Usos de las Plantas en la Edad Media I

Publicado: marzo 6, 2015 en Herbolario
Etiquetas:, ,

Abrótano Macho:

Potencia la salud. Elimina las malas influencias de nuestro entorno. Se le conoce también con el nombre de “perdición de doncellas” es un afrodisíaco.

Absenta:

Bebida favorita de poetas y pintores franceses. Se fabrica con ajenjo, anís, mejorana y helenio. Bebida prohibida en muchos países.

Acacia:

Desarrolla los poderes psíquicos. Ayuda en la evolución espiritual. Inspiración. Sanación.

Acebo de Mar:

Las novias griegas llevaban esta flor para asegurar la fidelidad de sus maridos. Dice la leyenda que el acebo de mar fue el ingrediente mágico que utilizó Safo para ganarse el amor de Faón.

Acedera:

Favorece la prosperidad y atraer el dinero.

Achicoria de raíz (Cichorium intybus):

Hígado, hemorroides, limpia riñones, bazo y vesícula, catarro pulmonar, tónico (planta entera). Contiene: 20% sustancia amarga, inulina, taninos, azúcares, vitamina C.
Planta herbácea perenne de raíz cónica, de la que brota un tallo erguido, ramificado y anguloso. Las hojas de la roseta terrestre son alargadas y espinosas, las caulinares resultan lanceoladas y sésiles. Sus cabezuelas azules, enteramente compuestas de lígulas, se forman en la axila de las hojas. Toda la planta es rica en vasos laticíferos. Crece corrientemente en Europa, África y Asia, al borde de los campos, en las cunetas, y en las praderas como adventicia. El antiguo Egipto ya la conocía como importante planta medicinal y como alimento, en ensaladas.
Se recolecta la raíz (radix cichorii) de las plantas silvestres. Después de extraerla de la tierra hay que limpiarla a fondo, lavarla, cortarla en rodajas y secarla rápidamente a una temperatura máxima de 500 C. La raíz seca posee un olor picante y un sabor amargo. Contiene hasta un 20% de una sustancia amarga, la inulina, taninos y azúcares. Estas substancias incrementan la secreción biliar, estimulan la secreción de los jugos gástricos y aumentan el apetito. La decocción, a razón de dos cucharaditas por una taza de agua (dos tazas al día), es diurética, ligeramente laxante y estimulante. Se toma en caso de enfermedades hepáticas y para disolver los cálculos biliares o renales, así como en caso de inflamaciones de las vías urinarias. El contenido de inulina ejerce una acción positiva en el tratamiento de la diabetes.
Las formas y variedades cultivadas de achicoria se cultivan en pleno campo como sucedáneo del café. Los tallos jóvenes forzados se consumen como verdura. Una especie próxima, la endibia (C. endivia), se toma como ensalada fina, con alto contenido en vitamina C. Época de floración: VII-IX. Cosecha: raíz IX-X.

Aciano:

Concede sueños proféticos y potencia los poderes psíquicos y de videncia.

Acónito (Aconitum napellus, L. Familia Ranunculaceae):

Planta perenne de raíces tuberosas, con tallos erguidos y hojas alternas palmeadas. En la parte superior del tallo brota un racimo floral ramificado, compuesto de flores azules que tienen una característica forma de casco.
Su fruto es una vesícula. La especie europea, extendida por toda la zona templada hasta Suecia, crece de forma espontánea en los bosques sombreados y las selvas frondosas. Es una planta protegida en numerosos países. Se cultiva en grandes cantidades con fines farmacéuticos.
Se recolectan los tubérculos (tuber aconiti); pero únicamente aquellos laterales que se hayan formado durante el verano. Después de haberlos limpiado a fondo,; y retirado las raíces y partes verdes, se cortan longitudinalmente y se secan rápida y totalmente a una temperatura de 40 a 50° C. El manejo de las plantas y de las partes recogidas requiere la máxima prudencia, ya que toda ella es muy venenosa. Los tubérculos contienen hasta un 1,5% de terpenoides nitrogenados -aconitina, napelina bencilaconitina, azúcares, almidón y otras substancias. En grandes dosis, la aconitina es uno de los venenos más violentos para el sistema nervioso; y los tubérculos recogidos sirven fundamentalmente para obtener este alcaloide. Se usa como compuesto de mezclas medicinales analgésicas (reumas, gota, ciática, dolores dentarios), que sólo se despachan con receta médica.
También es un remedio eficaz contra los dolores y afecciones debidos a resfriados.
El envenenamiento se manifiesta por una salivación, temblores, y una aceleración del pulso y del ritmo excesivos, ahogos, respiratorio. Tan sólo 10 g. de raíz constituyen una dosis letal. Planta tóxica
Época de floración: VI-IX Cosecha: tubérculos VI-X.

Adán y Eva:

Se trata de dos raíces que se llevan juntas, para atraer el amor. En ocasiones, estas dos raíces se las reparten dos esposos o dos amantes, para asegurar su mutua fidelidad.

Adonis:

Protege contra el mal de ojo. Elimina los obstáculos.
He aquí una planta herbácea vivaz de tronco grueso y color oscuro, con el tallo erguido, densamente cubierto de hojas sésiles lineares y rematado por una sola flor de color amarillo. El adonis florece a principios de la primavera, y su flor sólo se abre completamente con tiempo soleado. Toda la planta es venenosa; se la encuentra en las laderas soleadas de subsuelo calcáreo. Se utiliza desde la antigüedad para el tratamiento de afecciones sexuales; su empleo en cardiología es más reciente.
El tallo foliado (herba adonidis) se recoge a mano en la época de plena floración, dejando las partes inferiores duras.
Se seca bajo flujo de aire caliente, a una temperatura que puede alcanzar los 60° C. Ya libre de humedad, se almacenan los tallos en sobres cerrados; no debiendo ser conservados más allá de dos años. Entre las substancias activas, podemos citar sobre todo los glucósidos cardiacos llamados cardenólidos. Las partes activas presentan un efecto cardiotónico, al igual que las hojas de digital, pero su acción es más rápida y no se acumulan las substancias en el organismo. Estas substancias actúan sobre el sistema nervioso central y tienen un efecto sedante (calmante) sobre la tos rebelde, los ataques de asma, e incluso de epilepsia, los calambres y los dolores reumáticos. Son también diuréticas y desinfectantes. La infusión de adonis (infusum adonis vernalis) sólo debe consumirse con prescripción médica.
Una especie parecida, anual, el adonis de verano (a. estivalis) también es venenosa; pero su acción medicinal resulta menos pronunciada, por eso no se recoge. Planta tóxica.
Época de floración: IV-V Cosecha: tallo foliado IV-V.

Adormidera (Papaver somniferum):

Planta herbácea anual cultivada en pequeña y gran escala por sus virtudes alimentarias, oleaginosas y medicinales. Su raíz vertical soporta un alto tallo ramificado con hojas sésiles y ovaladas, el cual está rematado por grandes flores entre blancas y rojas. El fruto es una cápsula. Toda la planta se halla recorrida por una red de laticíferos por los que circula un látex blanco. Casi su totalidad es venenosa, con excepción de las semillas maduras. La industria farmacéutica utiliza el jugo desecado obtenido por incisión de las cápsulas inmaduras, que es el opio (opium crudum). También se aprovechan las propias cápsulas inmaduras tras su secado (fructus papaveris immaturus). Estas últimas son sobre todo las que permiten la obtención de diversos alcaloides. El opio contiene unos 25, de los que el más importante, la morfina, representa el 20% del opio. La morfina es un sedante del sistema nervioso central, alivia los dolores, calma la tos y frena el perista1tismo intestinal. La codeína, presente en un 39%, proporciona unos efectos menos marcados, y se emplea contra la tos. La papaverina es un antiespasmódico de la musculatura lisa, que también se utiliza contra la diarrea, los cólicos biliares, etc. Todos lo a1caloides del opio son narcóticos; es decir, resultan estupefacientes que acarrean un hábito. Su empleo prolongado conduce a un envenenamiento crónico, que desemboca en la ruina física y en la muerte del individuo.
El opio, la tintura de opio (tinctura opü) y todos los preparados a base de alcaloides del opio, están sometidos a la reglamentación internacional sobre los estupefacientes.
Época de floración: VI VIII Cosecha: cápsulas inmaduras VII VIII; cápsulas maduras VIII-IX.

Agarico:

Blanco Proporciona prosperidad material.

Agracejo, (Berberis vulgaris):

Arbolito de hojas ovaladas, dentadas y orladas de espinas, que crecen en haces sobre braquiblastos en la axila de las espinas. Las flores amarillas se agrupan en racimos colgantes. Los frutos son bayas ovaladas rojas. Salvo dichas bayas, la planta es venenosa. Esta especie crece por toda Europa hasta Caucasia, y es corriente encontrarla en los bosques, en los collados soleados, y en las lindes de los campos. Sus propiedades medicinales son conocidas desde hace mucho tiempo: se utilizaba como febrífugo estomático, hepático y cardiaco.
Se recolectan la corteza y los frutos (cortex, fructus berberidis). La corteza se coge tanto en las ramas como en las raíces; se limpia, se seca (incluso al sol) y se elimina su humedad residual en secado a una temperatura de hasta 50 C. La corteza contiene alcaloides entre los cuales destaca la berberina. Esta última es altamente tóxica, por lo que la corteza del agracejo ofrece un uso medicinal relativamente escaso, y siempre bajo vigilancia médica. Se la prescribe para el tratamiento de los trastornos renales, contra los cálculos urinarios, y también para estimular la actividad gástrica y hepática. Además encuentra aplicación en el tratamiento del aparato circulatorio. En pequeñas dosis, es catártica, colagoga y diurética; en fuertes dosis produce un estado de estupor, vómitos, diarreas, e incluso una parálisis del aparato respiratorio. Se recogen los frutos en plena maduración, en otoño; y se pueden consumir frescos, en conserva o secos. Proporcionan un sabor ácido y contienen gran cantidad de vitamina C. Sirven para preparar té o tisanas refrescantes. Planta tóxica.
Época de floración: V-VI Cosecha: corteza III-IV y X; frutos X.

Agrimonia:

Se utiliza para obtener justicia. Ayuda a progresar. Protege en los pleitos.

Aguileña:

Despierta la pasión amorosa.

Ajedrea:

Para la suerte la curación y longevidad.

AJENJO (artemisia absinthium):

Destrucción de espectros. Rezan algunos textos que para librarse de las preocupaciones se puede fumar ajenjo. Planta perenne, flores verdes amarillentas. Muy extendida por todo el mundo. Digestión, drenaje de bilis, parásitos, menstruaciones dolorosas. Contiene: A.e. que contiene tuyona, jugo amargo (absentina), ácidos orgánicos, taninos.

AJO (alium sativum):

Frotado en sabañones y callos, diabetes, machacado con miel para reuma, equilibra la presión sanguínea.
Si se le cuelga de los marcos de las ventanas y de las puertas, el ajo ahuyentará el mal de ojo y también todos los espíritus malignos. Antiguamente, lo utilizaban los marineros para evitar que sus barcas naufragaran.
Planta perenne de bulbo compuesto de bulbillos (dientes), de tallo erguido rematado por una inflorescencia en umbela, que lleva numerosos bulbillos entre las flores. La inflorescencia está protegida por una espata escamosa. El ajo se cultiva desde siempre como hortaliza, planta aromática y medicinal de primer orden.
Se conocen numerosas variedades, que se pueden clasificar en dos grupos principales: un ajo tierno de invierno que se planta en otoño y que da origen, al año siguiente, a un bohordo floral provisto de bulbillos; y un ajo de invierno o de primavera, que se puede sembrar en otoño o en primavera, pero que no produce bohordos florales. Ambas formas se multiplican por división vegetativa y plantación de dientes. Se recoge el ajo a su maduración, se pone a secar y se le almacena en un lugar seco protegido contra las heladas.
La propiedad medicinal se debe al bulbo (bulbus allii sativi) empleado fresco o en conserva. Contiene un aceite esencial y un compuesto sulfuroso, la aliina, que se descompone bajo el efecto del aire (células dañadas) en alicina, de fuerte olor y en ah – disulfuros. Contiene también una fuerte proporción de yodo. El ajo es un agente que actúa contra la esclerosis y un potente hipotensor. También resulta un desinfectante intestinal usado en caso de trastornos digestivos y en las epidemias de gripe.
Es colagogo y antiparasitario. Alivia también las picaduras de insectos; pero puede provocar eczemas en caso de uso prolongado.
Época de floración: VII-IX Cosecha: bulbos VIII.

Álamo:

Incienso de Júpiter (ver inciensos). Tonifica el sistema nervioso favorece las facultades mentales.

ALBAHACA (ocimum bacilicum):

Estimulante estomacal, carminativo. Contiene: A.e., taninos, glucósidos, saponina.
Es una de las plantas más benéficas que existen. Buen protector del entorno negativo. Aporta claridad metal, actúa contra la angustia, y favorece el desarrollo psíquico y espiritual. Una maceta de Albahaca puesta en el hogar “recoge” energía negativas que allí hubiera. La mujer es como una fruta que no entregará su dulzura hasta que la aprietes entre tus manos. Mira la albahaca: si no la aprietas al calor de tus dedos, de ella no brotará ningún perfume”. (Sheikh Nefzawi). Planta consagrada a Venus y en la India a Vishnu.

Albaricoque:

Protege de los falsos amigos . Estimula el deseo sexual. Si se tira desde el exterior un hueso a la ventana de una casa y penetra al interior de la misma, esto aporta felicidad a la familia.

ALCACHOFA (cynara scolymus):

Reuma, articulaciones, excelente para hígado y vesícula.

Alcanfor:

Protege de accidentes provocados bajo los auspicios de Aries. Saneamiento de lugares. Atrae sueños proféticos. Limpieza de larvas astrales.

Alcaparra, (Capparis spinosa):

La Alcaparra o Alcaparrera es un arbusto de hoja perenne de 1-1,5 m de altura.
Las hojas se disponen alternas, son simples y pecioladas, de contorno redondeado, con el extremo obtuso; en la base del pecíolo aparece un par de estípulas transformadas en ganchos espinosos.
Las flores se disponen solitarias y nacen de la axila de las hojas, alcanzando abiertas los 10 cm. de diámetro, con cuatro sépalos verdosos o purpúreos, dos pétalos blanquecinos y numerosos estambres de color violáceo.
Los capullos (alcaparras) y los frutos (alcaparrones) se recolectan para consumo, habitualmente conservados en salmuera.
Se le atribuyen propiedades medicinales como diuréticas, depurativas, antihemorroidales y vasoconstrictoras. También se ha usado un extracto de raíz en cosmética para fortalecer el pelo.

Alcaravea:

Contribuye a recobra la alegría perdida . Ayuda a ganar amistades. También se utiliza para sazonar conservas, en quesos y pasteles. Parte afrodisíaca: las semillas. “Descubre tus pechos, Julia mía, déjame contemplar esa circunmortal pureza. Entre esas glorias se posarán mis labios, extasiados de esa hermosa Vía Láctea”. (Robert Herrick). Estimulante de la secreción láctea en las mujeres.

Alfalfa:

Se suele tener en casa, para proteger contra la pobreza.

Aliso negro:

Ayuda en asuntos con la justicia y pleitos.

Aliso de mar:

Contra la esterilidad . Protege de las ideas negativas, mentiras y difamaciones.

Almendra:

Da buena suerte y fortuna . Facilita el trabajo mental . Colabora en la apertura de planos superiores.

Almizcle:

Es una sustancia que segrega el ciervo almizclero por medio de una glándula del abdomen y que atrae a las hembras de la misma especie. Muchas pociones de amor de India y China incluyen esta sustancia, teniéndola como una panacea. En la actualidad China cría estos ciervos en cautividad con el fin de extraerles esta sustancia sin tener que matarlos.

Altea:

Potencia la capacidad mental e intelectual.

Amapola:

Facilita la comunicación con el mundo de los espíritus. Sueños premonitorios. Calma y paz. El agua de amapola esparcida sobre un colchón favorece el sueño tranquilo de los insomnes.

Ámbar:

Forma parte de los inciensos de Júpiter. Protector del hogar. Atrae suerte y bienestar. Un amuleto hecho de ámbar (si es con incrustaciones animales mejor), no solo protege a la persona de envidias, sino que le da poder y magnetismo personal. Siempre que el ámbar sea autentico y no sintético, claro.

Ámbar Gris:

Desarrollo mental. Proviene de las vísceras del cachalote. Es una sustancia de color gris y de olor dulzón. Apreciado en perfumería. Muy afrodisíaco. Era el perfume favorito de Madame de Barry. En el siglo XVIII se masticaba en tabletas para el mal aliento y estimular el deseo sexual. Su precio es muy elevado a pesar de que antiguamente se utilizaba en la cocina.

Angélica:

Rechaza y anula las fuerzas del mal. Evolución espiritual. Muy bueno en incienso para limpieza de casa. Ayuda a alejar los espíritus “intrusos” del hogar.

Anís Estrellado:

Protector del psiquismo. Anula las malas influencias del entorno familiar. Facilita la inspiración antes de tiradas de tarot o cartomancia, etc..Una estrella guardada en la cartera ayuda a conservar el dinero en el monedero. Si la estrella se lleva como amuleto sobre el cuerpo en bolsa roja, protege de las envidias externas.

Anís:

Las semillas de la Pimpinella anis además de carminativas son utilizadas en bebidas como la absenta junto con el aceite de ajenjo. En India preparaban una receta antigua con miel y semillas de anís para alargar el lingam antes del coito. Las semillas de anís son muy eficaces masticadas crudas para eliminar las flatulencias y el mal aliento de la boca. La semilla sé lleva en una pequeña bolsa de flanela roja, para atraer el amor y facilitar el matrimonio.

Apio:

Incrementa los poderes psíquicos. Afrodisíaco y estimulante erótico. Calma el sistema nervios. Igual que las trufas, el apio contiene feromonas, una sustancia afrodisíaca que se desprende por ejemplo en las sopas de apio.

Arenaria:

Ayuda a quitarse las dependencias de vicios y/o droga.

ÁRNICA: (arnica montana)

Potencia la salud y favorece las curaciones. Disuelve situaciones tristes
(Flores en uso interno y/o externo) golpes y contusiones, quebraduras de huesos. Cuidado: puede irritar riñones. Contiene: A.e., carotenoides, arnicina (jugo amargo), saponina, esteroles, isoquercitina, taninos, resina.

Aro, (Arum macu1atum):

Planta perenne de rizoma tuberoso subterráneo, que da origen a hojas pecio1adas sagitales, a veces salpicadas de manchas oscuras. Estas hojas envuelven el bohordo floral rematado por una espata en forma de cuerno que protege la propia inflorescencia (espádice). En la base del espádice se encuentran las flores con pistilo, y arriba las flores con estambre. El espádice desprende un olor repugnante para los humanos, pero que atrae a los insectos po1inizadores. Los frutos son bayas rojas (ver figura, abajo a la izquierda). Toda la planta es venenosa aunque desaparezca esta toxicidad con el calor. El aro existe en Europa central y meridional; y, de forma esporádica, en los bosques húmedos del fondo de los valles y en los matorrales, tanto en el llano como en la montaña. Antiguamente, estaba considerada como una planta mágica y cultual; también se la mezclaba con la harina de panadería.
En esta planta se recoge el rizoma (rhizoma ari). Después de extraerlo de la tierra, se debe lavar a fondo, pelar y cortar por la mitad en el sentido 10ngitudina1, para luego dejar10 secar sobre cañizos o colgado con cuerdas. Contiene un glucósido tóxico, la azonina, saponina, almidón y oxa1ato cálcico, que le confiere un sabor muy fuerte. Raras veces usado en nuestros días, pero aparece frecuentemente en la medicina medieval, donde era consumido en forma de polvos (junto con el ácoro, la pimpinela, la canela, el ajenjo, la madera de enebro y el azúcar) en el tratamiento de los trastornos gástricos, a razón de una punta de cuchillo antes de las comidas.
Planta tóxica Época de floración: IV-V Cosecha: rizoma III.

Arroz:

Símbolo de fertilidad, es bien conocido por su uso en las bodas. Unos granos de arroz llevados en un bolsillo o bolso, asegurarán que haya siempre buena comida en la mesa.

ARTEMISA: (artemisia vulgaris):

Enfermedades del útero y ovarios, problemas y dolores menstruales (no usar más de tres meses seguido y nunca durante la menstruación). Contiene: A.e.: cineol y tuyona, taninos, jugos amargos.
Resuelve problemas en el hogar. Mejora el amor entre la pareja. Favorece la visión clara. Muy bueno como incienso de limpieza del hogar. Elimina las larvas astrales. Se dice que, colocada junto a la cama, esta hiera facilita las proyecciones astrales.

Asa Fétida:

Se lleva en una pequeña bolsa colgada del cuello, para protege: del frío y repeler el mal. Esta hierba tan aromática, se conoce también como “incienso del diablo” y se quema en los rituales mágicos, para ahuyentar el mal.

Avena:

Proporciona vitalidad y fuerza. Protege. Atrae prosperidad material
Planta herbácea anual cultivada en pleno campo como importante cereal que es. La raíz fasciculada da origen a tallos articulados rematados por panículos florales. Las hojas lineales y envolventes presentan una gran flor ligu1ada. Las espiguillas colgantes están protegidas por dos glumas. El fruto es una cariópside. Originaria de Europa oriental, se cultiva en el mundo entero, salvo en regiones tropicales, sobre todo en latitudes nórdicas y en altura. Se utilizan con fines medicinales sobre todo los granos (fructus avenae), aunque también la paja en menor medida. Los granos obtenidos por trilla de la avena madura y seca, son cribados en las máquinas de fábricas de harina y prensados, para dar los copos de avena. Estos contienen valiosos albuminoides, glocósidos, complejo vitamínico B, ácido pantoténico, carotenos, enzimas, almidón y substancias minerales, sobre todo en forma de silicatos. Los copos de avena sirven para preparar sopas y papil1as nutritivas, que están particularmente indicadas para los convalecientes que recobran sus fuerzas después de sufrir enfermedades graves, operaciones, y diarreas violentas. Una infusión de dos a tres cucharaditas de copos de avena por cada taza de agua (a consumir de 2 a 3 veces diarias) estimula el apetito y alivia los dolores de garganta y pecho. También tiene un efecto claramente reconstituyente en caso de fatiga nerviosa, nerviosismo e insomnio.
Reduce la actividad tiroidal y constituye un fármaco secundario para el tratamiento de diabetes, esclerosis e hipertensión.
La paja de avena sirve para preparar baños calmantes de dolores reumáticos, ciáticos y de afecciones hepáticas. Su decocción es eficaz contra el eczema y los sabañones.
Época de floración: VII.
Cosecha: grano y paja VIII-IX.

Avellano (Corylus avellana):

Arbusto alto de ramas pardas y flexibles, y con hojas alternas, rugosas y de forma ovalada. Es una planta monoica; las flores estaminíferas se agrupan en amentos; las flores con pistilo son protegidas por yemas que dejan asomar los estigmas rojos. El avellano florece al principio de la primavera, antes de la eclosión de las hojas. Sus frutos son las avellanas. En la naturaleza aparece en el lindero de los bosques y montes de la zona templada; numerosas variedades se cultivan en los jardines.
Se recolectan tanto las hojas como la corteza y las semillas (folium, cortex, nux coryli avellanae). Las hojas se arrancan a mano con tiempo seco, y la corteza se recoge en primavera de los ramos jóvenes. Todas estas partes se ponen a secar sobre cañizos expuestos a corrientes de aire, o en secadero, a una temperatura máxima de 40 °C. Contienen aceites esenciales, glucósidos y azúcar; la corteza ofrece además taninos y ácidos orgánicos. Se emplean para la preparación de tisanas diuréticas, útiles para los cuidados de las varices y de los trastornos circulatorios; exteriormente, en baños alivian las hemorroides; y en lavados las heridas supurantes. Las semillas contienen hasta un 60% de aceite, albúminas, azúcares y vitaminas. Son muy nutritivas y ejercen un efecto beneficioso sobre el sistema nervioso. Las avellanas entran en numerosos productos de confitería y pastelería. Su aceite sirve para la fabricación de jabones y artículos de perfumería, así como de aceites industriales. El avellano florece a principios de la primavera.
Época de floración: II-III Cosecha: hojas V-VIII; corteza III; avellanas IX-X.

Azafrán (Crocus sativus):

Se obtiene de los pistilos secos de la flor. Además de dar sabor y color a las comidas estimula sexualmente. Se utiliza mucho en los bebedizos de Oriente
Planta herbácea perenne dotada de un bulbo escamoso subterráneo y de hojas lineales reforzadas por un nervio de color claro. Su corto bohordo floral es rematado por una flor en forma de embudo, de color violeta claro, dividida en 6 lóbulos. Su estilo amarillo se separa en tres partes, cada una de las cuales se termina en un estigma de color naranja (ver detalle). Dichos estigmas sobresalen por encima de la flor. El azafrán se multiplica mediante los bulbos hijos que aparecen en la base del bulbo madre. Desde siempre se ha cultivado en Asia menor como especie perfumada, colorante y planta medicinal. Se recolectan sus estigmas (stigma croci) cortándolos a mano, junto con una parte del estilo, después de haber recogido la flor entera. Se deben poner a secar los estilos el mismo día en secadero o sobre piedras previamente calentadas; deben perder su agua en media hora, y así es como adquieren su peculiar aroma y conservan su color anaranjado. Contienen crocinas -pigmento carotenoide emparentado con los glucósidos-, un jugo amargo también de la familia de los glucósidos, la picrocrocina, y otras substancias. Se utiliza el azafrán en la farmacología para la fabricación de tinturas, extractos, aguas oculares y colirios.
El azafrán es una excelente especie culinaria para salsas, sopas y ensaladas. Su elevado precio es la causa de que se utilicen sucedáneos con demasiada frecuencia.
Época de floración: IX XI Cosecha: flores IX-XI.


BIBLIOGRAFÍA

http://www.arcomedievo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s