Archivos de la categoría ‘Proceso de elaboración…’


En un libro, independientemente del formato y del soporte en el que se lo lea, lo fundamental es la legibilidad. Algo tan simple como la mayor o menor facilidad de un texto para ser leído es lo que debe considerarse antes de seleccionar una tipografía para un libro, sin dejar de pensar en el tipo de publicación que es y a quién va dirigido.

Las tipografías serif son las que se utilizan en textos impresos extensos, como libros, periódicos y revistas, ya que facilitan la lectura porque crean en el ojo la ilusión de una línea horizontal, que es la línea por la que se desplaza la vista al leer. En una página impresa la resolución de impresión es más alta que en una pantalla de ordenador y los remates quedan muy bien definidos, por ello se utilizan fuentes con serifas en los materiales impresos. Por el contrario, en las páginas web, por ejemplo, se prefiere el uso de las tipografías sans serif porque se aprecian mejor sobre una pantalla.

Si vamos a la biblioteca o una librería y miramos distintos libros veremos que la mayoría de los libros están diseñados con una tipografía serif en su interior. Lo mismo sucede con los periódicos y las revistas, aunque en estos casos el juego tipográfico es mayor e incluso se utilizan diferentes fuentes para una misma publicación o página.

Para las cubiertas de los libros, como el texto siempre es escueto, se pueden utilizan otras tipografías, incluso sans serif, script, graphic o monospace. Lo anterior vale siempre que hablemos de un libro impreso y de una novela o compendio de cuentos, de unos tipos de libros para lectores acostumbrados a leer grandes extensiones de textos de forma corrida y lineal. En el caso de los libros para niños, según la edad, la elección de la tipografía será otra y habrá también un importante juego del tamaño y el color en las fuentes.

Así, las tipografías que podemos encontrar en los libros son Baskerville, Bodoni, Caslon, Century Old Style, Fournier, GaramondSabon y la archiconocida Times New Roman, entre muchas otras.


¿Qué cuerpo o tamaño de letra usar para un libro?

No hay un estándar que se pueda aplicar para los libros. Esto depende del tamaño del mismo, del ancho de las columnas y de los márgenes, y de la tipografía, ya que cada letra ocupa un espacio distinto en la línea. Por lo general, un cuerpo de letra entre 12 y 13 es un tamaño correcto, respetando el interlineado por defecto de la tipografía. Si se desea que el libro sea más extenso lleve se estila aumentar el interlineado y así ganar espacio página a página.

Lo que se debe tener en cuenta es la cantidad de caracteres que entran en un renglón de texto. Se recomienda que sea entre 60 y 80 caracteres por renglón, ya que la vista debe realizar frecuentes saltos de línea para leer un libro y en los renglones largos el ojo debe realizar un recorrido excesivamente largo que termina cansando la lectura.


Bibliografía

http://marianaeguaras.com/

Anuncios

Uno de los principales problemas que tuve al publicar la primera edición fue el tamaño de letra, aun dejándolo en el tamaño de impresión que me dieron desde BUBOK: 210X150 mm.

La maquetación la trabajé en WORD, mejor dicho, el estilo y sin aprovechar todo el área de trabajo; después la transformé a PDF para dejarlo listo para la impresión en papel. Sin embargo, cuando subí el texto a la web, a la hora de imprimirlo, éste se ajusta a la escala del formato del papel en la imprenta, dando como resultado una letra muy pequeña aunque perfectamente estructurada. Un problema que no se hubiera dado si hubiese estado maquetado profesionalmente.

Al usar la misma letra que utilicé para escribir la novela, Times New Roman 12, no tuve en cuenta un factor muy importante: el interletraje, es decir, el espacio que hay entre cada letra. ¿Porque es importante? porque cada tipo de letra ocupa una serie de caracteres en cada línea, y por lo tanto, un numero concreto de palabras por hoja. En textos cortos esto no es un problema, pero cuando hay 350.000 palabras en una novela el espacio ocupado varia sustancialmente.

El interlineado es importante ya que indica el número de líneas por página, aunque no tuve demasiados problemas con él. Lo fijé en 1,15.

Después de tener en cuenta todos estos factores a la hora de realizar la maquetación final en papel, opte por el tipo de letra GARAMOND 12. Pasando la primera edición impresa de 667 hojas a 860. Hay que tener en cuenta que en la impresión bajo demanda, no he encontrado ninguna web que impriman más de 840 hojas: BUBOK lo tiene establecido en 800 y AMAZON en 840. Con lo que tuve que replantearme volver a maquetar y reducir el tamaño de letra a 11 puntos, quedando la versión final con 740 hojas, frente a las 667 de la primera edición.

Por eso hay que tener en cuenta estos elementos a la hora de maquetar un libro, aún teniendo un tamaño de letra más pequeño, el interletraje de una tipografía influye en el espacio que ocupa al extenderse más cada palabra dentro del texto. Hay que elegir bien el tipo de letra a utilizar sin perder la legibilidad del texto ni alargar demasiado el espacio que ocupa.

Sergi.


Interletraje

En tipografía es el espacio que se añade entre letras para diversas funciones visuales.

kern

Este término se aplica a dos tipos distintos de espaciado, conocidos normalmente por sus nombres ingleses:

  • el kerning, que carece de traducción establecida, se aplica entre pares de letras para compensar ópticamente sus diferentes formas y que no dé la sensación de que están más juntas o separadas que las otras (AV, fo, etc.). Con el interletraje se acercan la A y la V, y la W y la a.
  • el tracking o, en español, prosa, se añade sistemáticamente entre las letras de un texto con funciones estéticas o de diacrisis.

La interletra puede ser positiva o negativa, lo que separa o acerca las letras, respectivamente.

Kerning


Bibliografía

http://marianaeguaras.com/


Dentro de esta ley podemos encontrar el objetivo del depósito legal, que es preservar las obras literarias, y culturales en general. Vienen diversas definiciones de distintos términos como editor, sitio web… Quiénes están obligados y quiénes están excluidos de tener un depósito legal, y dentro de esto cabe recalcar que las impresiones bajo demanda quedan excluidas, es decir, que NO tienen que no entran dentro del depósito legal. También indica en que lugar de una publicación tiene que ir inscrito el número de depósito legal, precedido de las siglas DL.

Os adjunto la ley completa por si os resulta de interés:

Ley Depósito Legal


El depósito legal es una institución jurídica que permite a la Administración General del Estado y a las Comunidades Autónomas recoger ejemplares de las publicaciones de todo tipo reproducidas en cualquier clase de soporte y destinadas por cualquier procedimiento a su distribución o comunicación pública, sea ésta gratuita u onerosa, con la finalidad de cumplir con el deber de preservar el patrimonio bibliográfico, sonoro, visual, audiovisual y digital de las culturas de España en cada momento histórico, y permitir el acceso al mismo con fines culturales, de investigación o información, y de reedición de obras, de conformidad con lo dispuesto en esta ley y en la legislación sobre propiedad intelectual.


¿Dónde tiene que ir el número de Depósito Legal dentro de un libro?

El número de depósito legal estará compuesto de las siglas DL, o el que se determine como equivalente por las Comunidades Autónomas, la sigla que corresponda a cada Oficina, el número de constitución del depósito y el año de constitución del mismo, en cuatro cifras. Las diversas partes del número de depósito legal estarán separadas por un espacio, salvo el año que irá precedido de un guión. Al finalizar cada año se cerrará la numeración, que se iniciará de nuevo al comenzar el año.

En el caso de las publicaciones en formato de libro, el número de depósito legal deberá figurar en la misma hoja de impresión que el ISBN, pudiendo consignarse en el reverso de la portada o la contraportada de la obra.


Publicaciones objeto y excluidas del Depósito Legal.

Articulos 4 y 5, respectivamente de la presente ley.


BIBLIOGRAFÍA

http://www.boe.es/


Caligráficas

Las tipografías caligráficas o manuscritas son aquellas que emulan la escritura manual, ya sea mediante pinceles, plumas, rotuladores o cualquier otro instrumento de escritura.NuptialScript


Cinceladas

También llamadas glíficas o incisas, son aquellas tipografías evocadoras de las grabadas en la piedra pueden tener serifs o simplemente un pequeño aumento del grosor al final de los trazos. AlbertoCorazon-AlfabetoBilboa-2000


Con serif

Son llamadas tipografías con serif las que llevan remate en los extremos. Tienen su origen en la antigüedad, cuando se tallaban en bloques de piedra. El tallador desarrolló esta técnica para asegurar que los bordes de las letras fueran rectos.CenturyOldStyle


Decorativas

Son aquellas tipografías que comparten el estilo propio de una época o lugar. Debido a sus formas tan características y su personalidad definida y concreta, son apropiadas para dar un carácter histórico o cultural a un diseño.Zebrawood


Góticas

Su aparición se remonta a la Edad Media (siglo XIII) cuando los escribas utilizaban la pluma girada 30º para dibujar las letras. Más tarde serían tomadas por Gutemberg para hacer los primeros tipos móviles. Tuvieron gran éxito en Europa.DucdeBerry


Informáticas

Son tipografías aparecidas en el siglo XX gracias al gran avance industrial y responden a la necesidad del hombre de adaptar las letras para comunicarse con las máquinas o ser mostradas en pantallas pixeladas.OCRAExtended


Mixtas

Es el resultado de la mezcla de dos o más tipografías o estilos distintos por lo que no se adaptan a ninguna de las demás clasificaciones. Por ejemplo, mezclas entre tipografías sin serif con otras que sí la tienen.Catull


Simbolos

Tipografías creadas no a base de letras sino con gráficos. No sirven por lo tanto para escribir textos sino que sus caracteres contienen ilustraciones, signos o cualquier otro motivo gráfico.SymbolFont


Sin serif

También llamadas de palo seco, estas tipografías se caracterizan por la ausencia de remates en los extremos. Aparecieron en Inglaterra durante la primera mitad del siglo XIX para su uso en impresos comerciales como carteles o etiquetas.typeface-arial


Lo interesante de esta ley, a parte de saber quien lo regula en nuestro país, es que te explica qué es el ISBN y sobre todo dónde hay que ponerlo dentro de una novela.

Os adjunto la ley completa por si os resulta de interés:

Ley del ISBN


¿Qué es el ISBN?

El International Standard Book Number o ISBN, es un número creado para dotar a cada libro, entendido como título monográfico, de un código numérico que lo identifique. Este sistema, utilizado para la práctica totalidad de las ediciones de libros, se ha convertido en un instrumento de identificación para cualquier libro, que permite el uso de herramientas informáticas para su localización y que facilita, por tanto, su circulación en el mercado editorial. El ISBN además de un código numérico adscrito a cada libro es un instrumento de localización y difusión del mismo como soporte cultural.

El sistema internacional de numeración de libros es un mecanismo de identificación normalizado, cuyas reglas son elaboradas por la Agencia Internacional del ISBN, que es la entidad de naturaleza jurídico-privada responsable de la aplicación mundial del International Standard Book Number, Estándar ISO 2108, y que se conforma como una Sociedad limitada de garantía sin ánimo de lucro, con domicilio en el Reino Unido.


¿Dónde hay que situarlo?

En el caso de publicaciones impresas el ISBN aparecerá impreso en el reverso de la portada de la publicación o, si esto no es posible, al pie de la misma portada o junto con los créditos de la publicación y al pie de la contraportada siempre que sea factible, y/o al pie de la sobrecubierta. En el caso de que ninguna de estas dos posiciones sea posible, el ISBN se imprimirá en algún otro lugar destacado de la parte exterior de la publicación.

En un código de barras, el ISBN deberá presentarse en forma legible por el ojo humano justamente encima del símbolo del código de barras.

En publicaciones electrónicas y otras formas de productos no impresos, si la publicación supone una presentación visual del contenido almacenado de forma electrónica (por ejemplo, una publicación en línea), el ISBN aparecerá en la página o en la pantalla que muestre el título o su equivalente (por ejemplo, en la pantalla inicial que aparece inmediatamente cuando se accede al contenido y/o en la pantalla en la que aparecen los créditos).


¿Que publicaciones NO deben de llevar ISBN?

Consultar el ANEXO I del presente documento adjunto.


BIBLIOGRAFÍA

http://www.boe.es/


Las fuentes o tipos de letra, aunque pueda parecernos que se hacen de manera aleatoria y sin ningún patrón, existen una serie de normas básicas y de componentes que las definen. Evidentemente, aquí no se va a tratar la manera de realizar tu propia fuente, sino definir las partes que la componen y las medidas que las hacen proporcionadas.

Para todos aquellos que estén buscando fuentes o tipos de letra para realizar cualquier tipo de documento o un texto, os recomiendo que os paséis por la siguiente página:

Dafont

Aquí podréis encontrar innumerables tipos de letras, escribir un texto y ver como queda cada vez que elijáis una de ellas, y por supuesto, descargarlas de manera gratuita.

Para las portadas y los títulos de los capítulos se ha utilizado el tipo de letra MORPHEUS:

Fuente 2

Para la letra capital del comienzo de cada capítulo se ha usado BEYOND WONDERLAND:

Fuente 1

Sergi.


Anatomía de la letra – Las partes de un tipo.

El vocabulario usado para la descripción de las diferentes partes de una letra, se compone de una serie de términos acuñados desde hace mucho tiempo y que se asemejan a los usados para describir las partes de nuestro cuerpo. Así las letras tienen brazos, piernas, ojos, y otras partes como cola y asta de las que afortunadamente nosotros carecemos (la mayoría):

Tipografia_Anatomia-de-la-letra_Partes-de-un-tipo_marianaeguaras (1)

anatomia_signo1


Bibliografía

http://marianaeguaras.com/que-tipografia-usar-para-libros-impresos-y-digitales/ http://ilovetypography.com/ http://diseno.ciberaula.com/articulo/tipografia/ http://www.dafont.com/es/

La tipografía (Introducción)

Publicado: marzo 27, 2015 en Tipografía
Etiquetas:,

En el 2013 lancé la primera edición de la novela de “El Ermitaño” a través de Bubok y pronto comenzaron a llegar las primeras críticas. Pasado el tiempo y viéndolo con perspectiva, fue un escaparate en el que dar a conocer los errores ocultos, tanto en la parte de corrección como en la maquetación. Esos errores permitieron que salieran a la luz todas las mejoras que de otra forma nunca hubiese podido llevar a cabo. Aquí aprovecho para agradecer a todos aquellos que compraron y leyeron esta primera edición.

Una de estas mejoras es la tipografía. Puede parecer algo nimio, pero contrariamente a lo que la gente pueda pensar, hay tipos de letra o fuentes que se leen peor que otras; hay alguna que se hicieron solamente para la lectura digital y otras para la lectura impresa; otras cansan más al lector… En definitiva, todo un mundo, que espero desgranar poco a poco en esta sección.

¿Que es lo importante a la hora de elegir el tipo de letra?

Aunque no es un apartado que lleve mucho tiempo, es determinante para la buena lectura de un texto con muchas hojas, como puede ser cualquier novela. Lo primero que hay que elegir es el tipo de letra, y para ello, lo que hay que entender es cómo se construyen las fuentes. Después hay que centrarse en el formato en el cual vas a utilizarla, no es lo mismo leer en un dispositivo electrónico que uno en papel, y por último, centrarse en otros factores como en el tamaño de la letra, el interlineado, el interletraje…

¿Porque la tipografía es tan importante?

Maquetar, siempre desde mi punto de vista, es distribuir el espacio y colocar los elementos que hay en él, para intentar conseguir una armonía y legibilidad en la lectura. Por ello, el tamaño de letra es fundamental, y una de las principales quejas en la primera versión impresa que realicé. También es muy importante el tipo de letra para que al lector no le resulte cansado leer, teniendo en cuenta siempre el tipo de publicación que es y a quién va dirigida.

Sergi.


 Tipografía

(De tipo- ‘carácter de imprenta’ y -grafía ‘escritura’):

  1. Técnica de impresión sobre papel con moldes entintados en relieve que representan letras y grabados.
  2. Estilo o apariencia de un texto impreso.

Desde que a mediados del siglo XV Johann Gutenberg (perteneciente a una familia de orfebres de la ciudad de Maguncia, en Renania) descubriera la manera de imprimir un texto por medio de caracteres sueltos fundidos en metal, y los ensamblara y combinara a voluntad en cajas, al objeto de utilizarlos repetidamente para componer muchos textos e impresiones diferentes, puede empezarse a hablar del término tipografía. Sin duda, el resultado inherente a este adelanto técnico, cuya particularidad radicaba en repetir mecánicamente signos e imágenes, constituyó un acontecimiento cultural de primer orden en la evolución de la historia del pensamiento occidental y en el desarrollo del hombre moderno. La tipografía, probablemente sin pretenderlo, abrió una nueva era en la comunicación, transmisión e intercambio del saber humano.


Creación y utilización de tipos

En las primeras impresiones se utilizó principalmente la letra gótica, un tipo de letra angulosa y comprimida, de rápida grafía y que además permitía aprovechar bien el papel. Desde el siglo XIII ya fue vivamente recomendada por teólogos y por las nacientes universidades como la más adecuada para copiar textos sagrados. Durante el siglo XIV y XV algunas innovaciones italianas crearon una variante algo más redondeada que la letra gótica (littera moderna) que fue muy bien acogida por su claridad y fácil legibilidad, aunque las formas góticas permanecieron aún con mucha fuerza, sobre todo en Centroeuropa.

En los últimos años del siglo XV y principios del XVI se hicieron intentos de recuperar caligrafías de época carolingia. Se crearon bellas letrerías cursivas, como la cursiva cancilleresca adoptada por la imprenta de Francesco Griffo en torno a 1500.

Poco a poco se fue atenuando el empleo de las góticas e imponiendo las llamadas littera antiqua e itálica que trascendieron rápidamente a los usos de la imprenta. Uno de los primeros tipógrafos que adoptaron este tipo de letras fue Aldo Manucio; sus ediciones empezaron a cosechar grandes éxitos entre los humanistas, sobre todo cuando éstos comprobaron y aceptaron que eran esos caracteres (llamados aldinos) los más apropiados para la impresión de textos antiguos. De esto podemos deducir que a la vez que la caligrafía se veía condicionada por la tipografía, y ésta por la primera, ambas obedecían puntualmente a los gustos que imponía el público lector.

En Europa, el desarrollo fue aún más notable. William Caslon creó hacia 1720 un estilo de letra genuinamente inglés. Por su parte, el francés Didot (1730-1804) fue el inventor deltipómetro o sistema para calibrar los tipos, estableciendo el cícero como unidad de medida. El italiano Gianbattista Bodoni (1740-1804) concibió unas matrices que se distinguieron por la limpieza en el trazo y la legibilidad. La letra romana moderna de Bodoni se universalizó gracias a su simetría y sobriedad. Todos ellos, junto con Paradell, fueron de los últimos grandes grabadores de caracteres obtenidos siguiendo el primitivo proceso manual. El estudioso Stanley Morison llega a la conclusión de que hasta finales de la Edad Moderna en toda Europa la base material del arte de imprimir no era otra cosa que una rama del arte del grabado.

Durante el siglo XIX, España volvería a la dependencia de la tipografía extranjera, principalmente alemana. Sólo a finales del siglo XIX el invento revolucionario de Bruce y Brandt de la máquina fundidora de caracteres hizo que España se fuera incorporando poco a poco a la obtención de tipos por medio de procesos mecánicos. Eso sí, se siguió imitando casi exclusivamente letrerías grabadas muchos siglos atrás. Con parecido planteamiento al apuntado anteriormente, no cabe duda de que la necesidad de repetir formas caligráficas ya históricas estuvo motivada por la demanda de la industria editorial, que sólo aceptaba aquello con lo que la mayoría lectora estaba más familiarizada.


Bibliografía

Enciclonet


El campo de un escudo puede ser pleno, cuando abarca toda la superficie del blasón, o dividirse en espacios que se conocen como particiones. Las particiones operan cada una de ellas como un blasón que se ordena interiormente conforme a las reglas heráldicas.

En el origen de la heráldica las armas plenas ocupaban toda la superficie del escudo del combatiente. Un escudo, unas armas. Pero pronto se evolucionó al permitirse la in-clusión de una pluralidad de armas en un mismo escudo mediante el reparto de su campo en particiones. Con ello se abría paso principalmente a la posibilidad de representar de forma unitaria las distintas líneas de una genealogía.

La forma de dividir el escudo podía haberse resuelto de múltiples maneras, pero lo hizo de un modo concreto: no es casualidad que las principales líneas de partición regulares sean la vertical, la horizontal y las diagonales, que confluyen en el centro del escudo. Coinciden con la estructura radial de los refuerzos del escudo, la bloca: las primeras particiones se pintarían, pues, sobre las líneas y relieves que ya tenía el escudo, de las que heredarían sus trazas.

La más usual de estas particiones es el cuartelado en cruz, idóneo para representar los cuatro costados de una ascendencia, pues permite colocar las armas de los cuatro abuelos y abuelas del titular del escudo.

Representación del linaje en un escudo

Un apunte curioso: esta partición nació en la heráldica española, en la cancillería del rey castellano Fernando III, debido a la necesidad de representar en paridad la unión de los reinos de Castilla y de León. Por su parte, el escudo partido es la solución más socorrida para representar las armas de ambos cónyuges o de los padres de una persona.


Particiones Regulares, el escudo se divide en dos partes.

Escudo Partido: se divide por una línea vertical, quedando dos particiones simétricas, a derecha e izquierda.

Partido

Escudo cortado: la línea de división es horizontal, quedando una partición arriba y otra abajo.

Cortado

Escudo Tronchado: el que su diagonal parte de la diestra del jefe hacia la siniestra de la punta.

Tronchado

Escudo Tajado: va de la siniestra del jefe y la diestra de la punta.

Tajado


 Reparticiones, el escudo se divide en cuatro partes.

Cuartelado, o cuartelado en cruz: es el resultado de aplicar las líneas de división vertical y horizontal.

Cuartelado

Cuartelado en aspa o en sotuer: es el mismo cuartelado, pero en aspa, aplicando las dos líneas diagonales.

en aspa


Escudo Gironado, el escudo se divide en ocho partes.

Es el resultado de aplicar las cuatro líneas de división estudiadas, obteniendo una división del campo como un queso en porciones, en ocho parti-ciones con forma de triángulo llamadas jirones.

Dominicos

Escudo de los dominicos


BIBLIOGRAFÍA

Taller de Heráldica, como diseñar y describir un escudoJuan Antonio Vivar de Riego.

Heráldica. Julio Olmedo Álvarez, Joaquín Díaz Vallés, Prof. García Bermejo. Editorial Perea, [1989-1999].

Heráldica española : el diseño heráldico. Luis F. Messía de la Cerda y Pita. Editorial Edimat, D.L. 1998


Uno de los elementos que aportan mayor vistosidad a los escudos heráldicos es su destacado colorido. El termino heráldico correcto para denominar la gama cromática de los escudos es el de esmaltes.


 Los esmaltes

Se dividen en dos tipos:

  • Los metales, que son el oro y la plata, representados por amarillo y blanco.

metales

Y los colores: 

    • Gules (rojo): Viene del “Giul” o “Ghiul”, en turco rosa, o del nombre de una planta análoga al azafrán llamada por los árabes y los persas gules.
    • Azur (azul): Se denomina en árabe “Lazurd”, y este a su vez en persa “Lachuard”. La voz turca “Arurt” es sinónimo de azul.
    • Sinople (verde): Este nombre se debe a la tierra hallada en la ciudad de Sinope, que disuelta en agua producía un buen tinte de color verde.
    • Púrpura (morado): Viene de la “púrpura”, molusco gasterópodo marino, cuya concha, que es retorcida y áspera, tiene la boca ancha con una escotadura en la base. Con un líquido que segrega este molusco, en pequeñas cantidades se preparaba este tinte de color púrpura, resultando carísima su obtención.
    • Sable (negro): Viene del nombre de una especie de marta, de pequeño tamaño, del género Mustela L, llamada en alemán “Zobel”, marta sublime, y de ahí viene el nombre de la palabra sable.

Colores

 

Colores 2

 


 Los forros

Son representaciones textiles que en su origen medieval también podían entrar en la composición del escudo, forrando literalmente campos o piezas mediante el recorte o encolado.

 Se dividen en dos tipos:

  • Los armiños, que representan la piel del armiño, de color blanco con una breve pincelada negra en la punta de su cola. Si el fondo aparece negro con manchas blancas, se habla de contraarmiños.

Colas de armiño

Tipos de Armiños.

  • Los veros, representan un tipo de tela muy común en el medievo, resultado de coser en hileras unas figuras semejantes a campanas, alternando sus colores, se presenta habitualmente alternando azur y plata. Variantes en la alineación de las hileras dan lugar a los veros en punta, a los veros en onda y a los contraveros.

forros


Diferenciación entre Metales y Colores

La diferenciación entre metales y colores resulta capital, pues sirve para aplicar la primera norma de la heráldica: Nunca se debe poner color sobre color ni metal sobre metal. Esto es, se puede componer un escudo con campo de oro y figuras en azur. O campo de gules con piezas de plata. Pero será incorrecto colocar oro sobre plata o azur sobre gules. El púrpura, excepcionalmente, puede casar con metales y colo-res sin contravenir la norma. La alternancia de color y metal permite una mayor visibilidad de las armas a distancia, lo que en el primitivo origen de la heráldica resultaba vital en el campo de batalla.


Representación de Metales y Colores en blanco y negro

PIETRA


 Proporciones para dibujar los forros dentro del escudo

vero medidas

VEROS

armiños medida

 ARMIÑOS 


BIBLIOGRAFÍA

Taller de Heráldica, como diseñar y describir un escudoJuan Antonio Vivar de Riego.

Heráldica. Julio Olmedo Álvarez, Joaquín Díaz Vallés, Prof. García Bermejo. Editorial Perea, [1989-1999].

Heráldica española : el diseño heráldico. Luis F. Messía de la Cerda y Pita. Editorial Edimat, D.L. 1998


En su origen, la heráldica se desarrollo sobre los escudos que formaban parte de la impedimenta de los distintos guerreros medievales. Se blasonaban escudos de varias formas y tamaños, no siendo extraños los escudos de guerreros de a pie, estrechos y altos, con unas proporciones tan adecuadas para cubrir su cuerpo como incómodas para lograr cierta estética en la ordenación de un blasón completo. De ahí que la heráldica se fuese confinando a escudos mucho más compactos, propios de la caballería, que permitían una mejor representación de sus elementos. y cuyas proporciones se expresan por la necesidad del guerrero de a caballo de manejar su escudo incluso por encima de la cabalgadura. La normalización tiende a cinco de ancho por seis, siete a lo sumo, de alto.


Para construir nuestro propio blasón, bien sea para una familia noble, una orden militar o de caballería o simplemente el escudo de un lugar olvidado, como un castillo o una fortaleza, antes de pintar el escudo hay que saber las proporciones que tiene que tener. El siguiente dibujo muestra una forma esquemática con las medidas y proporciones. Intentaremos que tenga 5 de ancho y seis de alto.20140615_102750_HDR


BIBLIOGRAFÍA

Taller de Heráldica, como diseñar y describir un escudo. Juan Antonio Vivar de Riego.

Heráldica. Julio Olmedo Álvarez, Joaquín Díaz Vallés, Prof. García Bermejo. Editorial Perea, [1989-1999].

Heráldica española : el diseño heráldico. Luis F. Messía de la Cerda y Pita. Editorial Edimat, D.L. 1998