Posts etiquetados ‘Tamaño de letra’


En un libro, independientemente del formato y del soporte en el que se lo lea, lo fundamental es la legibilidad. Algo tan simple como la mayor o menor facilidad de un texto para ser leído es lo que debe considerarse antes de seleccionar una tipografía para un libro, sin dejar de pensar en el tipo de publicación que es y a quién va dirigido.

Las tipografías serif son las que se utilizan en textos impresos extensos, como libros, periódicos y revistas, ya que facilitan la lectura porque crean en el ojo la ilusión de una línea horizontal, que es la línea por la que se desplaza la vista al leer. En una página impresa la resolución de impresión es más alta que en una pantalla de ordenador y los remates quedan muy bien definidos, por ello se utilizan fuentes con serifas en los materiales impresos. Por el contrario, en las páginas web, por ejemplo, se prefiere el uso de las tipografías sans serif porque se aprecian mejor sobre una pantalla.

Si vamos a la biblioteca o una librería y miramos distintos libros veremos que la mayoría de los libros están diseñados con una tipografía serif en su interior. Lo mismo sucede con los periódicos y las revistas, aunque en estos casos el juego tipográfico es mayor e incluso se utilizan diferentes fuentes para una misma publicación o página.

Para las cubiertas de los libros, como el texto siempre es escueto, se pueden utilizan otras tipografías, incluso sans serif, script, graphic o monospace. Lo anterior vale siempre que hablemos de un libro impreso y de una novela o compendio de cuentos, de unos tipos de libros para lectores acostumbrados a leer grandes extensiones de textos de forma corrida y lineal. En el caso de los libros para niños, según la edad, la elección de la tipografía será otra y habrá también un importante juego del tamaño y el color en las fuentes.

Así, las tipografías que podemos encontrar en los libros son Baskerville, Bodoni, Caslon, Century Old Style, Fournier, GaramondSabon y la archiconocida Times New Roman, entre muchas otras.


¿Qué cuerpo o tamaño de letra usar para un libro?

No hay un estándar que se pueda aplicar para los libros. Esto depende del tamaño del mismo, del ancho de las columnas y de los márgenes, y de la tipografía, ya que cada letra ocupa un espacio distinto en la línea. Por lo general, un cuerpo de letra entre 12 y 13 es un tamaño correcto, respetando el interlineado por defecto de la tipografía. Si se desea que el libro sea más extenso lleve se estila aumentar el interlineado y así ganar espacio página a página.

Lo que se debe tener en cuenta es la cantidad de caracteres que entran en un renglón de texto. Se recomienda que sea entre 60 y 80 caracteres por renglón, ya que la vista debe realizar frecuentes saltos de línea para leer un libro y en los renglones largos el ojo debe realizar un recorrido excesivamente largo que termina cansando la lectura.


Bibliografía

http://marianaeguaras.com/

Anuncios

Uno de los principales problemas que tuve al publicar la primera edición fue el tamaño de letra, aun dejándolo en el tamaño de impresión que me dieron desde BUBOK: 210X150 mm.

La maquetación la trabajé en WORD, mejor dicho, el estilo y sin aprovechar todo el área de trabajo; después la transformé a PDF para dejarlo listo para la impresión en papel. Sin embargo, cuando subí el texto a la web, a la hora de imprimirlo, éste se ajusta a la escala del formato del papel en la imprenta, dando como resultado una letra muy pequeña aunque perfectamente estructurada. Un problema que no se hubiera dado si hubiese estado maquetado profesionalmente.

Al usar la misma letra que utilicé para escribir la novela, Times New Roman 12, no tuve en cuenta un factor muy importante: el interletraje, es decir, el espacio que hay entre cada letra. ¿Porque es importante? porque cada tipo de letra ocupa una serie de caracteres en cada línea, y por lo tanto, un numero concreto de palabras por hoja. En textos cortos esto no es un problema, pero cuando hay 350.000 palabras en una novela el espacio ocupado varia sustancialmente.

El interlineado es importante ya que indica el número de líneas por página, aunque no tuve demasiados problemas con él. Lo fijé en 1,15.

Después de tener en cuenta todos estos factores a la hora de realizar la maquetación final en papel, opte por el tipo de letra GARAMOND 12. Pasando la primera edición impresa de 667 hojas a 860. Hay que tener en cuenta que en la impresión bajo demanda, no he encontrado ninguna web que impriman más de 840 hojas: BUBOK lo tiene establecido en 800 y AMAZON en 840. Con lo que tuve que replantearme volver a maquetar y reducir el tamaño de letra a 11 puntos, quedando la versión final con 740 hojas, frente a las 667 de la primera edición.

Por eso hay que tener en cuenta estos elementos a la hora de maquetar un libro, aún teniendo un tamaño de letra más pequeño, el interletraje de una tipografía influye en el espacio que ocupa al extenderse más cada palabra dentro del texto. Hay que elegir bien el tipo de letra a utilizar sin perder la legibilidad del texto ni alargar demasiado el espacio que ocupa.

Sergi.


Interletraje

En tipografía es el espacio que se añade entre letras para diversas funciones visuales.

kern

Este término se aplica a dos tipos distintos de espaciado, conocidos normalmente por sus nombres ingleses:

  • el kerning, que carece de traducción establecida, se aplica entre pares de letras para compensar ópticamente sus diferentes formas y que no dé la sensación de que están más juntas o separadas que las otras (AV, fo, etc.). Con el interletraje se acercan la A y la V, y la W y la a.
  • el tracking o, en español, prosa, se añade sistemáticamente entre las letras de un texto con funciones estéticas o de diacrisis.

La interletra puede ser positiva o negativa, lo que separa o acerca las letras, respectivamente.

Kerning


Bibliografía

http://marianaeguaras.com/