaptados a la fonología y el léxico japonés. Es a finales del siglo VIII cuando aparece otro sistema de escritura que, junto a los kanji, es el empleado actualmente. Se trata de las letras kana(‘signo que representa una sílaba’) que han dado lugar a dos silabarios: el katakana y el hiragana. Los kana eran empleados inicialmente por los monjes budistas en la traducción y adaptación de los textos chinos budistas al japonés, por lo que resultan una simplificación y abreviación de los kanji llevada a cabo por estos monjes. Esta escritura, que usa los sonidos iniciales de los ideogramas chinos para expresar todos los sonidos del idioma japonés, se conoce como man´yoogana.kanji

Los cuatro sistemas de escritura de la lengua japonesa empleados en la actualidad son los kanji, el hiragana, el katakana y el romaji.numeros


Kanji. Los ideogramas japoneses

Los kanji se emplean para representar la mayor parte de las palabras del idioma japonés que denotan conceptos o ideas, lo que en lingüística se denomina “palabras llenas o de contenido”, pero siempre que éstas sean de origen chino o japonés. En 1945 el gobierno japonés llevó a cabo una lista llamada Tooyoo kanjihyoo (o Toyo kanji) que incluía los 1850 ideogramas que debían emplearse en los libros de texto, periódicos y publicaciones gubernamentales. El Tooyoo kanjihyoo se mantuvo en vigor hasta los años setenta, cuando se discutió la posibilidad de incluir más ideogramas a una lista que parecía bastante escasa. La controversia sobre esta ampliación culminó en 1981, cuando se añadieron noventa y cinco ideogramas. Sin embargo, el número real de estos caracteres que se emplean en los periódicos y obras escritas en general (si tenemos en cuenta los nombres de personas y lugares que, habitualmente, se expresan en kanji) puede superar los cuarenta y cinco mil.kanji


Hiragana. Primer sistema fonético japonés

El hiragana, también denominado antiguamente onna de (‘mano de mujer’), consta de cuarenta y seis caracteres y fue inventado por un predicador budista llamado Kukai (734-835). El término procede de la voz hira, que designaba “lo redondeado”, es decir, lo que se simplificaba para un uso común y cotidiano. El distanciamiento político entre Japón y China durante el período Heian, cuando Japón dejó de enviar embajadas a la corte china Tang, favoreció el éxito del hiragana como lengua nativa. El kanji, considerado demasiado difícil para que pudieran aprenderlo las mujeres, se siguió utilizando en los tratados de filosofía escritos por hombres; sin embargo, las mujeres no tuvieron ningún reparo en utilizar este sistema considerado por los hombres como inferior, y cultivaron una literatura sobre temas cortesanos escrita en hiragana, más viva y fluida, caracterizada por reflejar paz y tranquilidad. En el siglo IX, durante el periodo Heian, el hiragana se convirtió en una auténtico vehículo de expresión literaria gracias al talento de autoras como Sei Shonagon(ca. 960-ca. 1030) o Murasaki Shikibu (ca. 978-ca. 1026), autora de la famosa obra Historia de Genji (en japonés Genji Monogatari), considerada una de las obras cumbre de la literatura universal.hiragana

El hiragana se utiliza básicamente para las palabras que se pueden llamar “gramaticales” como preposiciones, partículas y desinencias y terminaciones verbales, con más contenido gramatical que semántico. Además, este sistema se emplea también para expresar todas aquellas palabras de contenido (de origen japonés o chino) que, por alguna razón, no se representan con kanji. Hay que tener en cuenta, en cualquier caso que, al ser un silabario, es una forma de representación fonética y por tanto, aunque no sea la norma, cualquier palabra japonesa se puede escribir en hiragana; de hecho, el hiragana es lo primero que aprenden los niños en la escuela antes de sumergirse en el enrevesado mundo de los kanji que necesitan mayor tiempo de estudio. Cuando hay algún kanji poco habitual que la población general puede que no conozca, se transcribe con este silabario en hiraganas más pequeños que se sitúan encima del kanji; este sistema de transcripción se denomina furigana.


Katakana. Segundo sistema fonético japonés

El otro silabario, el katakana, consta también de cuarenta y seis caracteres y es el más angular de los silabarios fonéticos. Fue inventado por Kibi no Makibi (693-755) simplificando un elemento de un radical de cada uno de los kanji fonéticos. Se utiliza para transcribir nombres extranjeros y para todas aquellas palabras que son préstamos léxicos de otras lenguas y, en consecuencia, no tienen un kanji. El katakana se emplea también para las onomatopeyas, para numerosos nombres de insectos, animales y plantas, para los telegramas, y para resaltar determinadas palabras, tal y como usamos nosotros la cursiva o la negrita. Esto último es especialmente visible en el manga, donde abundan las palabras en katakana.katakana


Romaji

En realidad se trata de la transcripción a caracteres latinos de los kana. Además de como transcripción de las palabras japonesas, el romaji se emplea en Japón para escribir nombres de estaciones de metro, tren o en el aeropuerto (como ayuda a los visitantes extranjeros, o gaiyin -como llaman allí a los foráneos-, habitualmente perdidos al llegar al país del Sol Naciente en un complejo universo de símbolos extraños e ininteligibles para ellos). También se utiliza para escribir acrónimos de origen extranjero como NATO o USA.captura-de-pantalla-2016-10-02-a-las-9-24-10


Bibliografía

http://www.enciclonet.com

http://japonesca.com

http://www.kimisikita.org


La Letra A

La A proviene de la letra fenicia áleph, que significaba ‘buey’ y que se escribía como la mayúscula nuestra, solo que al revés, con las patas arriba porque representaba los cuernos del buey, la raya que los atraviesa marcaba las orejas y el vértice formaba el hocico. Según los paleógrafos, los fenicios la tomaron de un antiguo jeroglífico egipcio que representaba la cabeza de un buey. Con el tiempo, los fenicios tumbaron este signo a la derecha, dejándolo muy parecido a una trompeta. De los fenicios la copiaron los griegos, para usarlo como letra A, ya puesta como nosotros la conocemos.

La a minúscula apareció en el siglo II, al redondearse los trazos angulosos de la mayúscula con la escritura rápida y uniendo las letras. Y la forma menos redondeada y que aparece ahora en todos los teclados de ordenador (a) nació para la imprenta.a


La Letra B

El origen gráfico de la B se remonta a la letra fenicia bet, que quería decir ‘casa’. Los fenicios la tomaron de un jeroglífico egipcio que en cierto modo recuerda una tienda de campaña. Los griegos la copiaron de los fenicios, haciéndola ya muy parecida a como la escribieron los romanos, que es igual a la nuestra.b-2


La Letra C

Tiene su origen en un jeroglífico egipcio con forma de bastón, que los fenicios adoptaron para su alfabeto con el nombre de gimel. Este signo fue copiado a su vez por los griegos, con el nombre degamma, que tenía varias formas, entre ellasla C. De ahí pasó al alfabeto latino, que en un principio empleaba la misma letra tanto para el sonido C como el sonido G, hasta que Espurio Camilio inventó esta última letra. Y así, ya diferenciadas, llegaron ambas, C y G, al español.c


La Letra D

Procede de un ideograma egipcio que representa una puerta con una forma triangular que en efecto recordaba el trozo de piel que cerraba la puerta de las tiendas de campaña. Los fenicios la adaptaron simplificándola y le dieron el nombre de dalet (también los hebreos), que quiere decir ‘puerta’. Los griegos la tomaron llamándola delta, redondeándola en una de sus variedades. Así la adoptó el alfabeto latino, creando además una minúscula (d) por acomodación de la mayúscula a la escritura práctica. Y así llegaron la mayúscula y la minúscula al español.d


La Letra E

Era representada por los egipcios por la figura de una persona con los brazos extendidos hacia el cielo, adorando a una divinidad celestial. Los fenicios esquematizaron esta figura al adoptarla a su alfabeto con una línea vertical cortada por tres horizontales que apuntan a la izquierda. Los griegos la adoptaron dándole la forma que ha llegado hasta nosotros como la E mayúscula. La minúscula nació siglos más tarde, como consecuencia de la comodidad y rapidez al escribir.e


La Letra F

La F mayúscula procede del signo fenicio para el vau, del que también han derivado otras tres letras: U, V, Y. Los griegos importaron la letra fenicia sin cambios apreciables y lo mismo hicieron los etruscos, que le dieron una forma más reconocida para nosotros; el alfabeto latino invirtió sus trazos y la dejó tal cual la conocemos hoy. Los rasgos rectilíneos de la F mayúscula fueron suavizándose, redondeándose, para formar la f minúscula.f


La Letra G

El latín heredó de los griegos, a través de los etruscos, la letra C con la que representar dos sonidos: el [k] que aparece en cama y [g]. De manera que, como no existía la G, se escribía VIRCO aunque se pronunciara virgo. Esto era así porque los etruscos no conocían el sonido [g]; pero lo romanos sí, por tanto les resultaba un problema no tener una letra específica para este sonido y diferenciarlo así del [k] de la C. Podrían haber adoptado la gamma griega ( Γ ), que sí representaba el sonido [g], pero los romanos creían erróneamente que también tenía el sonido [k]. Así que no resolvieron este problema hasta que Espurio Carvilio inventó la G, en el siglo III a. C., añadiendo una rayita a la C.c


La Letra H

Su hombre es hache, del francés hache, y este del bajo latino hacca, modificación de ach, pronunciación vulgar en lugar de ah (con aspirada), que fue el antiguo nombre latino de esta letra. Paradójicamente, empezó su andadura en el español escribiéndose sin h: ache en un texto de 1433.

En el alfabeto fenicio había una letra conocida con el nombre de het que es la antepasada de nuestra H y que se representaba con una figura de dos rectángulos superpuestos, algo inclinados. No está muy claro de donde procedía esta het fenicia. Se pronunciaba como una suavemente aspirada. Los griegos la adoptaron de los fenicios dándole la forma mayúscula que hoy conocemos por eliminación de los trazos superior e inferior, y manteniendo la suave aspiración. Pasó al latín, donde fue perdiendo el sonido hasta quedar muda. Y así llegó al español: se escribe pero no se pronuncia.h


La Letra I

La antepasada más remota de la de la que se tiene seguridad es la yod fenicia. Los griegos la empezaron a escribir tal como nosotros conocemos la I mayúscula. El alfabeto latino la copió, pero poniéndole al principio dos circulitos en cada extremo. Durante mucho tiempo, en español se escribió en minúsculas sin el actual puntito, lo que ocasionó muchos trastornos para su lectura correcta, pues se confundía a menudo con otras letras; para diferenciarla, a veces se escribía prolongándola por arriba (como una I mayúscula) o por abajo (de donde salió la j), y hasta con algún circulito en algún extremo, casi como los romanos. En la Edad Media se decidió acentuarla, y así quedó el puntito actual tras inventarse la imprenta.i


La Letra J

La j es hija de la i. No existía en los alfabetos fenicio, griego ni latino.

El sonido consonántico peculiar de la j se produjo en el paso del latín al romance castellano por múltiples procedimientos:

  • La propia (IOCUM > juego).
  • Una seguida de (MULIER > mujer, PALEA > paja).
  • Un grupo -cul- (AURICŬLA >oreja, OCULUS > ojo).
  • Un grupo -sc- (FACSIA > faja).
  • Por adaptación de sonidos árabes (šáy> jeque, aššuwár> ajuar, šuríl> jurel).

Para este sonido también servía la i (causa de no pocas confusiones, pues la palabra viejo, por ejemplo, podía verse escrita vieio vjeio), hasta que, entre los siglos XVI y XVII, se separaron, quedando la primera como vocal y la segunda como consonante y con sonido propio.

El humanista francés Pierre de la Ramée fue el inventor del signo de la J mayúscula y la minúscula, para su adaptación a la imprenta en el siglo XVI.

Tiene un punto arriba por herencia de la i, que así se distinguía de la u. Su propio nombre, jota, procede del nombre de la en griego: iota.i


La Letra K

Se la ha considerado desde siempre como una letra inútil y extranjera, pues ya los romanos contaban solo con diez palabras que empezaban con esta letra, aunque la tomaron del alfabeto griego que, a su vez, la copió de la kaf fenicia (pero dándole la vuelta) y los fenicios, en fin, la tomaron de la escritura jeroglífica egipcia, en donde representaba una mano o un puño. Entre 1815 y 1869 desapareció del diccionario académico.k


La Letra L

Los fenicios tenían esta letra en su alfabeto con el nombre de lamed ‘cayado’, con forma en efecto de este utensilio que empleaban los pastores para azuzar a los bueyes. Los griegos la adaptaron con el nombre de lambda pero sustituyendo la curva de la letra en un ángulo agudo. Un ángulo que hicieron recto los romanos cuando la copiaron para el alfabeto latino. Y así llegó al español. Excepto por el tamaño, la L mayúscula y la l minúscula se escribían igual, pero al ligarla con otras letras en la escritura manual, a la minúscula le apareció la panza superior.l


La Letra M

El origen de esta letra está en el símbolo con que se representaba el agua en la antigua escritura jeroglífica egipcia. De este símbolo tomó el alfabeto fenicio su letra mem ‘agua’, pero transformando los trazos de manera que desaparecen sus evocadores aires acuáticos. Los griegos la copiaron para su letramy, en versiones muy parecidas ya a la M actual, como lo es ya la M latina.m


La Letra N

En los jeroglíficos egipcios aparece representada como una serpiente. Esquematizada y con un rasgo más quebrado pasó primero al alfabeto fenicio con el nombre de nun y luego al griego con la misma forma y el nombre de ny. Así llegó al latín, con una mayúscula, N, idéntica a la nuestra. La minúscula nació con el redondeo del trazo al escribir letras juntas.


La Letra Ñ

Es la aportación española al alfabeto latino. El sonido de la ñ no existía en latín, pero la evolución de grupos tales como gn, nn, ni nh dio lugar a él durante la Edad Media entre las lenguas románicas. El italiano y el francés se quedaron con gn, el gallego-portugués con el nh y el catalán con el ny. El castellano prefirió nn, que se abrevió por medio de una con una raya encima y que acabó convirtiéndose en una única letra en forma de con tilde ondulada (ñ) y un sonido nasal muy peculiar, que se pronuncia juntando la lengua con el paladar de tal manera que impida la espiración por la boca, y separándola rápidamente para que el aire salga por la boca y las fosas nasales.


La Letra O

La letra aparece en la escritura jeroglífica egipcia con la forma de un ojo humano que miraba de frente. Los fenicios esquematizaron el símbolo dándole una sencilla forma circular y recordando su origen llamando la letra ayin ‘ojo’. Reducida la adoptaron los griegos, después los romanos y, por fin, nosotros.o


La Letra P

Desciende esta letra de un jeroglífico egipcio que representaba una boca abierta. Los fenicios le dieron el nombre de pe, que quería decir ‘boca’. Aunque olvidándose de lo que representaba, los griegos la llamaron pi y copiaron la forma fenicia, pero en varias versiones. Una de ellas fue la que eligieron los romanos para su alfabeto, que al final llegó al español.p


La Letra Q

Ya suponía esta letra un problema para los romanos, por tener un sonido coincidente con la y la k. Esta diferencia ya existía en el alfabeto fenicio, con las letras kaf qof, que las tomaron del jeroglífico egipcio, esquematizándolo, en el que se representaba la cabeza de un mono y que significaba esto mismo: ‘mono’. Los griegos hicieron suyas las letras fenicias pero llamándolas kappa qoppa. Esta última la adoptó el latín, como Q, que pasó así al español.q


La Letra R

Es una letra muy particular dentro del alfabeto español porque tiene la facultad de representar dos sonidos distintos que además pueden dar lugar a significados distintos (pero / perro; caro / carro). Esta letra procede de un jeroglífico egipcio que representaba una cabeza humana vista de perfil. Los nombres que recibió esta letra en los alfabetos fenicio y hebreo recordaban dicho origen: res resh, que quieren decir ‘cabeza’. Los fenicios simplificaron el dibujo egipcio reduciéndolo a una al revés (q). La escritura griega varió el sentido de la letra dejándola en P (forma que actualmente tiene la en los abecedarios griego y ruso). Los latinos copiaron la letra griega, pero como ya tenían la p, para evitar confusiones crearon entre los siglos IV-III a. C. la letra R (una P con una virgulilla inferior, para diferenciarla).r


La Letra S

hay dos teorías sobre el origen de esta letra:

Una teoría es la formulada por Berthol Louis Ullmann, es que la S procede del ideograma egipcio donde se representan unos dientes. Cuenta la leyenda que cuando Cadmo fue a fundar Tebas, allí no disponían de letras. Cadmo mató a una serpiente, le arrancó los dientes y los sembró, como si simbólicamente cultivara los instrumentos del buen hablar. Cosechó los 16 dientes de las culebras como símbolo de las 16 primeras letras. La letra que mejor resumía todo, por su sonido y su forma, era la S. En la actualidad, es muy común representar una serpiente en la literatura moderna mediante dicha letra.

La otra de las teorías es la que señala que esta letra procede de un ideograma egipcio que representa un lago del que salen dos juncos o lotos. En la escritura fenicia se simplificó eliminando las plantas acuáticas y resumiéndolo en una W, que los griegos invirtieron bautizándola sigma y dándole dos versiones: una con tres líneas rectas y otra con las tres líneas redondeadas. Los romanos recogieron esta última versión, que fue la que llegó hasta el español.s


La Letra T

Procede de un ideograma de la escritura egipcia que representa dos palos cruzados a modo de señal, del que se hicieron distintas esquematizaciones ya entre los propios egipcios. Las más conocidas son las que pasan al alfabeto fenicio con forma de X o de +, de donde derivan con ligeras modificaciones las tes de los alfabetos griego, etrusco y latino arcaico, donde aparece en la forma mayúscula que utilizamos hoy. Los tipos de imprenta definen la mayúscula y minúscula actuales: t.t


La Letra U

Los romanos no le daban a la U un valor exclusivo de vocal, pues era una variante gráfica por redondeo de la clásica V y se utilizaba asimismo para señalar la vocal o la consonante. Como a la J mayúscula, el humanista francés Pierre de la Ramée le dio a la U carta de naturaleza en la imprenta, empleándose siempre para la vocal, mientras que se dejaba la V para la consonante.


La Letra V

Su nombre es uve: de la combinación de u ve, propiamente ‘u que tiene el oficio de v’, en memoria del tiempo en que se empleaba aquella letra con el oficio de esta. No apareció con esta denominación (uve) en el diccionario académico hasta la edición de 1947.

Su origen hay que buscarlo en las inscripciones jeroglíficas de Egipto. La adaptación fenicio dio lugar a diversas formas muy similares a nuestra actual Y (letra que también tiene el mismo origen). La V mayúscula que hoy utilizamos es bien reconocible en algunos alfabetos griegos donde alterna con la antigua adaptación fenicia. El alfabeto latino le dio carta de naturaleza definitiva en forma de V mayúscula que sirvió, además, para representar la U durante muchos siglos, tantos que en la ortografía española ese problema no se resolvió de modo definitivo hasta bien entrado el siglo XVIII. Con la imprenta se había generalizado la práctica de diferenciar ambas letras apellidándolas U vocal V consonante(pronunciada u consonante), entre otros apelativos, pero aun así seguía escribiéndose tanto vozcomo uoz, ver como uer, uno como vno, hasta que el primer diccionario académico zanjó el asunto.f


La Letra W

Siempre ha sido considerada foránea, extranjera. Lo dice el diccionario académico: «No se emplea si no en voces de procedencia extranjera». Básicamente son dos idiomas extranjeros de donde hemos exportado al español con el transcurso del tiempo las palabras con w: alemán e inglés. Pues bien, la recomendación académica para su pronunciación es la de [u] (Newton) o [g + u]para la de origen inglés (Washington, waterpolo, web) y la [b] (en ortografía) para lade origen alemán (Wagner, Westfalia).


La Letra X

Esta letra se dice que fue invento del rey griego Palamedes. Normalmente los griegos representaban el sonido [cs] o [gs] con dos letras hasta que se inventó un signo suplementario simple con que sustituirlas, y aquí aparece el legendario Palamedes y su invención. El nuevo signo pasa al alfabeto etrusco y de él lo toma el latino arcaico. Pero en el griego clásico la letra X también representaba otro sonido, aparte del cs/gs, que era el ji (con el sonido parecido al de nuestra j). Y en el español, aunque la heredada del latín suele pronunciarse como lo hacían estos, con el sonido cs/gs (axioma, exento, que ante consonante suele reducirse a sextremo, exposición), hay palabras de procedencia griega en las que la se pronuncia como una suave. De ahí que en el español antiguo se escribiera con palabras que, desde 1815, se escriben con j: abaxo, caxa, cexar, coxin, coxear, complexo, crucifixo, cruxir, dexar, dixo, enxaguar, enxanbre, exe, executar, exemplo, exercer, viexo, floxo, fluxo, lexía, lixa, luxo, mexilla, paradoxa, prolixo, roxo, texer, traxo, Ximénez, Xerez, Truxillo, Mexía, Xavier, Ximena, Xuárez

Por otra parte, desde la Edad Media la letra aparece en el español con dos usos: el latino y el patrimonial. El latino es el que todavía usamos hoy, con la pronunciación actual. El patrimonial era característico del español antiguo y derivado de la transformación del sonido en algo parecido a la sh inglesa o a la ch francesa; un sonido muy similar al que tenía también algunas voces de origen árabe y que fueron adaptadas con (xaque, xaqueca, xarabe, xeque, axuar, xurel, xubón, xabalí, moxama). Este uso patrimonial desapareció del español, pero cuatro siglos después su reminiscencia queda en algunas palabras donde la se transformó en j. Además, cuando los españoles llegaron a América, les pareció oír en muchas lenguas indígenas el sonido sh que ellos transcribieron con (ej.: xícara, del nahua xicalli): aquí el origen de las equis de México, Oaxaca, Xonacatlón, Texas… Hoy estos topónimos (nombres propios de lugares) conservan su vieja ortografía, pero, desde 1815, se pronuncian con en español (incluyendo a los mejicanos); no así en las lenguas extranjeras, donde las pronuncian con sonido x. Hacen por tanto el ridículo aquellos españoles que pronuncian México con el sonido [cs], ya que hasta los propios mejicanos lo hacen con j. Muchos de aquellos topónimos escritos con x perdieron esta a favor de la con el tiempo, como Jalisco, Jamaica Jauja.x


La Letra Y

Su nombre es i griega ye.  La forma de la no ha cambiado en siglos. Ya se reconoce su antepasada en la escritura hierática egipcia, en los alfabetos milenarios de Medio Oriente (donde representaba una maza), en la vaufenicia, y es la misma antepasada de la f, la y la v. Los griegos le dieron su forma definitiva y la llamaron ipsilon; los romanos la tomaron tardíamente (en el siglo I aproximadamente) para escribir palabras griegas que tenían dicha letra; y del latín pasó al español.f


La Letra Z

Su nombre es zeta, ceta, ceda zeda. representa un sonido sordo, donde no vibran las cuerdas vocales; para pronunciarlo basta morderse ligeramente la punta de la lengua y expulsar el aire. Durante mucho tiempo, en el español se acumuló tres letras con el mismo sonido: la z, la cdelante de e,i, y la ç sorda. Esta última es hija de la z, ya que nació de la costumbre de los amanuenses de escribir la con un copete arriba a modo de adorno que se fue exagerando hasta que se redujo la original a una virgulilla inferior, dando lugar así a una nueva letra.

La Z se origina en la escritura jeroglífica egipcia y pasa a la fenicia donde, como la griega, se representaba de forma muy parecida a la actual I mayúscula. No fue hasta el abecedario latino que formó la forma actual Z, donde no fue una letra corriente y su empleo estaba limitado a nombres procedentes del griego. En el español la es una letra bien definida y consistente.z


Bibliografía

Historia de las letras

Historia de las Letras. (Madrid: Espasa, 1996). Gregorio Salvaror

http://etimologias.dechile.net

 


El sistema de numeración usado por los Chibchas era el vigesimal, contaban por los dedos de las manos y de los pies.

Los diez primeros númerosata, bosa, mica, muyhica, hisca, ta, cuhupcua, suhusa, aca, ubchihica.

Para contar de once a veinte anteponían la palabra quihicha (que significa pie, y equivale a decir diez) a las cifras citadas: qhicha ata (11 o pie 1), qhicha bosa (12 o pie 2) ,…; expresiones sencillas que mostraban el método de contar por los dedos de los pies cuando se acabaron los de las manos.

Veinte se decía quihicha ubchihica gueta; veintiuno, guetas asaquí (más) ata (veinte más uno), guetas asaqui bosa 22, guetas asaqui mica 23. Cuarenta ó dos 20 se decía gue-bosa, 60 ó tres 20,  gue-mica, 80 ó cuatro 20 gue-muyhuica, 100 ó cinco 20 gue-hisca. Contaban, pues, hasta veinte y multiplicaban este número cuantas veces lo necesitaban.


Captura de pantalla 2016-04-14 a las 22.53.45

Numeracion Muisca del 1 al 399


Bibliografía

http://pueblosoriginarios.com/


Lenguaje prehispánico utilizado en la isla de la Gomera (Canarias) como sustituto del lenguaje fonético tradicional surgido en épocas ancestrales para resolver los tremendos problemas de incomunicación que padecían los habitantes de la isla como consecuencia de su difícil orografía, surcada por profundos valles y barrancos.

El silbo o comunicación mediante silbidos no constituye una lengua en sí mismo, ya que se basa en modular cada sílaba con un silbido realizado con la boca. Para ello se introducen los dedos en la boca, que cambian la posición de la lengua, aprovechando la posición de las manos que a su vez hacen el efecto de una bocina.

El sistema permite que dos interlocutores puedan mantener conversaciones incluso a más de tres kilómetros de distancia.

El empleo del silbo decayó progresivamente en La Gomera hasta finales de los años 1970, momento en que las entidades locales y culturales de la isla promovieron su recuperación, llegando incluso a finales de siglo a convertirse en asignatura obligatoria en la enseñanza primaria.canarias

El origen de silbo se atribuye a los pastores nómadas del Alto Atlas de Marruecos, donde aún pervive un uso lingüístico similar. También se emplean procedimientos parecidos en Turquía y México, si bien el silbo de la isla de La Gomera está mucho más desarrollado, por lo que permite conversaciones más extensas.

Otra teoría que se baraja, cuenta que los romanos castigaron a una tribu rebelde del norte de África, cortándoles la lengua y desterrándolos a esos islotes que hoy son las islas afortunadas. De este modo, los rebeldes tuvieron que desarrollar ese modo de comunicación tan original.


¿Una lengua o un sistema de comunicación?

No se trata de una serie de códigos preestablecidos que sirven para expresar contenidos limitados, todo lo contrario, es un lenguaje articulado, reductor, no convencional, que permite emitir una serie de mensajes ilimitados, al reproducir, mediante silbidos, las características sonoras de una lengua hablada. Es muy complejo, ya que emplea todos los recursos fonadores de la cavidad bucal y sus correspondientes subcavidades, mediante un mecanismo que permite variaciones de frecuencia de un mismo tono fundamental. Pero es a la vez eficaz y sutil, aunque muy complejo, precisa de unos conocimientos muy amplios y, por supuesto, de mucha práctica. Es un lenguaje que extrae la arquitectura y los componentes esenciales de la lengua base que reproduce, en la actualidad el español, y los comprime de tal manera que, manteniendo su estructura original, se puedan comprender. De esta forma un lenguaje silbado puede reproducir cualquier otro idioma sobre el que se base, como el inglés o el portugués.001


¿Una lengua exclusiva de la isla de la Gomera? Los Guanches

Los guanches vinieron del Norte de África a las Islas Canarias para buscar pastos y tierras de labranza. De diferentes investigaciones resulta que los guanches estaban buscando una manera de intercambiar sus pensamientos a largas distancias, y como resultado inventaron un sistema basado en silbos. En el tiempo de los guanches, la gente no tenía los medios de comunicación modernos como los conocemos hoy en día, tampoco tenían los caminos asfaltados por lo que la transferencia de mensajes a veces duraba unos días o unas semanas. Silbar resultó ser la solución perfecta. El silbido podía cubrir una distancia grande gracias a la altura del sonido, además silbar no era tan exhaustivo como gritar. El lenguaje silbido de los guanches se considera como la cuna del silbo gomero. Naturalmente el silbo gomero se ha desarrollado a través de muchos años.aa

Simbología Guanche

Hay resquicios que demuestran la existencia de un silbo en diferentes islas, como Tenerife, Gran Canaria y el Hierro. En este último sitio aún se hablaba por alguna persona como muestra Díaz Reyes:

Muchos herreños, todos nacidos antes de 1950, aprendieron el lenguaje silbado, y lo hicieron desde pequeños. Era necesario, pues facilitaba las labores del campo, tanto en el pastoreo como en la agricultura. También valía para la transmisión de cualquier otro tipo de mensaje, por lo que gozó de gran consideración.


Desde la llegada de los españoles

En el año 1496 los españoles llegaron a las Islas Canarias y después el archipiélago quedó incorporado a la corona de Castilla. Con la llegada de los españoles a las Islas Canarias este grupo de población de los guanches fue diezmada. Muchos murieron, otros fueron vendidos como esclavos y otros se convirtieron al catolicismo y se casaron con españoles. Por esa razón no hay muchos descendientes de los guanches. La lengua de los guanches se extinguió, o sea que dejó de ser usado como lengua hablada en la comunidad guanche.

Aunque los guanches fueron diezmados el silbo sin embargo pudo sobrevivir. Los españoles probablemente habían aprendido utilizar esta forma de comunicación en el tiempo de los guanches. Surgió una lengua silbada basada en el español. Durante la Guerra Civil de 1936 hasta 1939 se usaba la lengua activamente y funcionaba también como lenguaje secreto. De esa manera los habitantes de la isla podían informarse cuando venía la policía y comunicar sin que nadie los oyera.

nombres-guanches


¿Cómo se transforman los sonidos de la lengua hablada al lenguaje silbado?

El silbido en un lenguaje silbado se construye de una manera muy consciente. Se recoge aire a presión en la cavidad bucal y según la técnica aplicada se echa hacía fuera. Mientras se tensa las mandíbulas, los labios y los músculos del cuello. Posiblemente se usan también los dedos. El sonido final se controla y se ajusta con la lengua y la laringe que pueden regular la presión del aire y crear modulaciones en la amplitud, la extensión y la frecuencia de las expresiones. Para las distancias diferentes se utilizan técnicas diferentes. Para la comunicación a larga distancia se usa a menudo un dedo y para distancias medias se tensa la lengua de una manera especial. Cuanto más rápido se echan los silbidos cuanto más alto es el sonido que se produce.

Como con el lenguaje fuente, en los lenguajes silbados hay una diferencia entre una lengua tonal y una lengua no-tonal. Unos ejemplos de lenguas tonales son la lengua mazateca y el chino mandarín. Las lenguas tonales son lenguas en las que la altura del sonido es decisiva para la significación de una palabra. Esto es lo que pasa también con los lenguajes silbados. Lenguas no-tonales son por ejemplo el holandés y el español. Al silbar una lengua tonal la altura del sonido es de importancia para el significado de los fonemas. La frecuencia del lenguaje silbado se toma lo más literalmente posible del lenguaje fuente. La altura del sonido hace la diferencia principal. En el caso de las lenguas no tonales esto no es lo mismo.

1438093212546l


 ¿Cómo es el lenguaje?

El silbo gomero es un lenguaje que sustituye a cualquier lenguaje natural. Es un lenguaje articulado y como tal tiene sus propias vocales y consonantes.

En el silbo gomero las vocales quedan reducidas a cuatro (a, e, i, o), pues la vocal «u» suena igual que la vocal «o», de ahí que solamente queden cuatro vocales.

Las consonantes quedan reducidas también a cuatro /CHE/, /YE/, /KE/, y /GE/.

La tabla de equivalencia entre las consonantes del castellano y las del silbo, quedan como sigue:

/CHE/ = t, ch, s
/YE/ = d, n, ñ, l, ll, y, r, rr /KE/ = p, k, f
/GE/ = b, m, g, j

SILBO_DESTACADA-

Además de esta tabla de equivalencia, en el lenguaje silbado hay que tener en cuenta las siguientes excepciones:

GRUPOS CONSONÁNTICOS

En los grupos consonánticos siguientes, los sonidos quedan como sigue:
El grupo «bl», «br» seguido de «a, e, i, o» tiene sonido gia, gie, gii, gio Elgrupo«gl»,«gr» ” ” ” ” ” ” ” ” ” El grupo «cl», «cr» ” ” ” ” ” kia, kie, kii, kio Elgrupo«pr»,«pl» ” ” ” ” ” “””” El grupo «dr», seguido de a, e, i, o, tiene sonido yia, yie, yii, yio

El grupo «fr», «fl» seguido de a, e, i, o, tiene sonido kia, kie, kii, kio

EN SÍLABAS TRABADAS

El sonido «n» en sílabas trabadas, siempre suena «n».
Ejemplo: CANTAR, su representación gráfica silbada, es /KANCHAI/

El sonido «r» suena siempre «i».
Ejemplo: TARTA, su representación gráfica silbada, es /CHAICHA/

CONSONANTES FINAL DE PALABRAS

Las consonantes d, n, r, s, y, z, en final de palabra, suenan siempre «i».

maxresdefault

He aquí algunas de las palabras tipo:

Lenguaje hablado Lenguaje silbado
mamá gagá
papá kaká
abuelo ageyo
tío chío
primo kiigo
levántate yegánchache
siéntate chiénchache
ven p ́acá gei kaká
sube p ́arriba chuge kayiga
baja p ́abajo gaga kagago
buenos días geyoi yiai
buenas tardes geyai chayei
¿cómo te llamas? kógo che yagai
Yo me llamo Ramón yo ge yago Yagói

Bibliografía

http://www.enciclonet.com

Programas de Innovación Educativa. El Silbo Gomero. Material didáctico. Gobierno de Canarias.

El lenguaje silbado de los Gomeros. Antonio Tejera Gaspar. 

El silbo gomero; ¿Una lengua o sistema de comunicación derivado?.  G. van Neerven.


Los druidas, basándose en el alfabeto Oghámico, desarrollaron una escritura secreta que aplicaron a las hojas de las plantas. En cada muesca o grupo de incisiones se relacionaba con un árbol, cuyo nombre en gaélico irlandés lo vinculaba a su vez con una letra. Por esa razón, recolectaban toda clase de hojas, con las que enviaban mensajes que éstos tan sólo podían ser leídos por personas iniciadas en el druidismo y consistía en ir intercalando las hojas a lo largo de un hilo, según su correspondencia alfabética.

Este alfabeto estaba relacionado con el calendario druídico. Cada uno de los trece meses lunares en que dividían el año correspondía a un árbol y le correspondía una letra. La rueda Celta del año marca los meses y su correspondencia con cada árbol. En ellas están indicadas también las fiestas que celebraban a lo largo del año.

Las cuatro principales son: Samhain, Beltayne, Ymbolc y Lugnasad. Además, otras cuatro marcaban los cambios de estación: Yule, Ostara, Litha, Mabon.


Significado de los árboles:

Abedul: El principio de las cosas, lo utilizaban para purificar.
Acebo: Símbolo de la lucha y protección.
Aliso: La fuerza emocional y la perseverancia.
Avellano: Símbolo de la sabiduría y el conocimiento.
Espino Blanco: Relacionado con el mundo de las hadas.
Fresno: El árbol de la vida. Tiene poderes mágicos.
Haya: Homólogo femenino del roble. Reina de los bosques. Símbolo de poder y fuerza.
Higuera: Abundancia y fertilidad.
Manzano: Árbol del más allá. Vinculado al amor, el poder y la juventud. De él nace el fruto de la vida eterna.
Muérdago: Planta sagrada utilizada en pócimas. Cuando lo cogían del roble era como recoger la energía divina.
Nogal: Sabiduría y ciencia.
Olmo: Árbol sagrado. Simboliza la victoria y la consecución de nuevas metas.
Pino: Fertilidad y protección.
Roble: Árbol sagrado. Señor del bosque. Simboliza la fuerza y el poder divinos.
Sauce: El equilibrio emocional y la regeneración.
Saúco: Árbol mágico relacionado con las hadas. Sus flores combaten los hechizos.
Serbal: Protección. Aleja las influencias malignas.
Tejo: Renacimiento. Árbol sagrado asociado
a la muerte y a la otra vida.


El Alfabeto

El alfabeto ogham, era la escritura alfabética que emplearon los celtas de Irlanda y que tuvo su máximo nivel de uso entre los siglos III y IX.

Aunque se utilizó para escribir en gaélico irlandés antiguo, se han encontrado inscripciones ogham fuera de la isla, lo que demuestra la expansión de la lengua y cultura irlandesa en el resto de islas británicas.El alfabeto Ogham consta de 20 letras a las que otras cinco fueron añadidas en una época posterior de su desarrollo, representadas por trazos rectos o diagonales en número variable de uno a cinco, dibujados o grabados encima, debajo o transversales en una línea horizontal o vertical o a lo largo de los bordes del objeto en el que las letras están incisas:

ogham6

Algunos lo relacionan con el alfabeto rúnico como si fuera una forma secreta del mismo y otros lo consideran inspirado del alfabeto romano. Esta escritura se ha encontrado en inscripciones de menhires,túmulos y círculos sagrados, siendo siempre vinculado a ellos los actos funerarios, aunque esta teoría se está desmoronando. También en estas supuestas tumbas aparecían a menudo los símbolos germánicos de la cruz solar y de la cruz gamada. La tradición oghámica no se perdió después de la época celta, ya que fue conservada por los monjes irlandeses y después por los escribas de tiempos posteriores al siglo IX. Con la influencia cristiana, el ogham iba acompañado de cruces, en representación del respeto a Cristo y a los antiguos dioses paganos.

ogham5

En la religión celta el ogham representó un conjunto de signos mágicos cuya fuerza era tan grande que podía paralizar a los enemigos. La tradición irlandesa contaba que el alfabeto ogham fue creado por el dios Ogma.

La cultura celta se fue perdiendo en Europa por la llegada del cristianismo, que fue destruyendo símbolos y modificando leyendas para adaptarlas a su religión. Pero todavía quedan costumbres y fiestas relacionadas con los celtas en Escocia, Irlanda, Gales, la Isla de Man y en parte de Galicia y Asturias.

ogham9


BIBLIOGRAFÍA

Calendario Arbóreo y Escritura Oghámica

Las Runas

Publicado: octubre 17, 2014 en Alfabetos, Runa
Etiquetas:,

Del escandinavo ant. rún, singular de rúnarsecreto, signo mágico‘. Cada uno de los caracteres que componían el primitivo alfabeto germánico empleado desde el siglo III d.C. por los antiguos escandinavos y anglosajones: las runas eran en realidad una modificación de las letras romanas y griegas, adaptadas a su talla en piedra y metal.

Los más antiguos testimonios de esta clase de caracteres escritos son unas breves inscripciones de hacia el año 200 d.C. pertenecientes al escandinavo común, el primitivo dialecto germánico del que todas las lenguas escandinavas proceden. El principal foco de propagación de este tipo de escritura (cuyo alfabeto se conoce como futhark, formado a partir de los sonidos de sus seis primeras letras) lo constituyó la península danesa de Jutlandia, desde donde se extendió a Escandinavia y a Inglaterra (tras la conquista anglosajona de las islas que supuso la introducción del inglés). En una primera etapa, el futhark constaba de 24 runas, que se conservan grabadas en piedras, maderas y metales. Hacia el año 800 d.C. fue sustituido por un sistema reducido de 16 caracteres. En el conjunto de las lenguas germánicas, las inscripciones rúnicas del escandinavo común representan el primer testimonio escrito de carácter literario.

Futhark (Runas)


BIBLIOGRAFÍA

http://www.enciclonet.com