Archivos de la categoría ‘Uncategorized’


La palabra solo, tanto cuando es adverbio y equivale a solamente (Solo llevaba un par de monedas en el bolsillo) como cuando es adjetivo (No me gusta estar solo), así como los demostrativos este, ese y aquel, con sus femeninos y plurales, funcionen como pronombres (Este es tonto; Quiero aquella) o como determinantes (aquellos tipos, la chica esa), no deben llevar tilde según las reglas generales de acentuación, bien por tratarse de palabras bisílabas llanas terminadas en vocal o en -s, bien, en el caso de aquel, por ser aguda y acabar en consonante distinta de n o s.


Las antiguas reglas ortográficas

Las reglas ortográficas anteriores prescribían el uso de tilde diacrítica en el adverbio solo y los pronombres demostrativos para distinguirlos, respectivamente, del adjetivo solo y de los determinantes demostrativos, cuando en un mismo enunciado eran posibles ambas interpretaciones y podían producirse casos de ambigüedad, como en los ejemplos siguientes:

Trabaja sólo los domingos [= ‘trabaja solamente los domingos’]

Para evitar su confusión con Trabaja solo los domingos [= ‘trabaja sin compañía los domingos’] o:

¿Por qué compraron aquéllos libros usados? (aquéllos es el sujeto de la oración), frente a ¿Por qué compraron aquellos libros usados? (el sujeto de esta oración no está expreso, y aquellos acompaña al sustantivo libros).


¿Por qué la nueva norma lingüística?

El empleo tradicional de la tilde en el adverbio solo y los pronombres demostrativos no cumple el requisito fundamental que justifica el uso de la tilde diacrítica, que es el de oponer palabras tónicas o acentuadas a palabras átonas o inacentuadas formalmente idénticas, ya que tanto solo como los demostrativos son siempre palabras tónicas en cualquiera de sus funciones. Por eso, a partir de ahora SE PODRÁ PRESCINDIR de la tilde en estas formas incluso en casos de ambigüedad. LA RECOMENDACIÓN GENERAL ES: No tildar nunca estas palabras.


Las ambigüedades

Pueden resolverse casi siempre por el propio contexto comunicativo (lingüístico o extralingüístico), en función del cual solo suele ser admisible una de las dos opciones interpretativas.

Los casos reales en los que se produce una ambigüedad que el contexto comunicativo no es capaz de despejar son raros y rebuscados, y SIEMPRE pueden evitarse por otros medios, como el empleo de sinónimos (solamente o únicamente, en el caso del adverbio solo), una puntuación adecuada, la inclusión de algún elemento que impida el doble sentido o un cambio en el orden de palabras que fuerce una única interpretación.


BIBLIOGRAFÍA

RAE

Anuncios

Sobretodo Vs Sobre Todo

Publicado: noviembre 28, 2018 en Escritura, Uncategorized
Etiquetas:, ,

SOBRETODO: Prenda de vestir ancha, larga y con mangas, en general más ligera que el gabán, que se lleva sobre el traje ordinario.

SOBRE TODO: Especialmente, principalmente:

«Me encanta la música ligera, sobre todo cuando es lenta».

Es locución adverbial y se escribe siempre en dos palabras.

No debe confundirse con sobretodo, sustantivo masculino que significa ‘prenda de vestir, larga y con mangas, que se lleva encima de las demás prendas’ y que, en América, se emplea como sinónimo de abrigo:

«Albert Camus posa con el cuello del sobretodo levantado para enfrentar el frío parisino».


Su nombre significa en lengua Acadia: «Assur es el creador de su heredero» y fue el último gran rey del imperio neoasírio. Fue un conquistador temible e implacable, que expandió los límites del imperio más que ningún otro dejando allí por donde pasaba un rastro imborrable en forma de ciudades destruidas y poblaciones enteras deportadas.

Era conocido con diversos nombres: en el Antiguo Testamento, es mencionado como Osnaper (libro de Esdras, 4:10), los griegos lo conocían como Sardanapal, y el historiador romano Marco Juniano Justino, como Sardanapalus. Este es el nombre que pasó a los textos medievales el cual en español se conoce como Sardanápalo.assurbanipal_1583922_m

Los acontecimientos del reinado y hechos personales de este importante personaje nos son conocidos por numerosas inscripciones de todo tipo (cartas, decretos, textos históricos, documentos jurídicos, etc.). Fue el tercero de los hijos del rey Assarhaddón, a quien sucedió en el trono, y de su esposa Eshar-hamat. Su ascenso estuvo de antemano garantizado por un juramento de fidelidad que su abuela, la reina Naqi’a, había impuesto a los demás hermanos de Assurbanipal y al resto de la nobleza asiria. El rey, que pudo seguir controlando el gran Imperio creado por sus antepasados y que iba desde Menfis a Persia, centró su política muy pronto en llevar a término la obra inacabada de su padre: la conquista de Egipto.


El Imperio Asirio.

Con la expresión mat d(ingir) Ashshur, que significa ‘País del dios Assur’, se conocía una extensa región del norte de la antigua Mesopotamia, en la que se asentaron los asirios. En las fuentes arameas Assur equivalía a la región comprendida entre el valle del río Tigris y su afluente el Zab inferior. Para los babilonios, Asiria estaba englobada en el País de Subartu. El griego Heródoto denominaría Assuria a un territorio de extensión variable, coincidente, a veces, con la totalidad de Mesopotamia.

Debido a las invasiones arameas, durante los siglos XI y X a.C., Asiria hubo de replegarse a su territorio primitivo, si bien pronto emprendió la reconquista de la Yazira mediante anuales campañas sangrientas contra los reinos arameos. Incluso pudo abrirse camino hasta alcanzar las costas del mar Mediterráneo. Sería con Tiglat-pileser III (744-727 a.C.), y sobre todo con Sargón II (722-705 a.C.) y sus sucesores, los Sargónidas, cuando Asiria conocería su máximo apogeo político y territorial, extendiéndose su control e influencia prácticamente desde el golfo Pérsico por el sur hasta los montes Zagros y el territorio de Urartu por el norte, y desde el Irán por el este al Mediterráneo al oeste.Assyrie_general

Incluso, Asiria llegó a ocupar durante un corto periodo de tiempo el norte de Egipto, tras haber hecho incursiones militares hasta la propia Tebas. Entre el 614 y el 610 a,.C. Asiria conoció su declive definitivo, al no poder hacer frente a una coalición de caldeos y medos. El reducto asirio de Kharrán fue testigo de la muerte del último rey asirio, de nombre Assur-Uballit II, en el año 609 a.C.


Un rey que sabía leer y escribir. La biblioteca de Ninive.

Las inscripciones y textos que dejó como rey, así como su labor como restaurador de los templos dedicados a los dioses asirios o el empeño que puso en mantener y ampliar la biblioteca de Ninive dejan entrever que recibió una educación esmerada y que conoció el arte de la escritura.Milkau_Assurbanipal_als_hoher_Priester_51-2

La magnífica biblioteca de Ninive, con mas de veinte mil tablillas de arcilla escritas en caracteres cuneiformes con una amplia variedad de textos épicos, religiosos, proféticos o astrológicos, además de documentos administrativos o diccionarios de sinónimos en distintas lenguas mesopotámicas que han sido de inestimable ayuda a los estudiosos a la hora de descibrar lenguas mesopotámicas como el sumerio o el acadio; mostraba el nivel cultural del monarca para la época.

Además en la biblioteca estaba todo organizado sistemáticamente y catalogado de forma conveniente por un cuerpo de funcionarios que tenían también instrucciones de recorrer el territorio del imperio en busca de nuevos textos, copiarlos e incorporarlos a los fondos regios.como-fue-ninive-390x260


Sardápalo, la vida como desenfreno.

Los griegos le dieron al rey el nombre de Sardápalo y además le concedieron la imagen de soberano solo atento al placer desenfrenado.

Según el historiador y médico griego Ctesías de Cnido:

«Sardápalo sobrepasó a todos sus predecesores en libertinaje y holgazanería, pues no sólo no se mostró jamás al mundo, sino que llevaba la vida de una mujer».

Su palacio de Ninive era el escenario de una orgía continua, lo que fue aprovechado por sus enemigos para ponerle cerco. En lugar de salir a conbatirlos, la respuesta de Sardápalo fue levantar una inmensa hoguera, reunir su oro y su plata, a sus concubinas y eunucos, y prenderle fuego a todo, él incluido.1920px-Delacroix_-_La_Mort_de_Sardanapale_(1827)

Esta fantasiosa historia hizo fortuna en Europa, como lo prueban las obras de arte inspiradas en ella: «Sardápalo», de Lord Byron y «La muerte de Sardápalo» de Eugéne Delacroix.


Las cacerías rituales de leones.

Parece que la tranquilidad de la vida palaciega no era demasiado atractiva para los soberanos asirios, que cuando no estaban dedicados a la guerra saciaban sus instintos bélicos en cacerías. Para ello se apresaban grupos de animales, como leones, antílopes o asnos salvajes, que después eran soltados en terrenos acordonados para que el rey pudiese cumplir el rito de la caza a pie o montado en su carro, convenientemente armado y acompañado por su guardia.Assurbanipal a la caza del leon-Pal Assurbanipal Ninive-British Museum 9

Una elocuente cacería de leones está recogida en los frisos del palacio de Nínive, donde aparece Assurbanipal montado sobre bigas y cuádrigas, acompañado de sus servidores, dando muerte a los leones con lanzas y flechas. Otros acompañantes acosan a los animales portando fustas a caballo o disparando con arcos, recogiendo un panorama en el que los leones huyen, se agitan, sufren, se revuelven al ser alcanzados por las flechas y agonizan rugiendo.Assurbanipal a la caza del leon-Pal Assurbanipal Ninive-British Museum 1

Las cacerías de leones tenían un fuerte componente ritual para los asirios. En una de las estelas, Assurbanipal derrama una libación sobre cuatro leones muertos rodeado de sus sirvientes. La inscripción de la estela reza:

«Soy Assurbanipal, rey de los ejércitos, rey de Asiria […] Tomé un leon del desierto por su cola y al mando de Enurta y Nergal, los dioses que son mis ayudantes, aplasté su craneo con mi havha».


Las historia del rey.

Los acontecimientos del reinado y hechos personales de este importante personaje nos son conocidos por numerosas inscripciones de todo tipo (cartas, decretos, textos históricos, documentos jurídicos, etc.). Fue el tercero de los hijos del rey Assarhaddón, a quien sucedió en el trono, y de su esposa Eshar-hamat. Su ascenso estuvo de antemano garantizado por un juramento de fidelidad que su abuela, la reina Naqi’a, había impuesto a los demás hermanos de Assurbanipal y al resto de la nobleza asiria.Assurbanipal matando un leon-Pal Assurbanipal Ninive-British Museum 11

El rey, que pudo seguir controlando el gran Imperio creado por sus antepasados y que iba desde Menfis a Persia, centró su política muy pronto en llevar a término la obra inacabada de su padre: la conquista de Egipto. Para ello, envió prontamente un gran contingente de tropas que lograron una victoria en Menfis y la huida del faraón Taharqa, que causaba constantes perturbaciones. Los asirios se dispusieron así a llevar a cabo una empresa de mayor envergadura: avanzar sobre Tebas. Sin embargo, la magnitud de la aventura y la conspiración de los propios egipcios hicieron que Assurbanipal optara por suspender tal empresa. La muerte de Taharqa motivó que su sucesor, Tanutamón, intentase la recuperación de todo Egipto, para lo cual llegó a Menfis en una rápida campaña militar, dio muerte a Nekao I y expulsó a Psammético I. Esta acción sirvió de reactivo a las tropas asirias que partieron para Egipto y, después de tomar Menfis, llegaron a Tebas, ciudad que fue devastada. De esta manera, Asiria, al tiempo que eliminaba el poderío etíope, se hizo dueña de todo Egipto.Assurbanipal_lion_hunt

En Babilonia, en el 652 a.C., el hermano de Assurbanipal, llamado Shamash-shum-ukin, aprovechó el descontento general y se alzó contra él con la ayuda de Egipto, algunos príncipes sirios, los elamitas e incluso los nómadas árabes (qidri, aribi, nabaiti). Asiria, mediante el envío de tropas y constantes intrigas políticas, cuya relación no puede aquí pormenorizarse, logró contener la situación y asestar un duro golpe a Babilonia, ciudad que fue tomada por asalto en el 648 a.C. Babilonia quedó entonces en manos de Assurbanipal, quien bajo el nombre de Kandalanu fue reconocido como rey.

Assurbanipal realizó otras operaciones de castigo que le reportaron enormes botines; derrotó por ejemplo a los árabes, que habían ayudado a Babilonia, y a los príncipes de Siria y Palestina, que habían colaborado en las sublevaciones. assurbanipal-3

También se preocupó también por la religión y la cultura. Enriqueció y protegió numerosos templos de Asiria y Babilonia y creó en Nínive una extraordinaria biblioteca en la que ordenó reunir todo tipo de textos escritos, fuesen original o copia. La esposa del rey se llamó Assur-sharrat y de sus hijos han llegado los nombres de Assur-etil-ilani-ukinni y Sin-shar-ishkun, que le sucedieron sucesivamente, si bien el primero fue cuestionado en su acceso al trono.


Bibliografía.

Colección Historia National Geographic

http://domuspucelae.blogspot.com/2013/07/visita-virtual-assurbanipal-y-la-caza.html

http://www.enciclonet.com

Assurbanipal. Un Rey Asirio Ilustrado. Fernando Fernández Palacios.

 


  • ESCRITURA UNITARIA: Los prefijos deben escribirse siempre soldados a la base a la que afectan cuando esta es univerbal, es decir, cuando es una sola palabra: antiadherente, antirrobo, contraoferta, cuasiácrata, cuasidelito, exalcohólico, exjugadora, exmarido, interministerial, posparto, precontrato, proamnistía, semiautomático, superbién, supermodelo, ultracongelar, viceministra, etc.
  • ESCRITURA CON GUION: Los prefijos se unen con guion a la palabra base si esta comienza por mayúscula, de ahí que se emplee este signo cuando el prefijo se antepone a una sigla o a un nombre propio constituido por una sola palabra: anti- ALCA, mini-USB, pos-Gorbachov, pro-Obama.

    También es preciso emplear el guion cuando la base es una cifra: sub-21, super-8.

  • ESCRITURA SEPARADA: Los prefijos se escriben necesariamente separados de la base a la que afectan cuando esta es pluriverbal, es decir, cuando se halla constituida por varias palabras, ya se trate de locuciones o de grupos de palabras que funcionan de forma unitaria desde el punto de vista léxico: anti pena de muerte, ex alto cargo, ex chico de los recados, pre Segunda Guerra Mundial, pro derechos humanos, super en forma, vice primer ministro.
  •  


    Bibliografía

    RAE


    Siempre he escuchado aquella frase que critica tanto a los que conforman la Real Academia Española de la lengua: «No entiendo como han podido aceptar tal palabra en el diccionario» o «no tienen ni idea, la lengua la hace la gente»… Muchos podemos pensar que es por el uso excesivo que se le da a una determinada palabra, pero pocos se dan cuenta de las connotaciones de aceptar o no una palabra dentro de la lengua, o incluso una acepción; incluso quitarla.

    La mayoría piensa que los que se encargan de realizar estos trabajos son unos «viejos hombres blancos, anticuados, misógenos y carcas, rondando los setenta y de una determinada ideología política», como he podido escuchar o leer en muchas ocasiones. Nadie se para a pensar en la diversidad de gente que conforman la RAE y en los años de dedicación a las letras que hay detrás en todas sus vertientes: escritores, periodistas…

    Tan sólo lanzamos una crítica al aire, sin tener ni idea de lo que hablamos, que por otro lado es costumbre popular. Antes de juzgar, por lo menos hay que intentar entender las cosas, y esto es aplicable a todo lo que nos sucede en la vida. Hay que tratar de entender porque se hacen las cosas y así, no nos llevaremos impresiones equivocadas; porque detrás de una forma de actuar o de pensar, casi siempre hay una razón de ser. Espero que la persona que lea esto último reflexione y piense el porque se hacen ciertas cosas.

    Aquí os dejo una explicación de como es el proceso que lleva las nuevas palabras hasta el diccionario de la RAE.

    Sergi.


    Las palabras son viajeras. Se pasan la vida de boca en boca hasta que, si no se pierden en los terrenos del olvido, su definición echa raíces en el diccionario. Ahí adquieren una voz más profunda, trascendencia, que aguanta mejor el paso de los años. Pero, ¿por dónde entran? ¿Qué caminos atraviesan? ¿Cuánto tiempo han de permanecer, errantes, a la intemperie? Porque no nos engañemos: su acceso a la Academia es lento y sinuoso, incluso hostil a veces. ¿Quién tiene la última palabra sobre cada palabra? Para alcanzar su destino las posverdades y los buenistas tuvieron que soportar vuelos transatlánticos de ida y vuelta, aguantar en la camilla hasta que los expertos finalizaron su exhaustivo análisis y rezar porque las conclusiones fueran favorables. Y antes de todo eso necesitan un valedor, alguien que las saque de los libros.

    Todo comienza con una detección y una pregunta. ¿Por qué esta no? Cualquiera puede proponer la entrada de una palabra en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, que acoge las peticiones a través de la herramienta Unidrae. De hecho, fue el escrito de un particular el que consiguió que marisabidillo se aceptase en su forma masculina, una decisión avalada por el uso de esa forma registrado en el siglo XIX. Sin embargo, el grueso de las novedades llega a través de un cauce interno: o bien vienen de parte de los académicos (españoles o iberoamericanos), o bien de los lexicógrafos de la institución, que viven rastreando significados y elaborando definiciones. Aquí, ayuda también la tecnología, pues a través del programa Corpes XXI se elaboran listas de vocablos que se utilizan en los medios de comunicación y que todavía no están recogidas en el diccionario.


    Los cinco controles

    A partir del momento en el que nace la sugerencia, comienza un periplo que dura, como poco, un año y que tiene cinco controles. La primera parada se produce en las Comisiones especiales de la Academia, donde se analizan las propuestas. Existen un total de doce, divididas en especialidades (la de vocabulario científico y técnico, la de Cultura, la de neologismos) y compuestas por un número variable de expertos: la más amplia tiene doce y la más «íntima» tan solo tres. Esta división en departamentos es esencial, pues solo algunos elegidos pueden argumentar la pertinencia, o no, de sumar discinesia −«falta de coordinación muscular en los movimientos»− a las más de nueve mil entradas que conforman el diccionario. Por cierto, en esto del vocabulario científico el criterio de inclusión es si el término ha saltado de los ámbitos hiperespecializados a la divulgación.

    En esas reuniones se produce un toma y daca, donde se discuten los distintos matices del término y las diferentes problemáticas que suscita la nueva palabra. Porque más allá de la frecuencia de uso y de la dispersión geográfica del término en cuestión, los dos criterios fundamentales para la RAE, siempre hay aristas que generan disputas. ¿Existe diferencia entre «selfie» y autofoto? ¿Tiene género masculino o femenino? ¿Escribimos chakra con «c» o con «k»? Después de estas disquisiciones la iniciativa muere o pasa al siguiente nivel: la Comisión Delegada, presidida por el director de la RAE, Darío Villanueva. Aquí se acogen las propuestas anteriores y se vuelven a debatir. Sí, la entrada a la Academia tiene más puertas que escalones; y todavía estamos en la segunda parada. Zanjados los debates, se elabora una propuesta concreta de su definición y de sus precisiones ortográficas y gramaticales. Pero no son ellos los que dan la forma definitiva a las entradas del diccionario, pues de eso se encarga el Instituto de Lexicografía, un tercer paso firme e imprescindible.


    Ida y vuelta a América

    «Hacemos los arreglos técnicos necesarios. Preparamos el material para que esté conforme a la planta del diccionario», explica Elena Zamora, directora técnica del DLE. Pero aquí no acaba la historia. Después de juntar un «paquete» de palabras aprobadas, este se manda a todas las academias americanas, que envían sus pareceres. Aquí, claro, surgen disputas y opiniones contradictorias. Este cuarto filtro es dispar y exige un último veredicto. «En estos casos, la Comisión Delegada toma la decisión última, siempre con arreglo a la documentación. Para nosotros eso es vital: para que algo pueda entrar en el diccionario tiene que haber documentación que lo respalde. Es indispensable y está por encima de todo», continúa Zamora. Ya lo decíamos al principio: el viaje a América es siempre de ida y vuelta.

    El trayecto, en efecto, es largo: cada uno de los cinco filtros de la institución tiene que pasarse por consenso, esto es, con acuerdo común de todos los integrantes de cada comisión. Esto genera un proceso que, como anotábamos, dura como mínimo un año en el mejor de los casos. Sin embargo, el peso de algunas palabras, el ruido que generan en la sociedad, obliga a veces a tomar una camino más corto. La celebérrima posverdad nunca pasó por una comisión especializada: su inclusión en el diccionario se debatió directamente en el Pleno de la Academia. De hecho, se inició su discusión el pasado 22 de junio, el mismo día que los Reyes realizaban su visita anual al acto, tal y como recuerda Darío Villanueva, director de la RAE: «En aquel debate salieron varias ideas para su definición. Luego la propuesta se mandó al Instituto de Lexicografía y de ahí a las academias americanas». Ni la vía rápida evita los peajes.


    Bibliografía

    Aquí tenéis la noticia completa


    Alrededor del año 2009 varios investigadores realizaron un estudio de las diferentes vías romanas que atraviesan la comunidad autónoma de Castilla y León. En concreto, una de ellas, la que va desde Castro Urdiales hasta Osma de Alaba (Flaviobriga – Uxama Barca), en un total de 115 kilómetros, atravesando la zona de las Merindades, así como lugares de interés de Euskadi por las provincias de Bizkaia y Araba. Via Romana

    Parte importante del estudio de esta vía se ha realizado entre el Valle de Mena, la Merindad de Montija y el Valle de Losa, siendo para el autor de especial interés su paso por el pueblo de Salinas de Rosio y la Merindad de Montija, por tener ascendencia familiar. Por esta razón, se hará hincapié tan solo en estas zonas.

    La tradición oral de la zona siempre ha marcado un camino del pueblo de Irús como una calzada romana, pero estudios recientes demuestran que tan sólo es un camino medieval que va desde la zona de Mena hasta Montija, siendo la verdadera calzada romana otra hoy olvidada en el tiempo. Calzada Pro Merindades

    Sergi.


    Cómo se construían las calzadas romanas

    El proceso era laborioso pero muy efectivo y se basaba en la acumulación de diferentes capas de material. Primero se excavaba un lecho de un metro y medio de profundidad, aproximadamente, y sobre él se disponía un nivel de canto rodado y piedras: el statumen.

    Captura de pantalla 2018-06-03 a las 22.16.23.pngEl siguiente estrato lo formaba una argamasa mezclada con guijarros, a la que se denominaba rudus. Sobre esta base se colocaba el nucleus, que era grava compactada con arcilla, arena o tierra suelta.Construcción Calzada 2

    De esta forma, se incrementaba la elasticidad de la calzada y se favorecía el drenaje del agua. Finalmente se construía el pavimentum, la parte que estaba a la vista y sobre la que circulaban carros y caballos. Estaba elaborado bien con adoquines y piedrecitas, o bien con un enlosado de piedras planas colocadas muy juntas. En los costados de la calzada se alineaban los canales para el desagüe y generalmente se construían junto a ellos aceras amplias para que pudieran andar los peatones.Construccion Calzada 1


    Los Miliarios

    Relativo a la milla, medida itineraria de los romanos que equivalía a 1478,50 metros. Se aplica a la columna o piedra que indicaba la distancia de mil pasos en las calzadas romanas. Solía ser de granito, con una base cúbica o cuadrada y medía entre 2 y 4 m de altura, con un diámetro de 50 a 80 cm.

    La mayor parte de los miliarios llevaban inscripciones grabadas directamente, dependiendo de la importancia de la calzada o de la cercanía o alejamiento de Roma, o de las ciudades de origen y destino. La inscripción constaba siempre de una serie de partes bien definidas:

    1. El título completo del emperador bajo cuyo mandato se construía o modificaba la calzada.
    2. La distancia hasta Roma o la localidad más importante de la vía.
    3. El gobernador o/y la unidad militar responsable de las obras en la calzada.
    4. La expresión refecit o reparavit si se trataba de una obra de mantenimiento de la vía.

    Los Miliarios de la Calzada Romana de Flaviobriga – Uxama Barca

    Captura de pantalla 2018-06-06 a las 23.31.22

    Captura de pantalla 2018-06-06 a las 23.29.24

    Captura de pantalla 2018-06-06 a las 23.29.41


    Flaviobriga – Uxama Barca: Tramo que atraviesa el Valle de Mena

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.


    Flaviobriga – Uxama Barca: Tramo que atraviesa la Merindad de Montija

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.


    Flaviobriga – Uxama Barca: Tramo que atraviesa el Valle de Losa y Salinas de Rosio

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.


    El Camino de Enderrozas de Irús ¿es realmente una calzada romana?

    La vía tiene un total de once kilómetros de longitud pero en muchos tramos ha desaparecido. El camino tiene cuatro metros de anchura media construidos mediante una “única capa de piedras hincadas en vertical y colocadas de manera inmediata”. Son de bloques de piedra caliza de pequeño y mediano tamaño amalgamados con tierra o barro y priman los cantos alargados sobre redondeados.Camino Las Enderrizas

    Podríamos suponer que esto solo ocurre en alguna zona apartada pero el estudio informó que esta disposición predomina en la mayor parte del recorrido estudiable.

    Con todo ello los analistas indican que no aparecen las señales comunes de calzada romana.

    ¿De cuándo es?

    Parece ser que era un corto camino comercial hacia los puertos cantábricos y que era transitado por mulas y machos y no carros por la dificultad de circular sobre ese pavimento. Una variante del Camino Real entre Villasana y Bercedo.

    Varios documentos del Archivo Municipal del Valle de Mena informan de las constantes reparaciones obligadas por las riadas del Cadagua, su coste y las quejas vecinales.Camino de Irús

    Un ejemplo de estos documentos, que menciona tanto Las Enderrozas como “otra” es el de 1743. En él Simón de las Ribas y Francisco del Valle Salazar (síndicos procuradores generales del Valle de Mena) presentan ante Domingo Lasomera Alvarado (teniente de gobernador y justicia ordinaria en el Valle de Mena) a diversos testigos, que declaran bajo juramento que los caminos del valle están transitables y en buen estado, y que el valle gasta grandes sumas cada año en mantenerlos practicables, incluyendo el de las Enderrozas (que es para las recuas y va desde Irús por medio del valle) y el camino carretero por el que desde hace poco transitan los carros con lana de la Cabaña Real. En este documento vemos la diferencia del camino de Uña, que ha sido tomado erróneamente por romano y el Camino Real de Villasana, para carros por su trazado en alzado, ya que es el mayor condicionante de cuantos puedan establecerse para este tipo de tráfico. (Judith Trueba Longo, 2009).

    ¿Por qué se ha identificado Las Enderrozas como una calzada romana? 

    a) Porque se han encontrado varios miliarios. Como muestra lo que contaba don José Bustamante Bricio en su obra “La tierra y los valles de Mena. Biografía de un municipio” que lo incluye como parte de la calzada romana de Flaviobriga a Pisoraca. En ella describe los miliarios y otras inscripciones encontradas.

    La primera de dichas inscripciones rezaba:

    D. N. FLAVIO VALERO SEVERO

    P. F. INVICTO NOBILIS SIM. CAES

    Y para aquellos de nosotros no familiarizados con la manía romana de las abreviaturas se leería:

     D(omino) N(ostro) FlavioValerio SeveroP(io) F(elici) Invicto Nobilissim(o) Caes(ari)

    A unos trescientos metros de esta se encontraron asimismo otros sepulcros y lápidas, una de cuyas inscripciones decía:

    IMPERATORES C. MESSIO

    Q. TRAJANO DECIO

    P. F. HERENIO ,-.UGUSTO

    TRIBUNICIAE POTESTATIS

    CIVIUM VEL VIATORUM USUI P. P.

    Lo que quiere decir:

    [Imp(eratori) Caes(ari)] G(aio) Messio [Q(uinto) Traia]no Decio [PioFel(ici) Invi]cto Aug(usto) [P(ontifici) M(aximo) Trib(unitiae) Pot]estatis III[Proco(n)s(uli) C]o(n)s(uli) III P(atri) P(atriae)

    El miliario se data entre el 1 de enero del 251 y noviembre del mismo año, o sea, el período de tiempo durante el que Decio detentó la Tribunicia Potestad y el Consulado por tercera vez.

    b) Los vetustos documentos viarios que nos han llegado del periodo Romano, bien originales o copias, nos informan de la existencia de las calzadas imperiales. Fuentes de este tipo son: El itinerario Antonino, los vasos de Vicarello, el Anónimo de Rávena, las tablas de barro de Astorga, algún otro (por no ser exhaustivos) y la Tabula Peutingeriana.

    c) La geografía y la Guerra. Limitamos con el territorio de las guerras Cántabras y es el mejor paso desde el Cantábrico a la meseta. Junto a esto, la forma de repoblación tras la conquista árabe avanzó desde el Cabrio y giró hacia Valpuesta.

    d) Hay poblaciones y diversos yacimientos Romanos en Las Merindades lo que refuerza la idea de que debe haber calzadas. Recordad que la sal de Salinas de Rosío tenía que comercializarse por algún camino. Y en este sentido, ¿cómo transportaban los productos durante la república y el imperio?
    El transporte por carretera se realizaba en carros de ruedas pesadas y sin amortiguación tirados por bueyes que avanzaban diariamente la distancia entre dos o quizás tres manssio.

     


    Bibliografía

    https://www.muyhistoria.es

    http://www.enciclonet.com/

    http://www.viasromanas.net/index.html

    http://www.viasromanas.net/pdf/00_Vias_romanas_en_Castilla_y_Leon.pdf

    http://www.viasromanas.net/pdf/27_Via_romana_Castro_Urdiales_a_Osma_de_Alava.pdf

    http://sietemerindades.blogspot.com/2013/02/de-verdad-hay-una-calzada-romana-en-las.html

     

     

    El punto y coma

    Publicado: mayo 14, 2018 en Escritura, Uncategorized
    Etiquetas:,

    PUNTO Y COMASigno de puntuación (;) que indica una pausa mayor que la marcada por la coma y menor que la señalada por el punto. Se escribe pegado a la palabra o el signo que lo precede, y separado por un espacio de la palabra o el signo que lo sigue. La primera palabra que sigue al punto y coma debe escribirse siempre con minúscula (la única excepción se da en obras de contenido lingüístico, en las que es práctica común separar con este signo de puntuación los diferentes ejemplos que se ofrecen, cada uno de los cuales, cuando se trata de enunciados independientes, comienza, como es natural, con mayúscula; de este uso excepcional y contrario a la norma que rige en la lengua general hay abundantes ejemplos en esta misma obra).


    ¿Es un signo prescindible?

    El punto y coma es, de todos los signos de puntuación, el que presenta un mayor grado de subjetividad en su empleo, pues, en muchos casos, es posible optar, en su lugar, por otro signo de puntuación, como el punto y seguido, los dos puntos o la coma; pero esto no significa que el punto y coma sea un signo prescindible.


    Usos
    • Para separar los elementos de una enumeración cuando se trata de expresiones complejas que incluyen comas:

    Cada grupo irá por un lado diferente: el primero, por la izquierda; el segundo, por la derecha; el tercero, de frente.

     

    Se dieron cita el presidente ejecutivo, Francisco Ruiz; el consejero delegado, Pedro García; el vocal, Antonio Sánchez; y el secretario general, Juan González.

    Cuando el último elemento de la relación va precedido por una conjunción, delante de esta puede usarse también la coma.

    • Para separar oraciones sintácticamente independientes entre las que existe una estrecha relación semántica:

    Era necesario que el hospital permaneciese abierto toda la noche;

    hubo que establecer turnos.

    Todo el mundo a casa; ya no hay nada más que hacer.

    En la mayor parte de estos casos, se podría utilizar el punto y seguido. La elección de uno u otro signo depende de la vinculación semántica que quien escribe considera que existe entre los enunciados. Si el vínculo se estima débil, se prefiere usar el punto y seguido; si se juzga más sólido, es conveniente optar por el punto y coma. También se podrían usar los dos puntos, puesto que casi siempre subyacen las mismas relaciones que expresan estos cuando conectan oraciones.

    • Se escribe punto y coma delante de conectores de sentido adversativo, concesivo o consecutivo, como pero, mas, aunque, sin embargo, por tanto, por consiguiente, etc., cuando las oraciones que encabezan tienen cierta longitud:

    Los jugadores se entrenaron intensamente durante todo el mes; sin embargo, los resultados no fueron los que el entrenador esperaba.

    Si el período encabezado por la conjunción es corto, se usa la coma; y si tiene una extensión considerable, es mejor utilizar el punto y seguido:

    Vendrá, pero tarde.

    Este año han sido muy escasos los días en que ha llovido desde que se sembraron los campos. Por consiguiente, lo esperable es que haya malas cosechas y que los agricultores se vean obligados a solicitar ayudas gubernamentales.

    • Se pone punto y coma detrás de cada uno de los elementos de una lista o relación cuando se escriben en líneas independientes y se inician con minúscula, salvo detrás del último, que se cierra con punto:

    Conjugaciones en español:

    verbos terminados en -ar (primera conjugación);

    verbos terminados en -er (segunda conjugación);

    verbos terminados en -ir (tercera conjugación).


    El plural del Punto y coma

    El plural del nombre punto y coma es invariable:

    Coloque las comas y los punto y coma que considere necesarios en los siguientes enunciados.

    No obstante, siempre puede recurrirse, para un plural inequívoco, a la anteposición del sustantivo signos:

    Aquel texto estaba plagado de signos de punto y coma.

    El Toro de Falaris

    Publicado: marzo 30, 2018 en Tortura, Uncategorized
    Etiquetas:, ,

    Quemar a seres humanos dentro de una efigie de un toro de bronce es una invención atribuida a Falaris (Phalaris) tirano de Agrakas (actual Agrigento, en Sicilia) que murió en el año 554 a. C. Los alaridos y los gritos de las víctimas salían por la boca del toro y parecía que la figura mugía.toro-de-falaris

    De todas formas no existen pruebas, al contrario, Falaris fue considerado por los escritores contemporáneos , un gobernante culto y justo. El «Toro de Falaris» estaba presente en numerosas salas de tortura del 1500-1700.1210952790_f


    BIBLIOGRAFÍA

    Museo de la Tortura. Santillana del Mar.

    Uryariel

    Publicado: marzo 23, 2018 en Mirdalirs, Uncategorized
    Etiquetas:, , ,

    Uryarieltfinal.jpg


    Tras la derrota de Cartago en la Primera Guerra Púnica, en el año 241 a.C., la República romana se lanzó al dominio naval del Mediterráneo. No obstante, su control de los mares distaba mucho de ser absoluto. Al este de Italia, el reino de los ilirios, gobernado por la tribu de los ardiaei, comenzaba a amenazar las rutas comerciales romanas sobre la totalidad del mar Adriático. Al frente de este reino se encontraba, desde 250 a.C., Agrón, rey de los ardiaei.1486834480925

    Bajo su liderazgo, Iliria amplió su dominio terrestre a costa de sus vecinos, sobre todo del reino de Épiro, al sur, así como mediante la conquista y el saqueo de ciudades costeras estratégicas como Faros, Apolonia o bien Epidamno. Sus dominios llegarían a abarcar de esta forma el territorio de la actual Albania y parte de los estados modernos de Croacia, Bosnia y Montenegro. Dado que el terreno del reino creado por Agrón era pobre y rocoso, su pueblo se dedicó de forma mayoritaria al sector naval, y, más concretamente, a la piratería, hasta conformar la flota más temida de todo el Adriático.


    Teuta, Reina de Iliria

    Sin embargo, en 231 a.C., en la cima de su gloria, Agrón moriría de forma imprevista tras conseguir una aplastante victoria sobre los Etolios. Según el historiador griego Polibio (II, 4, 6):

    «Después que regresó la armada, el rey Agrón escuchó de sus jefes la relación del combate, y alegre sobremanera de haber postrado a los etolios, gente la más feroz, se dio a la embriaguez y otras parecidas comilonas, de cuyas resultas le dio un dolor de costado, que en pocos días le llevó al sepulcro. Le sucedió en el reino su mujer Teuta, que descargó en parte el manejo de los negocios en la fe de sus confidentes. Utilizaba su talento según su sexo. Solamente atenta a la pasada victoria, y sin miramiento a las potencias extranjeras, dio licencia primero a sus corsarios para apresar cualquier buque que encontrasen, más tarde equipó una armada y envió un ejército en nada inferior al primero, permitiendo a sus jefes todo género de hostilidades».

    Como el heredero de Agrón, Pinnes, hijo de su primera esposa Triteuta, era todavía un niño al morir su padre, el reino ilirio de los ardiaei pasó a ser gobernado por su segunda esposa, Teuta, en calidad de reina regente. Teuta continuaría la política expansionista de su esposo con igual e, incluso, mayor éxito, entendiendo sus territorios desde Dalmacia, al norte del Vjöse, hasta el sur, con Sködra como capital, si bien la armada iliria estableció su base de operaciones en Shkodër, en la costa de Sarandë.Portada-Reina-Illiria
    No obstante, sus acciones, al contrario que con el rey Agrón, fueron descritas de forma negativa por Polibio, debido no tanto a su sexo, como a la falta de objetividad del historiador griego, favorable al expansionismo romano, con el que Teuta, y no Agrón, entró en conflicto. Según Polibio II, 4, 7-8:
    «La reina “confió la dirección del gobierno, al menos en buena parte, a sus amigos”, poseía la “cortedad natural de miras de una mujer”, y añadió que “con cálculo muy propio de mujeres, no veía otra cosa que no fueran sus éxitos más recientes, así que no podía darse cuenta de lo que estaba ocurriendo a su alrededor, ni tuvo en cuenta para nada los intereses extranjeros».

    La reina de los piratas Ilirios
    Polibio, II, 4, 9, también menciona que Teuta apoyó la práctica iliria de la piratería, saqueando a sus vecinos sin criterio y ordenando a sus generales a tratar a toda ciudad conquistada o barco capturado como enemigos. Sus operaciones se extendieron rápidamente hacia el sur, entre el Mar Jónico y las costas occidentales italianas, hasta otorgar a la armada iliria el práctico control del mar Adriático. Al parecer, las ciudades del sur de Italia y Sicilia, por su riqueza, fueron sus principales puntos de mira, si bien el hito más destacado de su reinado fue la conquista y saqueo de Fenice, la capital de Caonia y considerada, hasta ese momento, la ciudad más fuerte e inaccesible de Epiro.
    El evento infundiría «un terror y un pánico no pequeños a los habitantes de las costas griegas» (Polibio, II, 6, 7), que los propios epirotas, tras pagar un fuerte rescate por recuperar Fenice y tras acceder a que gran parte de sus habitantes fueran vendidos como esclavos por los ilirios, llegarían a enviar varias embajadas a la reina para establecer una alianza de colaboración con ella, en la que prometían ayudarla y socorrerla en todas las ocasiones que ella exigiera. Otros eventos destacables de su regencia serían los ataques y posterior conquista de Elea, Isa y Mesina, la expulsión de los comerciantes griegos de la costa de Iliria y el ataque constante a los navíos romanos que cruzaban el Adriático.
    Serían estas incursiones piratas las que acabarían obligando a los romanos a declararle la guerra a la reina Teuta. En un principio, el Senado romano obviaría las quejas contra los navíos de Iliria que los comerciantes que navegaban por el Adriático le iban presentando. Sin embargo, como el número de quejas tan solo aumentaba, y el asalto a los comerciantes italianos se convertía en algo endémico, el Senado se vio forzado a intervenir.

    El enfrentamiento con Roma – La vía diplomática
    En un primer momento se intentó hacer uso de una vía diplomática, enviando como emisarios a dos hermanos, Cayo y Lucio Coruncanio. Llegados a Sködra, en la actual Albania, y de acuerdo con las instrucciones recibidas, exigieron a la reina compensaciones por las perdidas, y el cese inmediato de las expediciones. Teuta según Polibio, II, 8, 7:
    «Les escuchó de modo desdeñoso y altanero».
    En respuesta les indicó que:
    «De nación a nación procuraría que los romanos no les sucediera nada injusto de parte de los ilirios, pero que, en lo que se refería a los ciudadanos particulares, no era legal que sus reyes impidieran a los ilirios sacar provecho del mar».
    Según las leyes ilirias, la piratería era una actividad legal en su país y que, por lo tanto, no podía interferir en su práctica y, mucho menos aún, impedirla. La respuesta de Lucio sería a un mismo tiempo jactanciosa e imprudente (Polibio, II, 8, 10):
    «Los romanos, oh Teuta, tienen la bella costumbre de castigar de forma pública los crímenes privados y de socorrer a víctimas de injusticia. De manera que, si un dios lo quiere, intentaremos rápida e inexorablemente obligarte a enderezar las normas relaes respecto a los ilirios».
    Como es lógico, la amenaza no gustó a la regente iliria. Según Polibio, ordenó dar muerte a Lucio y embarcar de inmediato al otro emisario con el cadáver de su hermano de regreso a Roma. Casio Dio por su parte menciona que, en efecto, un emisario fue asesinado, pero el otro, lejos de regresar, sería encarcelado. Roma, que muy posiblemente buscaba desde hacia tiempo una excusa para declarar la guerra a Iliria, aprovechó el incidente para iniciar la llamada Primera Guerra Ilírica en año 229 a.C., declarando que Teuta había violado la inmunidad diplomática, y no se había mostrado razonable en las negociaciones.B5Y3D00Z

    La primera guerra Iliria

    Los romanos se tomaron muy a mal lo que les había pasado a sus diplomáticos, así que se prepararon para la guerra. Y hay que decir que lo hicieron con gran presteza. En el año 229 a.C. enviaría una flota de 200 barcos y 20.000 hombres a poner fin al desafío de Teuta. La dirección de las fuerzas se confió a los cónsules de aquel año, quedando uno (Lucio Postumio Albino) al mando de las tropas terrestres y el otro (Cneo Fulvio Centumalo) al mando de la flota. Esta impresionante fuerza se presentó de improviso ante Corcira, gobernada por el anteriormente nombrado Demetrio, quien era además gobernador de la isla de Faros, mientras las principales fuerzas ilirias estaban ocupadas continuando sus ataques contra las ciudades costeras griegas.illyriamap1

    Demetrio no tardó en traicionar a su reina y rindió Corcira y Faros a los romanos, pasándose a ellos con armas y bagajes (aunque Dion Casio afirma que la rendición fue ordenada por la propia Teuta, a fin de conseguir una tregua temporal). La deserción de Demetrio hizo que muchos otros generales se rindieran también sin presentar batalla. Entre esos generales se encontraba el propio cuñado de Teuta (hermano del anterior rey Agrón) Escerdilaidas. Los romanos ocuparon fácilmente Epidamno, Isa y Apolonia, entre otros enclaves. Muchas otras ciudades enviaron delegaciones a los romanos aceptando su protectorado voluntariamente. Hay que decir que los ilirios, al ver aparecer a las tropas romanas, levantaban rápidamente el campamento y huían, lo que nos dice que sus tropas terrestres no estaban ni mucho menos a la altura de su flota. La victoria romana fue tan aplastante y con tan pocas bajas, que el cónsul Fulvio regresó a Roma con la mayoría de sus fuerzas y naves, dejando a Postumio sólo con 40 barcos y una legión, reclutada entre las ciudades conquistadas.

    La reina, con las fuerzas bastante mermadas, y golpeada por la deslealtad de sus generales, se vio obligada a rendirse en 227 a.C. Según Polibio (II,12,3) la reina Teuta :

    «Consistió en pagar cualquier tributo que la impusieran, ceder Iliria entera a excepción de muy pocos enclaves y, en lo que concernía a los griegos, se comprometió a no navegar más allá de Lissus -actual Alessio, en la desembocadura del río Drin- con más de dos naves desarmadas».


    El fin de la reina de los piratas Ilirios

    Solo una pequeña porción del antiguo reino ilirio de Agrón-en torno a la ciudad de Sködra-quedó en manos de su hijo Pinnes, si bien en calidad de protectorado romano, y bajo la regencia de Demetrio-quién recibía así el trono de Iliria en pago a su traición- mientras la mayor parte del mismo pasaba a convertirse en otro territorio de la República. Demetrio sin embargo no tardó en iniciar hostilidades contra Roma, y, tras nueve años de paz, dio inicio a la denominada Segunda Guerra Ilírica, en la que fue derrotado por Lucio Emilio Paulo. En cuanto a Teuta se desconoce su destino; las informaciones son bastante contradictorias: un retiro de algunas décadas, el matrimonio con el propio Demetrio, y el suicidio, desde una roca en Risan, en la bahía de Koto -la actual Montenegro-, son los finales que se le atribuyen a esta reina.Mbretëresha_Teuta_në_Muzeun_e_Shkodrës


    Albania: Teuta, su héroe nacional

    El misterio encierra los orígenes exactos de los actuales albaneses. La mayoría de historiadores de los Balcanes creen que el pueblo albanés es en gran parte descendiente de los antiguos ilirios, quienes, al igual que otros pueblos balcánicos, se subdividieron en tribus y clanes. El nombre de Albania se deriva del nombre de una tribu Iliria llamada Arber, o Arbereshë, y más tarde Albanoi, que vivía cerca de Durrës.

    Cuando surgió el nacionalismo en Albania no dudaron en erigir varias estatuas en su honor. Incluso, hay en la actualidad un club de fútbol albanés que lleva su nombre.Teuta-minimizada


    Bibliografía

    http://www.enciclonet.com

    http://losfuegosdevesta.blogspot.com.es/2016/03/la-reina-teuta-de-iliria-la-pirateria.html

    http://elhistoricon.blogspot.com.es/2017/04/teuta-la-reina-pirata.html

    https://www.imperivm.org/cont/textos/txt/polibio_hublrr_ti_lii.html

    http://www.viatorimperi.com/lugares/europa/albania

    http://cuadernosdehistoria.com/iliria-albania/