Archivos de la categoría ‘Reseñas del Autor’


De las muchas cosas buenas que se pueden sacar de esta lectura quisiera resaltar tres, que a mi parecer aportan una visión muy importante de dos de los pueblos o culturas más importantes de la época: los Vikingos y el mundo musulmán. Para empezar, y quizás la razón más importante, es que por primera vez se recoge por escrito una visión real de los pueblos del norte y de su cultura. Por otro lado, aparece un debate que muchos dan por sentado, pero a la vista de la falta de pruebas, no se puede considerar cerrado ni obviarlo: la existencia de hombres de Neanderthal hasta la Edad Media. Por último, también es reseñable el choque cultural que aparece dentro de la novela y la visión distorsionada que tenemos hoy en día de lo que fue el mundo musulmán o el vikingo.devoradores-de-cadaveres-michel-cricton-ref6958

La historia está narrada en el año 921 de la Era Cristiana y proviene de un árabe llamado Ahman Ibn-Fadlan, un personaje histórico de cuya vida poco o nada se sabe, salvo que era una persona extraordinariamente culta y que pertenecía a la familia del califa de Bagdad a quien no admiraba particularmente. Toda la historia de la novela se basa en el relato testimonial de este embajador y se trata de un documento que describe con suma exactitud la vida y sociedad  de los vikingos. El manuscrito original no ha llegado intacto hasta nuestros días y para reconstruirlo hay que basarse en fragmentos parciales conservados en reproducciones posteriores.

Sobre la sociedad de su tiempo se saben muchas más cosas. Bagdad por ejemplo, era conocida como la Ciudad de la Luz y fue durante el siglo X la ciudad más civilizada de la Tierra, llegando a albergar más de un millón de habitantes dentro de sus murallas; era, además, centro de actividad intelectual y comercial dentro de un vasto imperio lleno de esplendor y riquezas. Era en definitiva la sociedad más avanzada culturalmente de la época. Por eso la visión que se debe de tener de Ibn-Fadlan es la de un hombre culto que manifiesta su indignación por las costumbres de los hombres del norte por considerarlas vulgares, obscenas y bárbaras. No obstante, elogia otras muchas cualidades de los vikingos a lo largo de la narración.michael_crichton_wide_crop

Cuando Michael Crichton, el autor de «Devoradores de Cadáveres», plasma las citas de Ibn-Fadlan en los pies de página, se ve a un escritor cuyo fin no es entretener, sino informar, y aunque plasme su censura hacia determinados actos realizados por los vikingos, pasa inmediatamente a sus observaciones imparciales sobre ellos. Su tono es más bien el de un recaudador de impuestos y no el de alguien que cuente un cuento y enfatice su narrativa. El propio Michael Crichton mantiene esta narrativa a lo largo del texto.

Así, la historia comienza cuando el rey de los búlgaros solicita al califa de Bagdad un emisario que le instruya en religión y le ayude a familiarizarse con las leyes del Islam. El elegido es Ibn-Fadlan, quien nunca llegará a completar su misión; las vicisitudes de su viaje le llevarán a formar parte de un grupo de vikingos, liderados por el valiente Buliwyf hasta los dominios del rey Rothgar, donde impera un terror indescriptible. El viaje servirá también para entrar en contacto con una cultura muy alejada del refinamiento de la suya, para observar las costumbres de la vida cotidiana de unos pueblos que para él son bárbaros paganos y también para maravillarse con su cultura y los valores de aquellos hombres en el momento histórico en el que vivían: el valor, la resignación ante la muerte o el excelente trato hacia sus esclavos.

THE 13TH WARRIOR, Dennis Storhoi, Asborn Riis, Albie Woodington, Mischa Hausserman, Oliver Sveinall, Daniel Southern, John DeSantis, Richard Bremmer, Tony Curran, Antonio Banderas, Neil Maffin, Clive Russell, 1999. ©Buena Vista Pictures

Así describía Ibn-Fadlan a los vikingos:

«Nunca he visto personas con un cuerpo tan perfecto, son como palmeras y rosados de piel. No llevan quartac ni caftán, sino que los hombres llevan un vestido que les cubre medio cuerpo (…) Cada uno lleva un hacha, una espada o un cuchillo. Las espadas son de hoja ancha y las empuñaduras tienen adornos francos (…) Cada individuo lleva, desde la raíz de las uñas hasta el cuello, árboles verdes, imágenes y otras cosas (tatuajes) (…) Cada mujer lleva sobre el pecho una cajita de plata, plomo o hierro, según lo rico que sea su marido. Cada caja tiene un anillo al que va unido un cuchillo que también reposa sobre el pecho. Llevan collares de oro y plata alrededor del cuello, porque cada hombre que posee 10.000 dirham hace forjar un collar para su mujer; cuando tienen 20.000, dos, y etc., por lo que se ven algunas mujeres con muchos collares».

Y sus costumbres:

«Son las criaturas más sucias de Alá. No se lavan ni tras sus necesidades corporales, ni después de mantener relaciones sexuales, ni mucho menos se lavan las manos después de comer (…) Sin excepción, cada día se lavan el rostro y el cuerpo en el agua más sucia e inmunda que se pueda imaginar. (…) Cada uno se suena la nariz, escupe y se lava la cara y el cabello en el mismo recipiente».

O sus ritos funerarios:

«Me contaron que cuando muere uno de sus jefes, consumen su cuerpo con fuego. Cuando supe que uno de sus líderes había muerto, quise verlo con mis propios ojos. Primero lo dejaron en su tumba (…) por espacio de diez días, hasta que hubieron terminado sus ropas fúnebres (…) Juntaron sus bienes y los dividieron en tres partes. La primera era para su familia. La segunda se gastó en las ropas y con la tercera compraron bebidas que tomarían el día en que se queme a una muchacha para que muera con su amo».

Antes de leer este libro, vi la película «El guerrero número 13», de Antonio banderas. Ya sé que normalmente la gente se lee antes el libro, pero yo desconocía su existencia hasta que me puse a investigar de donde venía el argumento de la película, y me sorprendió lo fielmente reflejado que estaba respecto a la novela. Cosa que no ocurre con otras como «La última legión», cuyo estilo me resultó insultante y decepcionante comparado con el gran argumento del libro de Massimo Manfredi.13warrior

Pero no sólo me interesó el libro por la película, sino porque en ella se lucha contra hombres culturalmente atrasados, recordándome en muchos aspectos las descripciones del hombre prehistórico del «Clan del Oso Cavernario». La similitud con los Neandertales de la saga de los Hijos de la Tierra me hicieron decantarme por esta lectura, pese a tener otra novela entre manos. Descubrí la existencia de un debate muy al estilo del programa de Cuarto Milenio: la presentación de los Hombres de Neanderthal supervivientes a la Glaciación de Würm conviviendo con el hombre moderno, una teoría que no tiene ningún registro fósil. Aún así el argumento me parece netamente interesante y original, y hace de esta novela una mezcla de varias cosas que la hacen singular desde el punto de vista literario.

A lo largo de las páginas, e independientemente de sus implicaciones históricas, hay un gran libro de aventuras ambientado dentro del mundo vikingo y de su mitología, en donde se engloban los monstruos propios de su cultura, como el Korgol o los Wendol. Cabe destacar las notas del autor, en las que unas veces se explican y otras se aclaran, aspectos de la cultura nórdica, cuentos musulmanes o anotaciones que ayudan a la comprensión del texto y le dan fuerza a la historia. Se muestra a los protagonistas, en las concisas descripciones del autor, como seres terrenales que sienten y padecen o que realizan actos considerados tabú en la sociedad en la que vivimos: si un rey vikingo está poseyendo a una esclava mientras organiza un banquete, ¿por qué no lo vamos a contar? De vez en cuando está bien ver cómo los protagonistas de una historia sienten miedo o grandes guerreros mueren sin apenas verles pelear o se emborrachan hasta perder el sentido, un punto de realismos que los hace más humanos. 13th-warrior

Por otro lado, son pocas las cosas que no me han gustado de esta novela, pero quizás la que más he echado en falta es la carencia de sentido del drama, de enfatizar la historia como un buen narrador. No estoy leyendo el informe de un funcionario, sino una historia de aventuras que me lleve a vivir en un mundo que muchos han soñado e imaginado y, francamente, su narración fría e imparcial, puede llegar a ser exasperante.

VALORACIÓN: 8,5/10
Anuncios

Tengo que decir antes de empezar que el libro de Conan que he leído es de una editorial española llamada Martínez Roca; éste es un aspecto destacable ya que los libros publicados dentro del mundo de la Era Hiboria no son todos los relatos originales de Robert E. Howard, el creador de Conan, sino que fue L. Sprague de Camp quien, a finales de los años sesenta, en una serie de doce libros, le dio al ciclo del Cimmerio una continuidad de la que carecía hasta ese momento, adaptando otros relatos de Howard y añadiendo aportaciones propias y de diversos colaboradores.Conan

Durante 1973, la Editorial Bruguera lanzó al mercado algunas de las novelas de Conan, concretamente un total de once libros de los doce que había hasta esa fecha, los establecidos por De Camp. Aunque fue la editorial Martínez Roca la que se decidió, a finales de los años 90, a publicar todos los libros de Conan, pero en el orden cronológico de sus aventuras. De esta forma se incorporan los títulos inéditos del bárbaro en lengua castellana, permitiendo a los lectores de lengua hispana poder leer todos los relatos cortos de Robert E. Howard y también las novelas de otros escritores siguiendo el orden de la vida del Cimmerio.

Así, en esta primera novela publicada y que lleva por título simplemente Conan, se presenta a un joven bárbaro que aún no ha alcanzado la madurez, de constitución corpulenta para su edad, la ferocidad propia de los Cimmerios y un espíritu intrépido e indomable. En definitiva, se plasma a la perfección el arquetipo de héroe de fantasía heroica o épica.

En sus páginas se hallan los relatos iniciales que Howard plasmó en la revista Weird Tales, como, por ejemplo, el momento en el que encuentra su mítica espada o una de sus narraciones más famosas: «La torre del elefante». También podemos leer, al principio de la novela, una de las cosas que más me ha gustado: la descripción de la Era Hiboria, una época oscura y no datada que comprende desde la caída de la Atlántida hasta los albores de nuestra civilización. Se describen pueblos y reinos, fronteras y leyendas, montañas y ríos… Y, lo más importante de todo, la historia y los orígenes de todas y cada una de las tribus, pueblos o reinos que conforman esa amalgama de culturas que constituyen el mundo hibóreo, desde que los Atlantes pisaron nuestro mundo hasta unos diez mil años antes de nuestra era.Conan9

Howard no crea un mundo imaginario, tal como lo hizo Tolkien con la Tierra Media, o como ocurre con el mundo Krynn de la Dragonlance, sino que adapta nuestra propia historia buscando un hueco del que apenas se sabe nada, y construye un mundo a partir de nuestros mitos y no basados en ellos. Tampoco hay un armario que te lleva a otro universo o un portal mágico que te teletransporte hasta otro plano de existencia, simplemente es un mundo que existió dentro de nuestra historia y en él se encontraba el héroe por antonomasia de la fantasía heróica: Conan. Así de sencillo.

Aunque la vida del autor no se desarrolla paralela a la de su creación, ya que Howard fue un niño inadaptado y extremadamente inteligente pero físicamente débil, consiguió desarrollar su cuerpo al igual que el del bárbaro y se convirtió en un consumado boxeador y jinete. Fue desarrollando sus habilidades a medida que iba creciendo del mismo modo que el Cimmerio, llegando a pesar más de 90 kilos y siendo consumadamente musculoso. Sin embargo, era introvertido y poco convencional, con un carácter un tanto peculiar y extremo; incluso se dice que tenía trastornos psíquicos. A la edad de treinta años, al enterarse de la muerte de su madre, puso fin a su prometedora carrera literaria pegándose un tiro en la cabeza. En cualquier caso, fue uno de los escritores más populares y respetados de su época, siendo amigo de otros escritores fantásticos como Lovecraft, y sus escritos se han convertido en parte de los pocos que han aguantado el paso de los años, incluso muy por encima de su propio género.220px-Robert_E_Howard_suit

Hay muy pocos personajes o historias de los mundos de fantasía capaces de gustar a todo el mundo, y es que cuando alguien te pregunta si te gusta El Señor de los Anillos, Las Crónicas de Belgarath o cualquier texto de la Dragonlance, en seguida te catalogan de friki o excéntrico… En cambio, cuando a alguien se le hace la misma pregunta sobre Conan, todo el mundo lo asocia a una gran historia de aventuras en mundos muy semejantes al nuestro hace algunos siglos y, por alguna razón, la percepción cambia considerablemente aun siendo el mismo género en el que se engloban, salvando lo obvio… Siempre hay algún purista que se escandalizaría si piensa que estoy comparando, cuando simplemente estoy anotando la pertenencia al mismo género literario.

Esta es una de las grandes ventajas de esta saga, ¿por qué llega a agradar a todo el mundo? Quizás sea por la película de 1984 protagonizada por Arnold Schwarzenegger, aunque en mi opinión es por su sencillez y su nivel de entretenimiento. Howard explicaba de la siguiente manera su preferencia por héroes de enormes músculos y entendimiento corto:

«Son seres elementales. Cuando los metes en un lío, nadie se espera que te devanes los sesos inventando modos sutiles y maneras ingeniosas para hacerles salir del atolladero. Son demasiado estúpidos para hacer otra cosa que cortar, golpear o arrastrarse hasta quedar libre».Conan

El libro te permite predecir lo que va a ocurrir con todos y cada uno de los enemigos del bárbaro, al menos con lo corpóreos, y aun así asimilar una gran cantidad de aventuras en los diversos relatos cortos de los que dispone. Tan pronto te encuentras al Cimmerio intentando robar en las ruinas de una ciudad, como, unas pocas páginas después, enfrentándose a un ser de otro plano. Y es que la cronología de sus aventuras te permite observar cómo se va desarrollando el joven Conan, aunque las historias de cada relato sean totalmente diferentes unas de otras y no sea una única historia que le dé continuidad a la lectura. Es como si tuvieras en tus manos un libro de relatos cortos.

Tal vez pueda no agradar al lector al no poder sumergirse en la profundidad de una trama como pueda tener la saga de Canción de Hielo y Fuego, pero el tratarse de pequeñas aventuras sobre el mismo personaje y, a su vez, tener una visión temporal de las mismas hace de esta novela una lectura rápida y amena, sin un argumento complicado, pero suficientemente entretenido como para poder dedicar mucho más tiempo a la lectura de los siguientes volúmenes, incluso acabarlos, algo que no siempre se puede decir de otras sagas mucho más elaboradas.normal_King_Conan

La parte positiva de esta novela es que las pequeñas historias que componen este primer volumen no son previsibles, al contrario de sus peleas, además de llevar al Cimmerio a pasar verdaderos apuros al enfrentarse a la gran variedad de criaturas que las componen y a su afán por perseguir todas las leyendas y mitos del mundo en el que vive. Otro punto muy valorable es la descripción del personaje de Conan, o mejor dicho, la presentación del mismo, y creo que aquí Robert E. Howard lo describe a la perfección:

«Es, sencillamente, una combinación de distintos hombres que he conocido y pienso que a eso se debe que haya adquirido tan grandes proporciones, así como una entidad propia en mi consciencia desde el momento que escribí los primeros relatos de la serie. Algún mecanismo de mi subconsciente tomó las principales características de diversos boxeadores, pistoleros, contrabandistas, fanfarrones, tahúres y honrados trabajadores que yo había conocido y, al combinarlos, se produjo la amalgama que yo llamo Conan el Cimmerio».5B4

Se trata, en definitiva, de un libro de relatos cortos que entrelazan las distintas historias de Conan el Cimmerio de manera cronológica en su adolescencia y presentan al héroe en el comienzo de lo que llegará a convertirse, el rey de Aquilonia, el reino más poderoso y estable de la Era Hiboria. Cada una de sus historias son únicas y no siguen un patrón concreto, sino que cuentan de forma muy entretenida y amena sus aventuras sin caer en el tedio y el aburrimiento. A esto me refiero cuando hablo de la sencillez de Conan, a su punto fuerte.

Por el contrario, no esperes encontrar una intrincada trama de personajes que interactúan entre sí, llevando su historia a un trasfondo mucho más complejo y difícil de entender, y a esperar a que el autor se decida a escribir la siguiente parte de la trilogía, si aún no la ha escrito, para poder saber el desenlace de la misma. Aquí vas evolucionando con el personaje a medida que avanzas en su lectura. Incluso hasta los nombres que pueden resultar raros como en cualquier libro de fantasía, los recordarás, te lo garantizo.

VALORACIÓN: 8/10

Conan – Editorial Timun Mas

No soy ningún experto realizando reseñas, pero considero que hay que seguir una serie de principios básicos y cubrir unos mínimos a la hora de realizarla: Honestidad, imparcialidad y sobre todo que sea constructiva.

Por eso y, puesto que he elaborado alguna reseña sobre otros libros, aquí os dejo una serie de consejos que me han parecido importantes cuando los he leído:

1) No hablar exageradamente sobre el autor: la reseña va sobre el libro, no  obre la persona que lo escribió.

2) Es por todos sabido que los escritores están siempre endeudados, por eso la utilidad del segundo punto, que sugiere no incluir en la reseña temas que estén fuera del libro, por ejemplo, si un escritor te debe dinero.

3)No calificar el libro más de una vez para no inflar las estrellas que recibe.

4) No escribir una reseña contra otros comentaristas, lo que invalidará algo parecido a la mitad de lo escrito en ese lugar, usualmente lo más divertido.

5) Está prohibido plagiar –sí, todavía hay lugares donde esto importa.

6) Un escritor no puede escribir una reseña sobre su propio libro, quizá porque se corre el peligro de que su reseña sea deshonesta y abunde en lo bien que está escrito.

7) Se pueden subir ligas a otro sitios, siempre y cuando ninguno de estos sitios represente una amenaza comercial para Goodreads.

8) Están prohibidas las amenazas y los comentarios racistas.

9) También el spam.

10) Finalmente si un comentarista recibe cualquier tipo de remuneración por lo que hace, debe indicarlo en su reseña.


Bibliografía

http://www.letraslibres.com/blogs/el-grafolego/las-buenas-lecturas


El título de esta primera novela proviene de una conversación entre el Doctor Watson y el propio detective, cuando éste le da a las gracias por haber sido tan persistente a la hora de resolver el caso que acontece dentro de este primer volumen de las aventuras de Sherlock Holmes:

«Por cierto, gracias. A no ser por su insistencia, me habría perdido el caso más bonito de todos cuantos se me han presentado. Podríamos llamarlo estudio en escarlata… ¿Por qué no emplear por una vez una jerga pintoresca? Existe una roja hebra criminal en la madeja incolora de la vida, y nuestra misión consiste en desenredarla, aislarla, y poner al descubierto sus más insignificantes sinuosidades. Ahora a comer, y después a oír a Norman Neruda. Maneja el dedo y pulsa la cuerda de modo admirable… ¿Cuál esa melodía de Chopin que interpreta tan maravillosamente? Tra-lala-Lara-lira-lei»

El libro fue publicado en el ‘Beeton’s Christmas Annual’ de 1887 y es, no sólo el primero de los múltiples relatos que Sir Arthur Conan Doyle escribió sobre Sherlock Holmes, sino también la primera de las cuatro novelas que escribiría sobre el mismo personaje. Como novela independiente no aparecería publicada hasta 1888. Doyle la escribió con 27 años, mientras trabajaba de médico en Southsea, Portsmouth. Cobró 25 libras por los derechos íntegros de la novela, y la primera versión contenía ilustraciones de su padre, Charles Doyle.Estudio en escarlata 2

Sherlock Holmes es el arquetipo de investigador cerebral por excelencia e influyó en gran medida en la ficción detectivesca posterior a su aparición, aunque se considera a Auguste Dupine, creado por Edgar Allan Poe, como un personaje predecesor. Según se describe en sus novelas, no es muy ordenado en la rutina cotidiana, es muy habilidoso disfrazándose, fuma en pipa, le gustan las galletas, toca el violín con maestría (un Stradivarius, a menudo a horas poco adecuadas), es un experto apicultor, excelente boxeador, tiene un gran conocimiento científico, en especial en química, y, cuando se aburre por falta de los retos intelectuales que suponen sus casos, consume cocaína en una solución al 7 por ciento… En definitiva, un hombre excéntrico, pero con un don natural para resolver crímenes.Estudio en escarlata 4

Y es en este punto en que me sorprendió y me asombró la forma que tiene el autor de crear un complejo caso de dos asesinatos y resolverlo en unas pocas páginas, como si fuera lo más natural del mundo. Cuando me quise dar cuenta y llegando a la mitad del libro me encuentro a Sherlock, Watson y dos detectives de Scotland Yard encima del asesino, peleándose con él e intentando reducirle. Eso sí, la forma en que Holmes llega a la resolución del crimen no la explica hasta el final. Y esto es precisamente lo novedoso y sorprendente de la novela, que el caso está resulto antes de empezar, sin tan siquiera tener tiempo de exponer o explicar cómo se ha producido el asesinato.

Estudio en Escarlata se divide en dos partes, la primera cuenta cómo se conocen los dos protagonistas y la manera en que el Doctor Watson ve en acción por primera vez las habilidades de Holmes. Se produce un asesinato en una casa abandonada y cuando los dos detectives llegan a la escena del crimen, Sherlock hace un auténtico alarde de perspicacia y observación, casi como si fuera un juego de niños y dando la impresión que ya sabía quién era el asesino antes de comenzar la investigación. Algo que rompe con todo el misterio del caso, e incluso llega un momento que puedes perder el interés por la novela.Estudio en escarlata 1

Entonces la historia da un salto en el tiempo y en el espacio hacia Utah en 1847, donde se nos cuenta un relato sobre un hombre adulto y una niña que son los únicos supervivientes de un grupo de pioneros, y que son rescatados por un grupo de mormones con la condición de convertirse a su religión. Un relato que tiene mucho que, aunque no lo parezca, con los hechos de la primera parte… Después del desconcierto y el cambio de rumbo de esta segunda parte, el libro vuelve a ganar fuerza y las dos historias se entrecruzan hasta llegar al mismo día en que detienen al criminal y se ve cómo Sherlock “desenreda la roja hebra criminal en la madeja incolora de la vida”: Estudio en Escarlata.Estudio en escarlata 3

Por la originalidad y la puesta en escena del crimen, y la forma de contarlo y de resolverlo le doy una buena valoración, pero el alarde de ingeniosidad con la que Sherlock Holmes resuelve el crimen casi me resultaron hasta insultantes. No obstante, al continuar leyendo me llevé una grata sorpresa con el final. Una lectura muy recomendable.

VALORACIÓN: 7’5/10

Sherlock Holmes – Estudio en escarlata


Rompiendo un poco los moldes y los clichés que la mayoría de la gente tiene de la literatura fantástica generada principalmente a partir de clásicos como El Señor de los Anillos o Conan, decidí leerme uno de las novelas más famosas del género: La trilogía del elfo oscuro. Su título no lleva a engaño, los elfos que todos nos imaginamos tienen un lado oscuro, o al menos eso es lo que pretende mostrarnos Robert Anthony Salvatore con esta saga que muestra una sociedad de elfos totalmente distinta, anegada en lo más profundo de la Antípoda Oscura. Este subcontinente completamente subterráneo, está situado bajo la superficie de Faerún, un enorme continente ficticio perteneciente al universo de los Reino Olvidados. Es una enorme red de cuevas y túneles que alberga incluso grandes ciudades, como Menzoberranzan, una de las urbes de los elfos oscuros o Drows.

Los Reinos Olvidados, o simplemente «Los Reinos», es un universo de ficción que constituye un escenario de campaña para el juego de rol Dungeons & Dragons (Dragones y Mazmorras). Fue creado por el diseñador de juegos canadiense Ed Greenwood como su propio escenario de campaña, y está detallado a lo largo de una larga serie de artículos en la revista Dragón a partir del año 1985. R.A. Salvatore comenzó a escribir bajo el universo de los Reinos Olvidados y su primera novela publicada fue La piedra de cristal en 1988, perteneciente a la trilogía «El valle del Viento Helado». Después de este éxito, se le pidió al autor que profundizara en uno de los personajes y le diera una historia propia: Drizzt Do´Urden, el elfo oscuro.

Esta trilogía muestra la vida de Drizzt desde su nacimiento hasta que escapa de un mundo y de una sociedad que rehúye, renegando de los principios que ésta representa. El primer libro, titulado «La morada», define claramente los rasgos una comunidad matriarcal y jerarquizada, donde la mayoría de los drows varones sienten miedo de las hembras, que los tratan con crueldad y a su capricho debido a su posición detrás de ellas.

«La morada» es la mejor parte de esta trilogía, ya que describe con total claridad cómo sería un pueblo en un lugar completamente distinto al que estamos habituados, una sociedad que vive constantemente en la penumbra de una urbe situada en la Antipoda Oscura, venerando allí a la malvada diosa Araña Lloth, fuente del poder de los Drows. Luchas de poder, la importancia de tener una buena posición social dentro de la ciudad o seguir los designios de su deidad, les llevan a cometer actos de traición incluso dentro de sus propias familias. Un caos marcado con una serie de normas legisladas por un Consejo Regente. Esta sociedad se organiza en casas y cada una de ellas ocupa un lugar dentro del escalafón de la ciudad en función de su posición social y el poder que ostente cada casa. A los niños se les inculca el odio hacia las demás razas desde que nacen, especialmente a los elfos de la superficie, a quienes consideran culpables de todos sus males. El Elfo Oscuro

Drizzt será, por tanto, una excepción dentro de su raza, apoyado por su padre Zaknafein, quien le aleccionará en el arte de la espada y le insuflará unos valores distintos a los que le enseñan en el lugar en el que vive: La ciudad de Menzobezanrran. Drizzt terminará huyendo, alejado de su ciudad natal, viviendo como una bestia más en las cuevas y corredores de la Antípoda Oscura, hasta tal punto que estará a punto de perder su personalidad, para convertirse en un animal sin conciencia, un cazador. Se acercará a una de las ciudades de los enanos y conocerá a Belwar Dissengulp quien le hará recordar lo que era.

En esta segunda parte llamada «El exilio», su madre Malicia lo perseguirá a lo largo y ancho de la Antípoda Oscura por haberla puesto en evidencia ante los ojos de la diosa Lloth y haber perdido su favor. Sin embargo, encontraremos una historia forzada en la que el autor parece empeñarse en mostrar todas las criaturas que habitan las profundidades y demostrar que hay un amplio y variado mundo como el de la superficie, perdiendo fuerza el hilo argumental al grito de: «Humm, ¿qué voy a poner ahora? ¿Unos micónidos? ¡Venga vale! Y luego me los cargo…». Si hablamos del final de esta segunda entrega, es terriblemente predecible.El Elfo Oscuro 2

Cuando por fin el elfo oscuro alcanza la superficie y se aleja de la persecución de su familia, es cuando la trilogía vuelve a ganar intensidad, mostrando las debilidades de Drizzt y las penurias que tiene que pasar en un lugar con un clima tan cambiante y diferente al que está acostumbrado. Un viejo guerrero ciego le dará «refugio», tal y como indica el título de esta tercera entrega, y lo convertirá en un Vigilante más. Drizzt por fin encontrará un hogar dando comienzo en este punto a la siguiente trilogía «El Valle del Viento Helado»El Elfo Oscuro 3

Si quieres conocer los orígenes de Drizzt y te gustan los libros con un alto contenido de magia, criaturas fantásticas y luchas despiadadas, sin duda esta trilogía no te la debes perder. Si por el contrario te gustan las aventuras pero te da miedo el género fantástico porque piensas que está lleno de clichés, aquí tienes una buena muestra de cómo son los elfos oscuros y una descripción perfecta de su sociedad, de lo que les motiva y les da miedo. Si buscas un libro con una gran línea argumental, quizás no deberías estar leyendo esta reseña…

VALORACIÓN: 7/10

El Elfo Oscuro – La Morada

El Elfo Oscuro – El Exilio

El Elfo Oscuro – El Refugio

 


El motivo que me llevó hasta el primer volumen de la saga «Bajo las lunas de Marte» fue algo tan meramente sencillo como ver la película titulada «Jhon Carter» la noche de un martes y, claro está, la curiosidad por saber quién había escrito la historia de este personaje ficticio de Virginia. Cuando descubrí a Edgar Rice Burroughs como su autor, me sorprendió ver que había escrito también la serie de «Tarzán», razón suficiente para llevarme a la lectura de esta novela marciana y de fantasía.

Hace más de cien años que «Una princesa de Marte» fue escrita y hay que entender el contexto y la época en la que fue creada. Con esta novela Edgar Rice Burroughs alcanzó la fama, pero no como escritor profesional y de renombre, sino como un novel que comenzaba su andadura en el mundo literario de hace un siglo. En 1911, después de siete años de salarios bajos comenzó a escrhttps://leyendasmirdalirs.wordpress.com/wp-admin/post-new.php#ibir ficción. Fue un periodo de tiempo con abundante tiempo libre y dedicado a leer muchas revistas de aventuras, denominadas popularmente «pulp fiction» por el aspecto amarillento del papel barato en el que se imprimían. Con el objetivo de su trabajo puesto en estas revistas, Burroughs escribió su primer cuento, “Bajo las lunas de Marte”, serializado en la revista All-Story en 1912. Poco después, y habiendo recorrido todo el tramo editorial, terminó su novela más famosa: «Tarzán de los Monos».

Jhon Carter - Una Princesa de Marte (Primera Portada)

«Bajo las lunas de Marte», la primera novela de su serie marciana —once volúmenes llenos de aventura, intriga y, quizás, ciencia ficción, aunque si pertenece a este género o al de fantasía es un debate aparte —, nos lleva a recorrer un planeta Marte donde conviven multitud de razas de diferente índole, condición y color, todas ellas enfrentadas en una serie continuada de guerras. Allí es donde llega, huyendo de los apaches, Jhon Carter, un soldado de la Confederación que decide hacerse buscador de oro cuando acaba la guerra entre los estados y que se ve misteriosamente trasladado a un planeta Marte que no es otro que el imaginado por el astrónomo Percival Lowell, con sus canales y todo; un mundo lleno de vida.

Las aventuras de Jhon Carter le hacen encontrarse con la hermosa Dejah Thoris, princesa de Hellium, a quien una serie de ininterrumpidas aventuras, que la han llevado a recorrer todo el planeta, acabará encontrando y perdiendo en numerosas ocasiones. Su amor capaz de romper la barrera que separa los mundos, nos hará descubrir todo el exotismo y variedad de ambientes de uno de los mundos alienígenas más coloridos que se han dado en la literatura.Jhon Carter - Una Princesa de Marte (Primera Portada)3

Así se describe la aventura en la primera edición impresa de «Una princesa de Marte», con un prólogo diferente y una introducción en la historia contada en primera persona y narrada de manera trepidante, introduciendo al lector de lleno en plena aventura. Se echa de menos en esta primera parte y al final de la novela, una explicación sobre cómo el protagonista viaja al planeta rojo; al menos en esta primera parte de la novela parece que lo hace por ciencia infusa, cosa que me desconcierta un poco ya que no deja entrever nada de este enigmático viaje y la razón por la que se produce.

Una vez en Barsoom, el nombre con el que conocen a su mundo los marcianos, nos encontramos con unos seres enormes y longevos, pero con una fisonomía totalmente distinta a la nuestra y adaptada a la gravedad de Marte. En un planeta moribundo, que se asfixia por la falta de aire y de agua «representada por el río Iss y venerado por todos los habitantes de Barsoom», Jhon Carter se ve envuelto en una guerra entre unos marcianos tribales que viven entre las derruidas ciudades de una antigua y poderosa civilización, y el pueblo de la princesa Dejah Thoris, de quien acaba perdidamente enamorado.Jhon Carter - Una Princesa de Marte (Primera Portada) 2

Su gran densidad ósea y la ligera gravedad imperante en el planeta rojo le dan a Jhon Carter atisbos de un superhéroe propio de Marvel, con unas habilidades que distan mucho de lo que podría hacer en su Virginia natal. No obstante, estas cualidades son precisamente lo que le hacen ganarse la amistad de los Tharkianos, especialmente de Sola y su padre Tar Tarkas, y granjearse la enemistad de Sarkoja y de Tal Hajus, Jeddak o líder de los Tharkianos. Cuando estos atacan un convoy en el que viaja Dejah Thoris y la capturan, comienza una trepidante aventura en la que ambos escapan de innumerables peligros y dificultades acompañados por Woola, una especie de perro marciano, hasta que al final de la aventura evita que la princesa se case con un noble de la ciudad de Zodanga y salva a todo Barsoom de su destrucción… O ¿tal vez no?

Inexplicablemente Carter vuelve a la tierra y la novela acaba tan abruptamente que te deja con un sabor agridulce. Por un lado, hace que quieras comenzar con el siguiente libro para saber cómo ha transcurrido la historia, pero por otro no sabes si los habitantes de Barsoom y las criaturas que viven en el planeta rojo han conseguido salvarse.uma-princesa-de-marte

Al estar escrita en 1912, sorprenden de veras todas las descripciones detalladas de Marte con sus canales y ciudades, así como de todas las civilizaciones y de cómo han interactuado entre ellas durante milenios. Muestra a la perfección una tecnología, el octavo y el noveno rayo por ejemplo, dando una explicación coherente y perfectamente plausible dentro del mundo real, pero sin ahondar en tecnicismos. Explica cómo son las armas de los Tharkianos y su forma de elaborar su propia munición, se detalla el papel que juega cada uno de sus miembros dentro de la sociedad y qué los mueve y los motiva dentro del mundo en el que viven, mostrando una autentica civilización guerrera y tribal. Otro aspecto a tener en cuenta, y para mí uno de los puntos más importantes y que le dan al lector una mayor sensación de estar en el planeta rojo, son sus criaturas, nacidas de la imaginación del autor, pero con unas características similares: «seis miembros en todas las razas, como si tuvieran un ancestro común dentro de la evolución».

En definitiva, una novela de aventuras llena de una exposición perfecta del paisaje de Marte, sus pueblos y su historia, transportándote al vecino planeta rojo como si lo estuvieras viendo con tus propios ojos, pero con un final tan brusco que deja al lector un sabor de boca un tanto agridulce.

VALORACIÓN: 7/10

Bajo las Lunas de Marte 1: Una princesa de Marte